OpiniónOpinión Nacional

El enorme poder de la economía

En la tierra, no existe poder mayor que el de la economía. Por supuesto, con la excepción de Dios. La economía, es el común denominador que rige la conducta y el comportamiento, de países, que desean resolver sus múltiples problemas terrenales. La economía es el motivador principal, para planificar, organizar y desarrollar proyectos de inversión rentables, que permitan a los pueblos satisfacer sus múltiples necesidades básicas. La economia, es el motor que mueve las nuevas tecnologías necesarias para mejor confort que benefician a la humanidad. La economía promueve la construcción de las infraestructuras en: educación, viviendas, oficinas, deportes, las distracciones, el suministro de servicios básicos, los hospitales, las siembras y cosechas, los desarrollos habitacionales, la vialidad, el transporte, lasinfraestructuras de hotelería, las vestimentas, las medicinas, etc., etc.

Todas las ideologías políticas, existentes en la tierra, las cuales son el fundamento y base, para elegir los gobernantes de cada nación, deberían tener en cuenta, y conocer en profundidad, el poder de la economía; antes de ofrecer soluciones sociales, humanísticas, culturales y sistemas de vida, a los electores, cuando se trate de gobiernos democráticos, donde las libertades y estado de derecho son asumidas como parte de su sistema político. Los gobiernos democráticos del mundo, en una u otra forma, desarrollados o en vía de desarrollo, conocen del poder de la economía, para lograr los propósitos de un plan de gobierno, el cual supuestamente, es el de mejorar la calidad de vida de los habitantes de ese país. La razón de la utilización del sistema económico de libre mercado o capitalista, junto al sistema de gobierno democrático, es precisamente, la razón, para asegurarse de la viabilidad del programa de gobierno propuesto al pueblo.

No podría decirse lo mismo de las ideologías totalitarias socialistas, influenciadas por la ideología política del marxismo leninismo, cuyo propósito final es la instauración del comunismo. El solo hecho de proponer, que la economía del país, sea desarrollada totalmente por el Estado, o gobierno, obviando y desechando la participación de la empresa privada en el desarrollo económico de ese país, es un craso error. Pareciera ser, que los camaradas defensores del socialismo, dan prioridad a la conducción de los pueblos por el proletariado, dejando la importancia de la economía, al libre albedrio.  Ese precisamente, ha sido el eslabón histórico, que jamás han podido encontrar, para lograr éxito económico, en un sistema de gobierno socialista.

El muro de Berlín, no fue necesario derribarlo, puesto que se cayó solo, sin necesidad de violentarlo. Quizás, ese sea el ejemplo simbólico mas evidente, que ayude a entender al mundo, la inviabilidad del sistema económico socialista, imposibilitado de producir riquezas, que ayuden a las economías de estos países, que escogen el sistema de gobierno marxista leninista o comunista.  El derrumbe de la Unión Soviética, mejor conocida como la URSS, hecho ocurrido entre el 11 de marzo de 1990 y el 25 de diciembre de 1991, no fue una simple casualidad, se derrumbó debido a la inviabilidad económica de seguirse sosteniendo en pie, con tantas responsabilidades económicas adquiridas e imposibilidad real de satisfacerlas.

La dictadura socialista cubana, estuvo a punto de colapsar a finales del siglo XX. El triunfo de la revolución bolivariana, encabezado por Hugo Chávez, les salvo milagrosamente del derrumbe por razones estrictamente económicas. Todas las fortalezas económicas que una vez tuvieron, fueron dilapidadas, como consecuencia del mal manejo de su economía.

Con toda la bonanza económica sin precedentes que tuvo Venezuela, gracias a la inesperada subida de los precios del petróleo, en los inicios del gobierno chavista, esta, pudiera haber sido utilizada para impulsar a niveles soñados, la economía de Venezuela. Sucedió todo lo contrario, esos ingresos se dilapidaron, durante la primera década de ese gobierno venezolano, declarado socialista o marxista leninista. Cientos de proyectos quedaron engavetados, a pesar de que, a nombre de muchos de éstos, se cargaron enormes fortunas, sin ni siquiera colocar la primera piedra.

A la muerte de Chávez, ya se percibía, el destino económico incierto de Venezuela, nuestra tragedia, avanzaba aceleradamente al despeñadero. El cambio de gobierno con Nicolás Maduro como presidente, jurando su promesa al difunto presidente, avanzar a niveles superiores de la revolución, terminó de matar las esperanzas de una rectificación en la economía, que pudiera salvar a Venezuela del derrumbe económico al que se dirigía, guiada por los supuestos expertos en socialismo.

El derrumbe de la economía venezolana ha sido tan traumático y el chavismo fue tan torpe, que no pudieron impedir, que al menos PDVSA, se mantuviera en pie y operando. También la destrozaron, al punto de tener llamar a los rusos, para que operaran las refinerías, para poder producir algo de gasolinas para el consumo interno. Hoy día, PDVSA, esta por los suelos, sin posibilidades de recuperarla, mientras este régimen siga en el poder.

Son tan “boludos” los del régimen socialista, que acaban de publicar un vistoso y hermoso plan, presentado con miles de detalles, al estilo socialista, presumiblemente, orientado a recuperar a PDVSA. Solo tengo tres preguntas para hacerles, respecto a cómo harán la recuperación de PDVSA. 1. ¿Con qué personal? 2. Con qué dinero? 3. ¿En cuánto tiempo? Van a realizar tan complejo y costoso trabajo. En estos momentos, el poder de la economía toma su verdadera y extraordinaria importancia en Venezuela, puesto que, según mis pronósticos, es a través de la economía que este régimen colapsará.

Pudiera esgrimirse, la ayuda económica, que tanto China y Rusia pudieran aportar, para salvar a PDVSA. No bastante, visto el historial de la administración chavista durante 18 años, pienso que, tantos chinos como rusos están bien claros, del desastre administrativo que ha mostrado el régimen durante este tiempo, casis 2 décadas de pésima administración. Me pregunto: ¿Están estos gobiernos, dispuestos a arriesgar tanta inversión en un gobierno tan negligente e irresponsable?

Realidades.A) La situación económica de Cuba es critica y les cuesta sostenerse. B) La situación económica de Venezuela es desastrosa, imposibilitada de pagar su inmensa deuda, e impedida de ayudar a Cuba. C) Los países aliados están imposibilitados de ayudar a Cuba y a Venezuela. D) La recuperación de PDVSA por el régimen es un espejismo. E) La industrialización de Venezuela, nunca se ha logrado. F) La producción de petróleo continua inexorablemente a la baja.

Reflexión final.Los opositores al régimen, hemo intentado por años, sacar democrática a pacíficamente al régimen del poder. No ha sido posible hasta ahora. Se continua en la lucha con la misma idea. No obstante, las posibilidades del colapso espontaneo de las economías de Cuba y Venezuela, se están convirtiendo en una posibilidad real de que sucedan, más temprano que tarde.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar