OpiniónOpinión Nacional

El bochinche de la salvación nacional

Francisco de Miranda, hijo de isleños de clase media trabajadora, perdió el sentido de la Venezuela donde nació y creció deslumbrado por los alardes europeos, y regresó soñando libertades en el poder deslumbrante de los imperios para ahogarse en el bochinche de la nunca bien consolidada mezcla de razas que sólo tenían en común la dependencia de jefes absolutos.

Hoy Venezuela es el mismo bochinche pero con redes sociales, que no son mejoradoras de pensamiento sino difusoras de necedades, la grandeza de la tecnología facilitada al mestizaje de la frivolidad y la aversión a la responsabilidad y a la dura sobriedad del esfuerzo personal.

Los políticos que han fracasado permanentemente en realizar las libertades que proponen, ahora plantean como salida el acuerdo para que todos, menos el país, se salven del desastre. Surgen el diálogo y las negociaciones para apaciguar las conciencias remotas de europeos y estadounidenses que se han hecho grandes por sí mismos –aunque no ingenuamente- que se sentirán humanistas del deber cumplido ante sus electores y pagadores de impuestos si los bochincheros venezolanos dejan de llamarlos para pedir ayudas que no se dan gratis.

Castrochavistas y opositores venezolanos hablan entre sí de acuerdo a instrucciones remotas, mientras los ingenuos siguen muriéndose de hambre e incompetencia en medio de la tradicional incapacidad de construir solideces, disimulada por el eterno chiste, ese humor venezolano que no es más que una combinación de bochinche con pasividad.

Desarrollamos petróleo y béisbol que nos enseñaron los estadounidenses que trajeron eficiencia porque en petróleo la incompetencia estalla, quema y mata, y desarrollamos tiranías y decadencias porque nunca hemos logrado desembarazarnos del bochinche. Lo único malo es que ya no podemos decir, en olor de mayorías, “ta’ barato dame dos”.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba