OpiniónOpinión Nacional

El Indo-Pacifico obliga a un cambio en la estrategia geopolítica de los EEUU

El acuerdo entre EE. UU., Reino Unido y Australia el cual lleva por nombre AUKUS, “estaría dirigida a garantizar la paz y la estabilidad en el Indo-Pacifico a largo plazo” manifestó el presidente de los EEUU. Esta alianza además incluiría ayudar a Canberra (Capital federal de Australia) adquirir submarinos de propulsión nuclear, a medida que crece la influencia de China en la región. Mientras John Scott Morrison primer ministro de Australia manifestó que los submarinos se construirían en Adelaida, en el estado de Australia Meridional, en estrecha cooperación con EEUU y Gran Bretana (US.UK and Australia Launch militari Alliance to China. The Times of India. 16 Septiembre 2021)

Uno de los problemas que presenta este proyecto, es que el mismo convertiría a Australia en el séptimo país del mundo en tener submarinos propulsados ​​por reactores nucleares. Esto según algunos observadores internacionales estaría violando el tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), por cuanto estaría estimulando indirectamente la proliferación de armas nucleares, para estos observadores internacionales, en el fondo de lo que trata es de poner a la marina australiana que actualmente funciona con diésel, a la par de la tecnología de la marina china que es actualmente la más grande del mundo. Otro de los detalles que destacan estos analistas, es que estos tres países (EEUU, Australia y el Reino Unido) tienen la intención de trabajar juntos en la guerra cibernética y en las capacidades de inteligencia artificial.

Esta alianza ha provocado los adjetivos mas duro diplomáticamente hablando, por parte de Francia, en tanto que la misma dio al traste con un contrato multimillonario de mas de 50.000 millones de euros que Francia tenia con Australia para adquirir submarinos nucleares, aun cuando Australia había señalado en el mes de Junio del 2021, que estaba buscando una salida al contrato firmado en 2016 con la empresa francesa DCNS (ahora conocida como Naval Group) para construir 12 submarinos Barracuda, que son submarinos de ataque nuclear.  

La pérdida del contrato arriba señalado, plantea grandes interrogantes sobre la situación financiera del constructor naval francés Naval Group, pues esta pérdida del contrato produciría importantes despidos en esta industria, a la vez que alimentara a la oposición de Emmanuel Macron, que quieren vínculos aún más estrechos con Rusia y una mayor distancia de la alianza transatlántica.

En privado, los franceses se han burlado del Reino Unido como un intruso en la nueva asociación trilateral, tratando desesperadamente de demostrar que tenía influencia diplomática global después del Brexit. (Jilted France cancels events over lost submarine deal. RYM MOMTAZ September 16, 2021).

La formación de Aukus se produce en un momento de crecientes tensiones, especialmente en el Mar de China Meridional y Taiwán. Es así como un nuevo libro sobre las últimas semanas de la administración de Donald Trump dijo que a fines de 2020 a Estados Unidos le preocupaba que China estuviera cada vez más convencida de que sería el objetivo de un ataque preventivo, pues según los periodistas del Washington Post Bob Woodward y Robert Costa, el presidente del estado mayor conjunto, el general Mark Milley, llamó a su homólogo chino, el general Li Zuocheng, dos veces para asegurarle que no ocurriría ningún ataque y que Milley personalmente lo haría, es decir, que el propio Milley advertiría si Trump emitirá tal orden.

Lo narrado por estos dos periodistas (Bob Woodward-Robert Costa) en su libro titulado “Peril” (Peligro) de mas de 6.000 paginas, le han valido un conjunto de calificativos por parte de los republicanos, es así como el  senador Marco Rubio lo llamó «traidor», mientras que el senador Rand Paul, también republicano, pidió un consejo de guerra inmediato y el ex presidente Donald Trump lo llamó idiota, débil e ineficaz. (Retired General: General Milley did his job.Mark Hertling. CNN, Septimbre 17-2021).

El General Mark Milley es el actual Jefe de Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos, es decir, es el militar activo de más alto rango de los EEUU. Es este el militar que contacto a su homologo chino, el General Li Zuocheng, en dos oportunidades, una antes del dia de las elecciones y otra dos días después, lo cual según obedeció al llamado “síndrome de trastorno de Trump”, el cual una vez derrotado incitó a su   ejército MAGA (acrónimo de Make American Great Again, lema del mandato de Trump) a la insurrección del 6 de enero. Se trata entonces de asegurarle a una potencia rival de los EEUU (China), que los Estados Unidos no tenía ninguna intenciones hostiles a pesar de cualquier acto nocivo que se le pudiera ocurrir a un Presidente desquiciado como Trump.

Probablemente el General Milley prorcionara mayores detalles cuando testifique a finales de este mes ante el Senado sobre la retirada defectuosa de Afganistán. Pero más allá de todo este “embrollo”, una cosa si esta clara, y es que Trump puso a los EEUU en un territorio inexplorado dada su inclinación, deleite incluso, en desobedecer las normas, la Constitución y el Estado de Derecho, es decir, el General Mark Milley tuvo motivos para temer lo que Trump podría hacer para intentar mantener el control del poder, organizar un golpe, ordenar un ataque, incluso un ataque nuclear. Por lo que no solamente los estaduinendeses, sino el mundo, deberían agradecer al General Milley la decisión que tomo de comunicarse con su homologo militar Chino el 8 de Enero 2021. (Jackie Calmes: Gen. Mark Milley deserves commendation in the face of Deranged Trump Syndrome. Jackie Calmes, Los Ángeles Times Sep 17, 2021)   

El acuerdo AUKUS (nueva alianza estratégica militar entre EEUU, Reino Unido y Australia) se inscribe en la disputa geopolítica entre Estados Unidos y China en el Indo- Pacífico, es decir, los mares de la Tierra, que comprende las aguas tropicales del océano Índico y el océano Pacífico. El Índico y el Pacífico son océanos complementarios, es decir, el tráfico marítimo que transita por el Estrecho de Malaca debe pasar primero por el Índico. El componente marítimo del proyecto OBOR  (Definido por Xi Jinping como “el proyecto del siglo”), el cual consiste en la construcción de infraestructuras que conecten a Europa, Asia y África. China requiere del Índico para su realización En cuanto a biodiversidad marina el Índico y el Pacífico forman una unidad. Pero la introducción de nuevas concepciones geográficas no depende tanto del marco geográfico subyacente como de los intereses geopolíticos. Y hoy en día esos intereses geopolíticos existen en el contexto de la rivalidad entre EEUU y China. (El Indo-Pacífico: lo que hay detrás del concepto.Emilio De Miguel Calabia  9/05/2018, elecano Real Intituto). He acá una de las razones del porque los Estados Unidos dirige su atención y energía geopolítica hacia este contexto geoestratégico.

Sin embargo Henry Kissinger en un artículo publicado por The Economist el 25 de Agosto 2021 manifestó lo siguiente: “La toma de TALIBÁN de Afganistán centra la preocupación inmediata en la salida de decenas de miles de estadounidenses, aliados y afganos varados por todo el país. Su rescate debe ser nuestra prioridad urgente. La preocupación más fundamental, sin embargo, es cómo Estados Unidos se vio obligado a retirarse en una decisión tomada sin mucha advertencia o consulta con los aliados o las personas más directamente involucradas en 20 años de sacrificio (…) Ningún movimiento alternativo de Estados Unidos hacia otra zona de importancia global haría superar la catástrofe en Afganistán y el daño en la confianza de los aliados” (Henry Kissinger on why America failed In Afghanistan. The Economist 25 de Agosto 2021).  Uno de los objetivos de esta decisión de los Estados Unidos es concluir el “pivoteo hacia Asia” iniciado por Barack Obama, que intenta contener el ascenso de China, pues este acuerdo trilateral (EEUU, Reino Unido y Australia) no es mas que un acuerdo de seguridad frente a China.

El acuerdo surge como un “alerta” a Pekín, días después de una llamada telefónica de Joe Biden a Xi Jinping, sugiriendo realizar una cumbre cara a cara con el presidente chino, sin obtener una respuesta de Xi, lo que llevó a que algunas autoridades estadounidenses concluyan que Pekín sigue el juego duro con Washington. Biden propuso a Xi realizar la cumbre como un esfuerzo para romper el impasse en las relaciones Estados Unidos-China, pero varias personas informadas sobre la llamada dijeron que el líder chino no aceptó la oferta, y en lugar de eso, insistió en que Washington adopte un tono menos estridente en relación a Pekín’, mientras que en Julio, el nuevo portaaviones del Reino Unido, el Queen Elizabeth, llegó al Mar de China Meridional, el punto focal de las tensiones entre Estados Unidos y China, lo que provocó denuncias desde Beijing. El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, dio la bienvenida al despliegue en ese momento, pero se preguntó «¿hay áreas en las que el Reino Unido puede ser más útil en otras partes del mundo?». Esta decisión de los Estados Unidos marca un inmenso giro en su estrategia geopolítica, algunos críticos del acuerdo advierten que el mismo sienta un precedente peligroso para que los países exploten algunas lagunas del TNP (tratado de No Proliferación Nuclear), por cuanto el tratado permite a los países que no poseen armas nucleares a construir submarinos de propulsión nuclear y eliminar el material fisionable que necesitan para los reactores submarinos del arsenal supervisado por el organismo.

James Acton, copresidente del programa de política nuclear de Carnegie Endowment for International Peace (Fondo Carnegie para la Paz Internacional), es un think tank creado en 1910 por el filántropo y empresario Andrew Carnegie, manifestó lo siguiente: “Mi preocupación no es que Australia haga un mal uso del material nuclear que les damos y use el vacío legal para construir armas nucleares, Mi preocupación es que se siente un precedente terrible donde otros países podrían abusar. Irán es el ejemplo obvio aquí. Nos volveríamos locos si Irán eliminara el material nuclear de las salvaguardias” (US, UK and Australia forge military alliance to counter China. Julian Borger in Washington and Dan Sabbagh. The Gurdian, 16 Sep. 2021) 

El presidente Joe Biden dijo ante la reciente Asamblea de la ONU lo siguiente: “Mientras estoy aquí hoy, por primera vez en 20 años, EEUU no está en guerra. Hemos pasado la página. Toda la fuerza, la energía, el compromiso, la voluntad y los recursos incomparables de nuestra nación están ahora enfocados totalmente y directamente en lo que tenemos por delante, no en lo que quedaba atrás”. Mientras el Presidente Biden pronunciaba estas palabras en la Asamblea de ONU, Xi Jinping le respondía desde Beijing en un discurso pregrabado, en los siguientes términos: “El éxito de un país no tiene por qué significar el fracaso de otro país. El mundo es lo suficientemente grande como para dar cabida al desarrollo y progreso común de todos los países. La intervención militar desde el exterior y la llamada transformación democrática no implican más que daño” (Biden promises end to ‘relentless war’ and start of ‘relentless diplomacy’ Julian Borger. The Guardian 21 Sep 2021)

Ante este cambio de estrategia geopolítica de los EEUU, valdría la pena escuchar a John E. Hyten, vicepresidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos y a Harry Harris exjefe del Comando del Pacífico de EEUU, quienes han manifestado lo siguiente al  Global Times. “Nuestro objetivo debe ser nunca ir a la guerra con China, nunca ir a la guerra con Rusia. Porque ese día es un día horrible para los Estados Unidos, porque sería un día horrible para nuestros países” (John E. Hyten)

“Es muy importante que hagamos todo lo posible para evitar una escalada y una guerra abierta con China” (Harry Harris)

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba