El EditorialOpinión

El ejemplo comienza por casa

Dicen que El ejemplo  comienza  por casa. ¿Qué ejemplo le puede dar a un país quien se dice Primer Mandatario cuando eructa en plena cadena nacional y no ofrece ni una sola disculpa?

Ese momento tan vergonzoso es el resumen de la falta de valores y buenos modales que hoy inunda al país, producto de esta inmensa crisis que no se limita al ámbito político o económico, sino que llega hasta las raíces de nuestra sociedad y que es una de las cosas donde se debe poner mayor énfasis, perseguir la creación de conciencia, el respeto al prójimo, al ciudadano y a sus autoridades, para así para lograr el cambio que queremos.

Ese eructo es el resultado de una formación ética y moral paupérrima, de la descomposición social y del fracaso de las políticas educativas.

Ese eructo es el resumen de este desgobierno.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba