OpiniónOpinión Nacional

El buen clima de Katowice

No fue un accidente que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) escogiera la ciudad de Katowice, Polonia, para celebrar la cumbre del clima (COP 24), destinada a definir una hoja de ruta o un cuerpo de reglas claras para la efectiva aplicación del Acuerdo de Paris (2015) sobre cambio climático. Katowice es una ciudad industrial de más de 2,75 millones de habitantes en la región de Silesia, donde se asienta su industria del carbón, el combustible fósil que más contribuye a la contaminación ambiental, el cambio climático y el calentamiento global.

Fueron dos semanas de duras negociaciones, empañadas por la decisión del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París; aunque, para satisfacción de todos, la delegación estadounidense firmó el consenso alcanzado el pasado 15 de diciembre, quedando fijadas las reglas técnicas para medir el cumplimiento del Acuerdo, el cual, como se recordará, estableció como meta que la temperatura del planeta no sea mayor a 2 grados centígrados (preferiblemente no más de 1,5 grados), a la existente antes de la industrialización en el siglo XIX.

En octubre de 2018, el panel científico de la ONU emitió un informe técnico preocupante conforme al cual las metas de reducción de emisiones tóxicas de efecto invernadero no se están cumpliendo, con aterradoras consecuencias para la humanidad en términos de mayores inundaciones, sequías, escasez de cultivos y alimentos, enfermedades o pérdida de vidas humanas, animales y especies vegetales y marítimas, incendios forestales, desaparición de islas y zonas costeras, etc. El informe concluye que para que se alcance la meta de temperatura prevista, las emisiones tóxicas de los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural), deben reducirse a la mitad en los próximos doce años (ya informes anteriores han señalado que con las tendencias actuales de las emisiones, de mantenerse, no se alcanzaría ninguna de las dos metas y la temperatura podría subir 3,7% en las próximas décadas, con repercusiones devastadoras para la vida humana, vegetal y animal y los ecosistemas del planeta).

Casi todos los 14.000 delegados de los 195 países representados estuvieron de acuerdo en aprobar el informe del panel científico de la ONU; pero cuatro tuvieron reservas: Arabia Saudí, Estados Unidos, Kuwait y Rusia, por sus vastos recursos de combustibles fosiles. Sin embargo, apelando a las bondades de la diplomacia, dichas reservas fueran levantadas y el acuerdo final expresó “apreciación y gratitud” por el informe técnico.

La diplomacia polaca se lució y se alcanzó un consenso suscrito por los 195 países miembros de la ONU, lo cual no es poca cosa en medio de las tensiones geopolíticas, económicas y comerciales que asedian al mundo por la exacerbación de ultranacionalismos inútiles y xenofobias excluyentes que sólo contribuyen a la desunión de las naciones ante los grandes retos del desarrollo sustentable del mundo.

@lxgrisanti

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar