OpiniónOpinión Nacional

¡El escudo o macizo guayanés!

A propósito del tratamiento del «Arco Minero del Orinoco» y el daño ecológico que pudiera ser irreversible para la humanidad, derivado o producto de la explotación minera inconsciente e ignorante, que se ha iniciado como audacia administrativa en Venezuela,en un intento por recuperar la economía fatalmente manejda por el «socialismo del siglo XXII», queremos exponer el complemento del tema que trataremos esta semana en nuestra cátedra de Derecho Ecológico en la Universidad Santa María, abordando el tema Nro. 8 «El Derecho Minero», que coadyuvamos con la «Problemática Ecológíca» analizada en el tema Nro 2, para entender lo que la Constitución define como «Estudio de Impacto Ambiental», que debiera ser la cartilla del guardia nacional, encargado de la guardería ambiental.

Ni mas ni menos, nos referiremos al bien mas preciado de Venezuela, el «Escudo o Macizo Guayanes» quien sufrirá los avatares de esta ignominia calificadacomo «ecocidio» en la nueva termonología penal ambiental que se desarrolla en las mas prestigiosas universidades modernas y actualizadas del mundo.

A propósito del tratamiento del «Arco Minero del Orinoco» y el daño ecológico que pudiera ser irreversible para la humanidad, derivado o producto de la explotación minera inconsciente e ignorante, que se ha iniciado como audacia administrativa en Venezuela,en un intento por recuperar la econmía fatalmente manejda por el «socialismo del siglo XXII»,queremos exponer el complemento del tema que trataremos esta semana en nuestra cátedra de Derecho Ecológico en la Universidad Santa María, abordando el tema Nro. 8 «El Derecho Minero», que coadyuvamos con la «Problemática Ecológíca» analizada en el tema Nro 2, para entender lo que la Constitución define como «Estudio de Impacto Ambiental», que debiera ser la cartilla del guardia nacional, encargado de la guardería ambiental.

A propósito del tratamiento del «Arco Minero del Orinoco» y el daño ecológico que pudiera ser irreversible para la humanidad, derivado o producto de la explotación minera inconsciente e ignorante, que se ha iniciado como audacia administrativa en Venezuela,en un intento por recuperar la econmía fatalmente manejda por el «socialismo del siglo XXII»,queremos exponer el complemento del tema que trataremos esta semana en nuestra cátedra de Derecho Ecológico en la Universidad Santa María, abordando el tema Nro. 8 «El Derecho Minero», que coadyuvamos con la «Problemática Ecológíca» analizada en el tema Nro 2, para entender lo que la Constitución define como «Estudio de Impacto Ambiental», que debiera ser la cartilla del guardia nacional, encargado de la guardería ambiental.

Ni mas ni menos, nos referiremos al bien mas preciado de Venezuela, el «Escudo o Macizo Guayanes» quien sufrirá los avatares de esta ignominia calificadacomo «ecocidio» en la nueva termonología penal ambiental que se desarrolla en las mas prestigiosas universidades modernas y actualizadas del mundo.

El Escudo Guayanés (Guiana Shield o Guiana Highlands en inglés) (Plateau des Guyanes o Bouclier guyanais en francés) (Hoogland van Guyana en neerlandés) (Planalto das Guianas o Escudo Guianês en portugués), conocido también como Escudo de las Guayanas, Macizo Guayanés o simplemente como Guayana, es una región geográfica ubicada al noreste de América del Sur.

Se trata de una formación geológica muy antigua, siendo una de las zonas más antiguas de la Tierra, que comprende las repúblicas de Guyana y Surinam, la GuayanaFrancesa, la región venezolana denominada Guayana venezolana (que incluye los estados venezolanos Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro, los estados brasileños de Amapá, antiguamente denominado Guayana Portuguesa, Roraima y territorio parcial de los estados de Pará y Amazonas, y el departamento colombiano del Guainía y partes del de Vichada, si bien en ocasiones se incluye también parte de los departamentos colombianos del Vaupés, Caquetá y Meta.

 Una de las peculiaridades geológicas de esta exclusiva zona, es que la única forma de relieve en toda la zona son los tepuyes, que son mesetas con características inigualables, entre las que destacan sus paredes verticales y sus cimas prácticamente planas, aunque hay varios tepuyes que no cumplen estas reglas.

En estas mesetas predominan las sabanas y los bosques en galería a lo largo de los ríos. Hacia el este, donde la altura es menor, se desarrollan selvas tropicales y manglares sobre las costas del Atlántico. En algunos sectores las rocas están cubiertas de sedimentos que contienen importantes depósitos de minerales, entre ellos el hierro y la bauxita, que se explotan con intensidad.

 Geológicamente constituyen restos de una cobertura sedimentaria formada por arenisca muy antigua que se superpone a una base de rocas ígneas (granito, principalmente) que es aún más antigua (casi 3.000 millones de años). Sobre sus cumbres habita una cantidad muy importante de especies endémicas muy específicas, tanto de vegetales como de animales.

El escudo guayanés es una de las regiones con mayor biodiversidad del mundo. La Guayana cuenta con más de 2200 especies de vertebrados. Está cubierto por la mayor masa forestal tropical inalterada del mundo y algunas de las especies vegetales son endémicas, categorizadas como “carnívoras”, que encuentran de este modo, una provisión de alimentos (insectos, principalmente) que son tan escasos en las cumbres.

Estas formaciones tienen una edad geológica que oscila entre 1.500 y 2.000 millones de años, lo que las convierte en unas de las formaciones más antiguas del planeta.

Los tepuyes más conocidos son: el Auyantepuy, de donde se desprende el Salto Ángel, El Roraima, El Kukenan y El Chimantá entre muchos otros. La Sierra de Rinocote, es una formación montañosa que abarca desde el monte Roraima, incluyendo las sierras de Supamo y Carapo. La Sierra se encuentra cubierta en parte por una densa selva propia del escudo guayanés.

Los límites del Escudo o Macizo Guayanés son: el río Orinoco al norte y al oeste, y la selva Amazónica al sur. Tiene una forma irregular y está constituido, desde el punto de vista geológico, por un macizo o escudo antiguo de la era precámbrica, con una cobertura sedimentaria también muy antigua, formada por areniscas y cuarcitas muy resistentes a la erosión. Esta cobertura sufrió un levantamiento y plegamiento casi desde el mismo momento de formación del planeta Tierra, lo cual ha originado unas mesetas muy elevadas y de pendientes verticales, denominadas tepuyes, un término de origen indígena de la lengua pemón, que significa montaña.

En Venezuela el Macizo Guayanés es conocido como la «Gran Sabana», con una superficie estimada de 425.000 Km2, constituido por conformaciones geológicas de estructura montañosa, integrada por planicies y elevaciones llamadas tepuyes, que distinguen y hacen pintoresca la región, donde las frecuentes y fuertes lluvias, los vientos y los ríos que nacen en la zona, han ido tallando el terreno para dar origen a un relieve abrupto e irregular o de tepuyes, por donde fluyen caudalosos cursos de agua que a menudo forman grandes cataratas y saltos, conformando la belleza escénica de una de las regiones naturales más bellas del mundo, en un ambiente de naturaleza virgen.

Uno de los tepuyes, el Auyan Tepuy, con una altitud de 2.450 m, se ha hecho excepcional, ya que desde su cima, a la altura de 1007 metros, deja caér la cascada ininterrumpida mas alta del mundo, llamada por los indígenas locales el Churun Merú, mejor conocido mundialmente como el Salto Ángel, la «Séptima Maravilla del mundo», en honor a su descubridor Jimmy Ángel, quien lo sobrevolo en 1937.

Es el centro principal del gran Parque Nacional «Canaima», el sexto más grande del mundo, con 30.000 km2 de extensión, conocido mundialmente por la obra insigne del gran novelista-político venezolano, Rómulo Gallegos, quien no amerita presentación. Y no podemos olvidar, que este territorio, llamado Guayana Venezolana, integra y es parte de la Amazonía, el más grande pulmón del mundo, declarado patrimonio universal.

La región de Guayana debe ser conocida por todos los venezolanos, pues no podemos pasar por alto que, ella representa el 49% del territorio nacional; posee el 100% de sus reservas en mineral de hierro, aluminio y acero, más del 60% del potencial hidroeléctrico del país, conjuntamente con el 80% del agua apta para el consumo humano, que se presenta en grandiosos ríos y saltos naturales, incrementando el potencial hidroeléctrico con el lago de Guri que sirve de fuente a la electrificación del Caroní (EDELCA).

Desde el punto de vista ecológico, que tratamos en la cátedra de “Derecho Ecológico” en la Universidad Santa María (Caracas-Venezuela), el ecosistema Guayana presenta la Zona Protectora Sur del país, con una fragilidad tan grande como la riqueza minera de su subsuelo, ubicada geológicamente dentro de los sedimentos de la formación Roraima.

Este ecosistema está conformado por el llamado “Escudo de Guayana”, el cual está constituido por rocas ígneas y metamórficas, pertenecientes a la Era Geológica del Precámbrico, donde la mayor parte de las intrusiones son del tipo granítico. Esta extensa región, constituye, aproximadamente, la mitad de la superficie de Venezuela.

¡En nuestra cátedra Derecho Ecológico queremos ayudar a evitar la tregedia!

@Enriqueprietos

CATEDRA DERECHO ECOLOGICO: www.venecologiaven.com

Resumen del libro «Venezuela, País Dorado del Caribe y la Amazonía»(Pronto en Amazon) https://amzn.to/3eqMPmR

Ni mas ni menos, nos referiremos al bien mas preciado de Venezuela, el «Escudo o Macizo Guayanes» quien sufrirá los avatares de esta ignominia calificadacomo «ecocidio» en la nueva termonología penal ambiental que se desarrolla en las mas prestigiosas universidades modernas y actualizadas del mundo.

El Escudo Guayanés (Guiana Shield o Guiana Highlands en inglés) (Plateau des Guyanes o Bouclier guyanais en francés) (Hoogland van Guyana en neerlandés) (Planalto das Guianas o Escudo Guianês en portugués), conocido también como Escudo de las Guayanas, Macizo Guayanés o simplemente como Guayana, es una región geográfica ubicada al noreste de América del Sur.

Se trata de una formación geológica muy antigua, siendo una de las zonas más antiguas de la Tierra, que comprende las repúblicas de Guyana y Surinam, la GuayanaFrancesa, la región venezolana denominada Guayana venezolana (que incluye los estados venezolanos Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro, los estados brasileños de Amapá, antiguamente denominado Guayana Portuguesa, Roraima y territorio parcial de los estados de Pará y Amazonas, y el departamento colombiano del Guainía y partes del de Vichada, si bien en ocasiones se incluye también parte de los departamentos colombianos del Vaupés, Caquetá y Meta.

 Una de las peculiaridades geológicas de esta exclusiva zona, es que la única forma de relieve en toda la zona son los tepuyes, que son mesetas con características inigualables, entre las que destacan sus paredes verticales y sus cimas prácticamente planas, aunque hay varios tepuyes que no cumplen estas reglas.

En estas mesetas predominan las sabanas y los bosques en galería a lo largo de los ríos. Hacia el este, donde la altura es menor, se desarrollan selvas tropicales y manglares sobre las costas del Atlántico. En algunos sectores las rocas están cubiertas de sedimentos que contienen importantes depósitos de minerales, entre ellos el hierro y la bauxita, que se explotan con intensidad.

 Geológicamente constituyen restos de una cobertura sedimentaria formada por arenisca muy antigua que se superpone a una base de rocas ígneas (granito, principalmente) que es aún más antigua (casi 3.000 millones de años). Sobre sus cumbres habita una cantidad muy importante de especies endémicas muy específicas, tanto de vegetales como de animales.

El escudo guayanés es una de las regiones con mayor biodiversidad del mundo. La Guayana cuenta con más de 2200 especies de vertebrados. Está cubierto por la mayor masa forestal tropical inalterada del mundo y algunas de las especies vegetales son endémicas, categorizadas como “carnívoras”, que encuentran de este modo, una provisión de alimentos (insectos, principalmente) que son tan escasos en las cumbres.

Estas formaciones tienen una edad geológica que oscila entre 1.500 y 2.000 millones de años, lo que las convierte en unas de las formaciones más antiguas del planeta.

Los tepuyes más conocidos son: el Auyantepuy, de donde se desprende el Salto Ángel, El Roraima, El Kukenan y El Chimantá entre muchos otros. La Sierra de Rinocote, es una formación montañosa que abarca desde el monte Roraima, incluyendo las sierras de Supamo y Carapo. La Sierra se encuentra cubierta en parte por una densa selva propia del escudo guayanés.

Los límites del Escudo o Macizo Guayanés son: el río Orinoco al norte y al oeste, y la selva Amazónica al sur. Tiene una forma irregular y está constituido, desde el punto de vista geológico, por un macizo o escudo antiguo de la era precámbrica, con una cobertura sedimentaria también muy antigua, formada por areniscas y cuarcitas muy resistentes a la erosión. Esta cobertura sufrió un levantamiento y plegamiento casi desde el mismo momento de formación del planeta Tierra, lo cual ha originado unas mesetas muy elevadas y de pendientes verticales, denominadas tepuyes, un término de origen indígena de la lengua pemón, que significa montaña.

En Venezuela el Macizo Guayanés es conocido como la «Gran Sabana», con una superficie estimada de 425.000 Km2, constituido por conformaciones geológicas de estructura montañosa, integrada por planicies y elevaciones llamadas tepuyes, que distinguen y hacen pintoresca la región, donde las frecuentes y fuertes lluvias, los vientos y los ríos que nacen en la zona, han ido tallando el terreno para dar origen a un relieve abrupto e irregular o de tepuyes, por donde fluyen caudalosos cursos de agua que a menudo forman grandes cataratas y saltos, conformando la belleza escénica de una de las regiones naturales más bellas del mundo, en un ambiente de naturaleza virgen.

Uno de los tepuyes, el Auyan Tepuy, con una altitud de 2.450 m, se ha hecho excepcional, ya que desde su cima, a la altura de 1007 metros, deja caér la cascada ininterrumpida mas alta del mundo, llamada por los indígenas locales el Churun Merú, mejor conocido mundialmente como el Salto Ángel, la «Séptima Maravilla del mundo», en honor a su descubridor Jimmy Ángel, quien lo sobrevolo en 1937.

Es el centro principal del gran Parque Nacional «Canaima», el sexto más grande del mundo, con 30.000 km2 de extensión, conocido mundialmente por la obra insigne del gran novelista-político venezolano, Rómulo Gallegos, quien no amerita presentación. Y no podemos olvidar, que este territorio, llamado Guayana Venezolana, integra y es parte de la Amazonía, el más grande pulmón del mundo, declarado patrimonio universal.

La región de Guayana debe ser conocida por todos los venezolanos, pues no podemos pasar por alto que, ella representa el 49% del territorio nacional; posee el 100% de sus reservas en mineral de hierro, aluminio y acero, más del 60% del potencial hidroeléctrico del país, conjuntamente con el 80% del agua apta para el consumo humano, que se presenta en grandiosos ríos y saltos naturales, incrementando el potencial hidroeléctrico con el lago de Guri que sirve de fuente a la electrificación del Caroní (EDELCA).

Desde el punto de vista ecológico, que tratamos en la cátedra de “Derecho Ecológico” en la Universidad Santa María (Caracas-Venezuela), el ecosistema Guayana presenta la Zona Protectora Sur del país, con una fragilidad tan grande como la riqueza minera de su subsuelo, ubicada geológicamente dentro de los sedimentos de la formación Roraima.

Este ecosistema está conformado por el llamado “Escudo de Guayana”, el cual está constituido por rocas ígneas y metamórficas, pertenecientes a la Era Geológica del Precámbrico, donde la mayor parte de las intrusiones son del tipo granítico. Esta extensa región, constituye, aproximadamente, la mitad de la superficie de Venezuela.

¡En nuestra cátedra Derecho Ecológico queremos ayudar a evitar la tregedia!

@Enriqueprietos

CATEDRA DERECHO ECOLOGICO: www.venecologiaven.com

Resumen del libro «Venezuela, País Dorado del Caribe y la Amazonía»(Pronto en Amazon) https://amzn.to/3eqMPmR

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar