OpiniónOpinión Nacional

El silencio de la oscuridad

Para muchas personas la oscuridad es sinónimo  de terror o tristeza  pero para otros la oscuridad es momento de crear y viajar con la imaginación a sitios nunca antes vistos.

En la literatura  el silencio y la oscuridad han sido por décadas instrumentos de interés literario y filosófico, que se han  plasmado en libros y documentales dándole un significado  dentro del ser humano como el caso de la escritora española Carmen Orellana quien escribió ¨Ante el Silencio y la Oscuridad¨ maravillosa obra literaria que habla sobre  Jacobo Orellana Garrido, quien es protagonista de este relato y  contribuyó de manera destacada  con su trabajo y sacrificio  para que su  país España pudiera salir del analfabetismo en el que se encontraba más de la mitad de su población.

ANTE EL SILENCIO Y LA OSCURIDAD  habla sobre el silencio de los sordos y la oscuridad de los ciegos, una vida de sacrificio y valor, ayudando a los que habían silenciado y luchando contra aquellos que habían llenado el mundo de oscuridad.

Lamentablemente en Venezuela  vivimos ante el silencio y la oscuridad, silencio  que con maniobras y amedrentamientos mantienen callada la voz de un pueblo que suplica  desde lo más profundo  de su alma ¨ LIBERTAD¨.

Esta terrible oscuridad que nos cubre y no nos permite ver la realidad  del mundo, tan solo  permite   que  quienes tienen el control veamos una realidad que no existe, esto  es  lo que a dirigido durante mas de 20 años a Venezuela, arrastrándola al abismo donde lamentablemente nos encontramos.

 Entre, los vicios, las mafias, el enriquecimiento desproporcionado de algunos, la indolencia, la represión y la indiferencia ante tanta calamidad  que padecen millones de venezolanos que manteniéndose ciegos y sordos   ante tanta injusticia permiten que EL SILENCIO Y LA OSCURIDAD  siga controlando nuestras vidas.

En una sociedad comunista existen estafadores del positivismo, creyentes de todo tipo promueven una vida eterna y feliz.

El  Estado detiene o apalea al inconforme, y en este contexto aparecen demagogos recitando el texto de los Derechos Humanos.

Derechos que se ven vulnerados en todos los ámbitos de la sociedad.

Para un gobierno autoritario y dictador si no estas de su lado te conviertes en enemigo, no hay un espacio para tolerar el vacío y mucho menos para la contemplación: si no cumples ciertas reglas impuestas por ellos  te califican como un traidor y apátrida. Este control  lleva a las sociedades a un cansancio y agotamiento que destruye toda humanidad.

La represión y la desinformación  como dispositivo disciplinador de la sociedad es otro de los  mecanismos o instrumentos de disciplinamiento y control social desplegados por los gobiernos anti-democráticos . Con la pretensión  de generar actitudes de conformidad o consenso entre diversos sectores de la sociedad  o de  frenar la aparición de resistencias sociales y políticas al régimen.

Este control sobre la sociedad  se  ha convertido en un  cómodo escape de una realidad cruel, que no queremos afrontar y que tapamos en busca de una falsa autosatisfacción. Situación que  abre distintos interrogantes. ¿Qué pasa cuando los sentidos “fundamentales” quedan anulados? ¿Es posible el lenguaje de la libertad? Más aún: ¿es posible el pensamiento abstracto?.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba