OpiniónOpinión Nacional

El peligro ideológico…

El tema ideológico es sumamente complejo, sobre todo en una nación que irresponsablemente ha descuidado su educación, lo que ha permitido que las ideologías sean usadas como anzuelos, como cartillas de menú donde solo se mencionan los nombres de los platos, no sus ingredientes ¡Cuidado! un proceso de ideologización es arduo y complejo, considerando que cuyo principal objetivo es la visión crítica del mundo, sin desconocer axiomáticamente o por simple descarte aquello que no se comparte, más aún, lo que no se comparte es estudiado con igual o mayor rigurosidad que aquello con lo que se está de acuerdo. Entonces, el tema ideológico en Venezuela jamás ha tenido una existencia real, en su lugar han existido y existen interesados procesos de adoctrinamiento que, a diferencia de un proceso de ideologización, solo vende, inculca y promociona aspectos muy específicos de determinada ideología, aspectos que solo benefician a los promotores de las “ideologías”, en nuestro caso, a los gobernantes de turno, no debemos olvidar que constitucionalmente el Estado a través de sus instituciones es quien ejerce la función rectora de la educación, así como la función rectora de la información en los distintos medios de comunicación. No pretendemos señalar que las ideologías políticas son esencialmente malas, pretendemos inferir que más allá del hecho abstracto de las ideologías, cuya medición se realiza en planos principalmente subjetivos, existen realidades palpables mucho más importantes como la calidad de los servicios públicos o el funcionamiento de la economía nacional, siendo en definitiva lo que impacta en la calidad de vida de la población. Es importante acotar que la economía no responde a ideologías, sino a la correcta conducción de la mano de políticas cónsonas con las potencialidades y debilidades de cada nación. El tema educativo es primordial, es el responsable de la grandeza o de las calamidades de las naciones, permitir que el sistema educativo, a través de sus escuelas, liceos y universidades, sean instrumentos de ideologización o adoctrinamiento es un garrafal error, una perturbación histórica que genera graves secuelas, todas negativas. El proceso educativo debe ser amplio, correspondido a todas las corrientes del pensamiento humano, debe ser capaz de brindar a sus usuarios una visión dilatada, extensa del mundo, de la historia propia y la historia universal, sobre todo en los primero años de vida de los educandos hasta la adolescencia, donde se forman los valores, los principios, la personalidad. La educación formal debe formar hombres y mujeres con conocimientos suficientes que posteriormente les permitan definir el constructo de todas sus creencias en lo político, en lo religioso, en lo social, entre otros, la diversidad del conocimiento, aparte de ser una necesidad insustituible, es un derecho humano. Cuando se ideologiza o se adoctrina a un niño se está decidiendo su vida por él, algo inmoral desde todo punto de vista. Lo propio ocurre cuando se utilizan o manipulan a las clases sociales en condición de precariedad, de pobreza, aprovecharse de sus necesidades para adoctrinarles para posteriormente extraer provecho electoral es doblemente inmoral.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba