OpiniónOpinión Nacional

El fracaso anunciado de la revolución cubana

A propósito del Editorial del día de hoy en Analítica, decidí escribir algo sobre el tema cubano, cuya asociación con Venezuela ha sido lo más catastrófico y destructor que le haya ocurrido a nuestra nación y ciudadanía. 

Cuando el líder revolucionario Fidel Castro y sus combatientes entraron victoriosos a la habana, luego de haber derrocado al dictador Fulgencio Batista, América y el mundo en general celebraron tal victoria con pasión, puesto que se estaba liberando al pueblo de Cuba de la gran humillación, al haberse convertido en un enorme casino, un gran prostíbulo, y en una nefasta mafia, que beneficiaban sobre todo a la delincuencia organizada Norteamérica que cometía sus crímenes en EEUU, y celebraba inescrupulosamente, sus andadas en esa paradisiaca bella isla.  Sin duda alguna, en ese entonces, Cuba era un gran antro de corrupción.

Cuando parte del mundo civilizado y democrático se enteró de las pretensiones de hegemonía y poder que ambicionaban Fidel Castro y sus revolucionarios, esa admiración fue convirtiéndose en reservas y expectativas sobre el futuro de Cuba, puesto que estos, al parecer tenían un proyecto político hegemónico sin develar, que nada tenía que ver con democracia, justicia libertades y progreso. 

Allá en las montañas cubanas de Sierra Maestra, reflexionaron y decidieron que lo mejor para Cuba era incorporarla al movimiento del marxismo leninismo mundial, apoyados por la URSS, bajo el liderazgo de Rusia, quién durante el inicio y desarrollo de la Guerra fría entre Occidente y Oriente habían decidido apostar al marxismo leninismo. Esa fue una decisión tomada por el liderazgo político de la revolución cubana, antes de entrar triunfantes a  la Habana.

Por supuesto, al declarar a Cuba marxista leninista, se iniciaba una nueva relación tortuosa entre Cuba y los EEUU, por cierto nada amistosa, que termina con el asesinato del presidente norteamericano John Kennedy, atribuida al también norteamericano Lee Harvey Oswald, supuestamente ordenada por Fidel Castro. Existen muchas versiones sobre la autoría responsable de este asesinato aun no clarificados, puesto que los archivos clasificados claves que lo develarían, permanecen aún como clasificados.

Convertida Cuba en un satélite político de la URSS, ésta, empieza a recibir apoyo económico y militar de Rusia, e inicia una política de captación de naciones africanas y latinoamericanas, para incorporarlas al  mundo del marxismo leninismo. Tales intervenciones fueron en: Argelia, Siria, Congo, Angola y Etiopía.

En América, el marxismo leninismo cubano, ha tenido intervenciones políticas, de adoctrinamiento, organizacionales  y de otras índole, en: Chile, Colombia, Bolivia, Nicaragua, Venezuela y en centro América. Cuba tuvo la osadía de permitir que Rusia, colocara misiles nucleares rusos en su territorio, apuntando hacia los EEUU, situación está que creó la crisis de los 13 días iniciada el 15 octubre de 1962 y concluida el 28 de ese mismo mes, en la cual el mundo estuvo a punto de envolverse en la 3ª guerra mundial.  Se dice que Cuba fue la nación fundadora del Foro de Sao Paulo, el cual agrupa a todos los partidos políticos de extrema izquierda de corte marxista leninista que actúan en  América latina.

Mientras la URSS y Rusia la financiaban, todo era felicidad y dicha para la dictadura de Cuba, hasta que llegó el día del colapso mundial de la URSS y de la caída del muro de Berlín, con el agravante para Cuba, de que Rusia asoma la oportunidad de convertirse al sistema económico capitalista y al sistema político de la democracia.  Tal situación deja a Cuba desprotegida por un largo periodo de tiempo, estando a punto de colapsar política y económicamente a finales del siglo XX pasado.

Hasta que milagrosa y repentinamente se le presenta a Cuba la gran solución de Venezuela, en la cual venían trabajando con el comunismo venezolano desde hacía varias décadas, e incluso dándole apoyo a las guerrillas venezolanas. Tales guerrillas participaron activas durante el primer gobierno de Carlos Andrés (1974 – 1979) y durante parte del primer periodo de gobierno de Rafael Caldera, (1979-1984),  quien finalmente las pacificó en 1979.  Con la aparición de Hugo Chávez, con su intento de golpe de estado fallido el 4 de febrero de 1992. La oportunidad que esperaba cuba había llegado.

Lo demás es historia. Cuba capitalizó tal suceso y utilizó a Hugo Chávez como marioneta y bastión político emergente y salvador para no desaparecer del mapa mundial como nación marxista leninista, puesto que la izquierda extrema venezolana le tendía la mano salvadora a su futura y agonizante economía.

Se ignora cuanta ayuda nefasta y de qué tipo, le dio la dictadura cubana a Hugo Chávez, en su campaña pre electoral, una vez que el presidente Rafael Caldera le permite, mediante un polémico y cuestionado e inesperado indulto a participar en las elecciones presidenciales de Venezuela en 1998.  Cuba ha disfrutado económica y políticamente esta victoria de Hugo Chávez, como nadie se hubiera imaginado. Todavía, algunos venezolanos nos preguntamos: ¿Qué hubiese sucedido en Venezuela y Cuba, de no darse tal indulto a Hugo Chávez? Cuba salió milagrosamente de la crisis que casi le obliga a declarase en quiebra y colapsar, y por supuesto, tener que suspender al marxismo leninismo, para resignarse a ser una nación más de la democracia americana. Esa quizás hubiese sido la salvación del pueblo de Cuba, puesto que peor no les puede haber ido con el comunismo y el marxismo leninismo, resultante en una catastrófica derrota desde el punto de vista de su economía estatista conocida políticamente como socialista.

Hoy el régimen comunista de Cuba está resteado a muerte con la narco dictadura de Nicolás Maduro, puesto que no tiene otra opción, que no sea la declinar en seguir siendo una nación marxista leninista, en el corazón de la democracia mundial como lo es América, lo cual sin duda alguna, sería un estrepitoso y enorme fracaso. En otras palabras, el destino de Cuba, depende del destino de Venezuela, única nación latinoamericana que la ha mantenido y sostenido económicamente durante 20 años y aún la sigue manteniendo.

Ciertamente, se desconoce el día, el mes y el año, que el régimen narco dictatorial de Nicolás Maduro, saldrá del poder y dará paso de nuevo a la democracia en Venezuela. Por eso la expresión más comúnmente utilizada por los opositores para precisar esa fecha, es la de: “eso será más temprano que tarde”. 

Tampoco se sabe con exactitud de qué manera se producirá esa salida del narco régimen: 1) ¿Inducida por una negociación? 2) ¿mediante un acto de persuasión de parte de los aliados del régimen? 3) ¿Por presión política, social y económica? 4) ¿Mediante un revocatorio presidencial?  5) ¿Por el uso de la fuerza de las armas?

Los países que apoyan a la narco dictadura chavista de Nicolás Maduro, se estarían aprovechando de la  situación política y diplomática de debilidad que vive hoy  día la nación de los EEUU, de la baja popularidad de su presidente, así como del bajo apoyo del partido demócrata de su país a éste. Otro factor negativo para una solución en Venezuela, sería el de la realización de elecciones e EEUU, para el próximo mes de noviembre del próximo año 2020. Si tales elecciones se realizan antes de que exista una solución final en Venezuela, se estima que dependiendo de los resultados, su impacto pudiera ser crucial para nuestra causa, retardando o acelerando nuestra suerte final. Por tal motivo, como venezolano, prefiero que nuestra suerte se decida antes de esa elección.  

Todos estos factores políticos y diplomáticos adversos anteriores entre otros más, los cuales mantienen a la Union Europea fragmentada en dos grupos. Los que apoyan a EEUU y a la oposición y otros que apoyan a la narco dictadura, y critican a los EEUU, pudieran estar frenando el desenlace de la usurpación del poder en Venezuela y la llegada de un nuevo gobierno democrático que ponga fin esta tragedia que vive hoy día Venezuela. 

Llegado ese día, de la liberación de Venezuela, sin duda alguna que la dictadura cubana tendría los días contados y es de esperarse que también sucumbiría, puesto que no habrá forma ni manera de resolver su problema económico, ni su insolvencia inmoral  y antidemocrática; puesto que su gallina de los huevos de oro, Venezuela, por razones obvias, ya no estaría dispuesta ni en condiciones de brindarles apoyo económico ni moral, puesto que preferiría recuperar su democracia perdida y le complacería  reencontrarse con el verdadero pueblo cubano, víctima inocente  por más 60 años de esa tiranía marxista leninista, conocida vulgarmente como comunismo. “Amanecerá y veremos”.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar