OpiniónOpinión Nacional

El pesebre de Primitivo Cedeño

El término pesebre significa un “recipiente grande y alargado donde come el ganado doméstico”; pero en la tradición religiosa del mundo Occidental, se hace referencia a la representación del nacimiento de Jesucristo, el cual en época navideña los valores de la religión católica le han dado un sentido descriptivo de lo que es el sentimiento navideño, partiendo del nacimiento en Belén, de Jesucristo,  mostrándose en el rigor de los espacios públicos donde la simbología de quienes obraron con fe y entrega en la construcción del mundo civilizatorio de los seres humanos, tienen su lugar ganado, fungiendo de referente en el amor y sacrificio humano por una vida mejor.

El pesebre en el estado Portuguesa, Venezuela, que este año se diseñó (de la mano de Miguel Ocanto y Freddy Castillo), se construyó (con el apoyo del Instituto de Cultura del estado Portuguesa y la Secretaría de Despacho de la Gobernación, a través de sus Fundaciones, CEMO y AMU) y se ha colocado como producto de la imagen de Primitivo Cedeño, Gobernador del estado Portuguesa, en los espacios del Palacio de Gobierno local, mostrándose desde pequeñas figuras que representan a cada uno de los personajes y elementos que, según la tradición cristiana, forman parte de la escena en que se encuadra el nacimiento de Jesús, como el niño Jesús, la virgen María, José, los tres reyes magos, la estrella de Belén, la mula y el buey y otros animales, como ovejas y cabras.    

El Niño Jesús, en este diseño, es el personaje central, y representa el Hijo de Dios y Redentor de la humanidad, es el que trae la luz al mundo; la Virgen María, simboliza la fidelidad, la pureza y el amor, en el caso de Portuguesa, está representada por la Virgen de Coromoto, que es a quien se identifica como imagen inmaculada que se le apareciera al aborigen Coromoto en 1651; San José, aparece representando la fortaleza y la obediencia; los Reyes magos, Gaspar, Baltasar y Melchor: simbolizan la sabiduría, llevándole obsequios a Jesús y son los que revelan la naturaleza divina de Jesús; la estrella de Belén, la cual simboliza la fe y la esperanza que guía la vida de los cristianos; y el diseño de los templos religiosos y las estatuas que fungen de ícono de norte a sur en la geografía del estado Portuguesa que abarca catorce municipios, siendo la ciudad de Guanare el centro de todos los poderes públicos.

En un sentido puntual, el pesebre de la Gobernación del estafo Portuguesa, en el contexto actual de la Venezuela bolivariana, independiente y trabajadora, es un diseño que busca propiciar en los espectadores la intimidad con Dios; la orientación del Gobernador Primitivo Cedeño fue mantener una relación más cercana con la esperanza de la gente, mostrando el valor de los actos caritativos, la solidaridad, la simbología de paz de las iglesias y la intencionalidad de rememorar y no dejar atrás lo bonito de aquel momento en la historia de la humanidad cuando nació Jesucristo.

Es eso la navidad en la Portuguesa que viene a consolidar un “Compromiso contigo”, después de haber transitado por el valor de la visión de potencia social que con mucha certeza orientó el exgobernador Rafael Calles en su momento; la navidad en Portuguesa  es costumbre, creencias, fe, es unión, amor; este pesebre institucional convoca a la unión familiar, reuniendo, a pesar de las dificultades, las situaciones del país, de una familia o cualquier cantidad de vivencias, donde la paz y alegrías sean las consignas.

El pesebre de Primitivo constituye su visión de la sociedad en tres momentos: el acercamiento a la natividad del niño Jesús para crear consciencia de temeridad y respeto a Dios; la enseñanza del trabajo en equipo para lograr cualquier objetivo a través de la dedicación y entrega permanente; y el compromiso con el pueblo de que los servicios públicos serán priorizados, así como la motivación e incentivo al trabajo emprendedor y solidario.

Solamente hay un camino para alcanzar el progreso y bienestar colectivo de manera continua y permanente y es con el trabajo, la responsabilidad y dedicación, partiendo de esta premisa, es posible conquistar a plenitud todos los buenos deseos en estos días de navidad y año nuevo.

La propuesta del pesebre nos viene de San Francisco de Asís, quien hizo hacer un pesebre para revivir lo que la Biblia dice que sucede y sucedió la noche de Navidad y todos los días previos, es precisamente para recordar que se necesita tener muy claro que cada día el hombre y la mujer bautizados buscan al Señor en el corazón. San Agustín decía: “…tarde te amé hermosura siempre antigua y siempre nueva; donde se buscaba a Dios fuera, en las fiestas, en el ruido, en el exterior y resulta que a Dios se le encuentra es en el interior y ese es el verdadero sentido de celebrar una Navidad donde descubramos que Dios sigue presente en nuestra vida y que está ayudando a fortalecernos y a seguir adelante en las dificultades y también en las alegrías…”

Este ha sido el interés y la intencionalidad de un pesebre que se recordará como el número uno de Primitivo Cedeño en los tantos años que le tocará Gobernar a Portuguesa.

[email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba