OpiniónOpinión Internacional

El poder entre iguales: La mujer en la Política

El principio de la igualdad de género es una causa que moviliza a un millar de mujeres en el mundo y este mes se hace más visible por la celebración del día de la mujer el 8 de marzo. Las concurridas marchas, las declaraciones de celebrities abogando por nuestros derechos y la idea que tenemos de nosotras mismas y de nuestra participación en la sociedad, nos pueden hacer creer que las mujeres estamos accediendo más al poder y que se están disipando las dificultades.

Sin embargo, aunque se ha demostrado que las mujeres estamos siendo muy importantes en los cambios políticos actuales, hay algunos retos en las diferentes etapas de la vida política que de no resolverse la búsqueda de la equidad será un objetivo inconcluso:

En la postulación a cargos políticos:  Muchos estudios indican que las mujeres suelen presentarse con menos frecuencia con los hombres a cargos de elección popular. Según Unicef en Estados Unidos es 50% más frecuente que los hombrees averigüen cómo registrar sus nombres en las listas electorales en comparación con las mujeres y temo que esto se replica en otras partes del mundo. En las últimas elecciones ecuatorianas la consultora Natali Becerra, afirmaba que para la lista de asambleístas las mujeres sólo representaban cerca del 27% y los hombres el 77%.

La doble carga de responsabilidades, en casa y en el trabajo, deja menos tiempo y energía para dedicarse a al ámbito público. De igual modo las logias de socialización política alrededor de las noches de bar, tabaco y conversaciones cerradas, excluyen a las mujeres de las redes sociales necesarias para hacerse un espacio en los ecosistemas políticos.

En la conquista de la opinión pública:  Ganarse el respeto y la credibilidad es más complicado para una mujer. Salvo en Tailandia, la mayoría de las regiones del mundo consideran que un hombre es mejor político sólo por ser hombre. De igual modo, los liderazgos femeninos suelen tener atención de los medios por las razones equivocadas, lo que conlleva a muchas personalidades a racionalizar su exposición mediática o a masculinizar su imagen. Una máxima de la comunicación política es buscar los mayores vasos comunicantes con la ciudadanía para hacerles llegar tu idea de sociedad y convencerlos que te apoyen a concretarla. El ruido alrededor de los liderazgos femeninos hace mella en este necesario aspecto de la vida política

En la permanencia en la política:  Aunque no hay estudios que puedan avalar esta información, la hostilidad de los votantes y la violencia política son factores de peso que alejan a la mujer de las arenas electorales y a la deserción de la gestión gubernamental.

Numerosas lideresas locales afirman que luego de entregar numerosos bienes públicos a sus comunidades, éstas se manifestaban insatisfechas y además descontentas con su trabajo. De igual manera,  los ataques a las mujeres en el proceso electoral, como el atentado que sufrió la presidente de la AN en Ecuador o el asesinato a Benazir Bhutto o acciones más leves como los  insultos y ataques como el que propinó el ahora presidente Trump  a su contendiente en la campaña, desalientan a las muchas  mujeres recurrir  a las elecciones.

 

Sin duda en este siglo las mujeres tenemos más derechos y más participación política que antes, hasta hace pocos años en muchos países era impensable imaginarse a las mujeres votar, hoy muchas llevan el liderazgo de países y de regiones. Sin embargo, hoy estas mujeres han tenido que enfrentar grandes retos para llegar a ser las líderes que son. Con ello no quiero decir que el camino al poder es sencillo solo que debe tener las mismas piedras con las que se cruzan los colegas masculinos.

Para lograrlo, hay algunos retos que debemos abordar, algunos sutiles como las logias informales alrededor de las plataformas políticas y algunas más estructurales como la distribución de las cargas de responsabilidades en la familia. Ser consciente de ellos y trabajar para superarlos hará posible que mañana nuestras sociedades no solo celebren que podemos votar, sino que tengamos más posibilidades de ser votadas.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba