OpiniónOpinión Nacional

El parto de los montes

Siempre, toda acción generada por el intelecto humano, merece una crítica que pueda reconocer la magnitud de lo realizado. Dicho reconocimiento debe abordarse desde la perspectiva de la verdad. Y como toda realización humana trasciende por espacios delimitados por el interés empeñado en la cimentación de la misma, entonces queda de parte de la crítica exaltar la intención implícita o supuesta.

Este exordio cabe a propósito de referir lo que habrá significado el acontecimiento protagonizado por el Sistema Nacional de Orquestas, nacido como programa social adscrito a la Fundación Musical Simón Bolívar de Venezuela. 

Fundada en 1975, bajo la batuta del trujillano, Dr. José Antonio Abreu, con la venia del gobierno de Carlos Andrés Pérez, buscó “(…) sistematizar la instrucción y práctica colectiva e individual de la música”. Para conseguirlo, comenzó a formar orquestas sinfónicas y coros infantiles y juveniles en todo el país. A través de ello, sería posible imprimirle a la muchachada venezolana razones que consolidaran una organización social y de desarrollo humanístico que adquiriera la fuerza humana para fundamentar y promover valores académico- musicales nacionales. Y en efecto, los resultados se hicieron ver pronto.

Sin embargo, la mano invisible del régimen venezolano aposentado en el poder luego de 1999, se embarcó en darle forma tangible a una aventura musical cuya producción y ejecución ha sido objeto de críticas que dan cuenta de lo que quiso fraguarse. Y que terminó convirtiéndose en un absurdo de marca mayor. 

La disertación en pautas

Así que en aras de ordenar la crítica o análisis fundamentado en la ecuanimidad que permite la hermenéutica, la disertación seguirá una secuencia que permita al lector encajar algunas conjeturas traídas a colación con las realidades que configuraron el evento.

1. Podría justificarse que el régimen haya ordenado la consumación del acto musical logrado el sábado 13-N. El mismo, pensado a manera de hacerle ver al mundo que Venezuela cuenta con un universo de valores musicales capaz de resaltar la pedagogía y educación musical como un paradigma apto para transformar el perfil de un país en tantos sentidos constructivos como sea posible. 

2. A modo de refutación, vale decir que el régimen confundió la táctica implicada del evento, con la estrategia y el objetivo final asumido. La simbología utilizada a fin de lograr el Récord Guinness (record mundial) con la presencia activa de doce mil músicos, presumió identificar la motivación política que inspiró la realización del acto. Esto fue la apología de una grosera confusión que todo ello causó. Pero en beneficio de la gestión dictatorial del régimen a fin de borrar alguna de sus gruesas manchas. Y en perjuicio de la Misión sobre la cual se pivota, en teoría, el trabajo social-educativo en curso del Sistema Nacional de Orquestas. 

Fue así que tan solapada pretensión, terminó viéndose como una obscena orden que comprometió la movilización de varios miles de músicos venezolanos provenientes de todos los rincones. Puntos y lugares donde el Sistema de Orquestas tenga alguna representación funcional. Pero además, todo evidenció una incipiente logística. Deficientemente organizada e insuficientemente establecida.

3. El repertorio que siguió el concierto de la gran orquesta, organizada con el fin publicitado, fue abierto con la ejecución de la heroica Marcha Eslava. Esta obra musical escrita por el afamado compositor ruso del período del Renacimiento, Pyotr Ilyich Tchaikosvsky, tuvo una motivación sociopolítica. El autor se inspiró en la defensa del honor de su patria la cual asumió el riesgo de entrar en una confrontación bélica contra Turquía. Sin embargo, detrás de ello, la Marcha no dejó de constituirse en un mensaje de protesta contra la tiranía regentada por los zares rusos quienes en su absolutismo, imponían múltiples arbitrariedades y extravagancias. 

Cabe citar que con dicha obra musical, el régimen venezolano pretendió expresar su furor de cara al ambiente tenso que acusa sus relaciones con los Estados Unidos. Sólo que en el contexto de la represión que vive Venezuela, deberá reconocerse que al régimen “el tiro le salió por la culata”. 

Tan resuelta Marcha,  que abrió el concierto brindado por la que se denominó la “orquesta más grandedel mundo”, sufrió una suerte de inversión de lo que la inspiración del autor refiere. 

4. En tal crítico momento, dada la emergencia humanitaria que tiene sofocado al país, al régimen se le ocurrió tan ilusa decisión. Haber convocado la reunión de doce mil jóvenes músicos venezolanos, en los predios de una recinto militar cuyo honor lo derritió la gestión política de una régimen acusado de delitos de toda índole y solicitados sus funcionarios (de alto vuelo) por la justicia internacional, no fue una decisión tan atinada como se hizo ver. 

Todo consistió en una costosa maniobra con el único propósito de reposicionar (oxigenar) al régimen en el mercado geopolítico internacional. Un régimen bastante alicaído por causa de los exabruptos generados por su bandidaje. Asimismo, por la excedida represión aplicada para callar los reclamos de libertad y derechos humanos.

5. El concierto brindado por el Sistema de Orquestas, si bien regocijó el oído musical de tantos venezolanos cuyo amor por la música constituye una fortaleza intelectual y emocional, no pudo hacer que tantos venezolanos olvidaran las penas, dolores y angustias que la gestión tiránica del régimen ha provocado cada vez que sus cabecillas se antojan de algo. Tampoco, logró que muchos relegaran el pesar causado por la emigración de millones de venezolanos que buscaron refugio, esperanzas y horizontes en otros países.

De igual manera, la hermosa sonoridad musical generada por tan copioso número de talentosos ejecutantes filarmónicos, no pudo hacer que otros millones de venezolanos dejaran de pensar en los problemas que ha hurgado el hambre, la pobreza, enfermedades y las crisis de servicios públicos que arremeten diariamente sobre asfixiantes necesidades de hombres y mujeres de toda edad.

6. Antes que récords, Venezuela necesita libertad, justicia, urbanidad, ciudadanía y honestidad. Así que de récords es mejor no insistir, pues en esta Venezuela depauperada se tienen casi todos (de pobreza crítica, de corrupción, de opacidad gubernamental, de daños ecológicos, de convertir la moneda a la nada, de hacer magia para reducir un país valorado a un país depreciado, entre otros). Sólo falta la certificación de la Organización Guinness que de seguro los otorgaría. 

Estos no son tiempos para validar las capacidades y fortalezas de Venezuela, pues las tiene todas. Ahora es momento de continuar haciendo notar ante el mundo, las críticas condiciones a las que redujo el régimen al país luego de distinguirse por ser un país rico en posibilidades y oportunidades para despegar hacia el desarrollo para el cual se trabajó y se estudió durante seguidas décadas del siglo XX. 

De manera que tanta vileza disfrazada de intenciones político-sociales para saciar el antojo de un “récord” que haría ver la Venezuela que no existe, la Venezuela extraviada a consecuencia de la soberbia e impunidad de funcionarios civiles, policiales y militares manchados de sangre, no debe aplaudirse.

A manera de epílogo

Todo lo arriba expuesto a lo largo de esta disertación, basó su análisis en la frase que la intituló. Con ello, quiso decirse que de algo que pudo ser expresión de una Venezuela grandiosa, sólo se obtuvo un resultado que dejó ver las cárcavas sobre las cuales el régimen pretende erigir sus epopeyas. Es así como sus decisiones terminan poniendo al descubierto el resentimiento, odio y egocentrismo que lo caracteriza. Por eso se tituló tal como lo prefigura su realidad: el parto de los montes.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba