OpiniónOpinión Nacional

Eficiencia y eficacia: ¿cuestión de semántica?

Según una carta gerencial de  las muchísimas que se presentan en internet, se puede medir la eficiencia como la relación entre los recursos utilizados en un proyecto y los logros (objetivos) alcanzados.  Un ejemplo sencillo: una fábrica de automóviles manufactura o ensambla 100 automóviles al mes, si manufactura o ensambla 120 al mes, habrá aumentado la eficiencia. En Teoría Microeconómica hubiéramos expresado que aumentó la productividad. En este ejemplo, se hace un uso eficiente de un recurso que es el tiempo.  Con relación a la eficacia: la definen como el nivel de consecución de metas y objetivos.  Así, la diferencia consistiría en que la eficiencia  hace referencia a la mejor utilización de los recursos (insumos), mientras que la eficacia se exhíbe como la consecución del objetivo.

También, la acepción gerencial, nos advierte que se puede ser “eficientes” sin ser eficaces, y se puede ser eficaz sin ser eficiente.

Así, nos plantean otro ejemplo práctico: se tiene que construir una autopista en una semana tal como está previsto, y la construimos (fuimos eficaces) pero para construir la autopista, se utilizaron más recursos de lo normal, por lo tanto, no fuimos eficientes.  En economía diríamos la autopista costó más de lo previsto.

En el caso contrario, se emplearon un 10% menos de los recursos previstos para construir la autopista, pero no se consiguió   terminarla en una semana. Esto es, fuimos eficientes, pero no eficaces.

Lo ideal sería construir la autopista en una semana y emplear no más del 100% de los recursos previstos. En este caso seríamos tanto eficaces como eficientes.

En teoría microeconómica pura se habla también, de las economías de escala, existen economías de escala cuando a niveles mayores de producción descienden los costos unitarios. ¡Esto es, estamos siendo eficientes y eficaces, por todo el cañón!

También se habla de optimizar la producción cuando los costos marginales (adicionales) son iguales que los ingresos marginales (adicionales). Esto es, un restaurant, abre también los domingos cuando ha previsto que las ventas adicionales serán al menos iguales que sus costos adicionales.

En el Diccionario de la Real Academia de la Lengua (DRAE)  se dice que la “eficacia” es la capacidad de lograr el efecto que se desea o se espera. Mientras que la “eficiencia”, es la capacidad de disponer de alguien o de algo para conseguir un efecto determinado.  Mejor nos quedamos con la definición de “optimizar” del DRAE que nos dice que es la mejor manera de realizar una actividad.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba