OpiniónOpinión Nacional

El soberano es el pueblo

En una democracia el único soberano es el pueblo y por eso es él quien elige a quien quiere que lo gobierne. En una autocracia el soberano es el autócrata y por eso es él quien nombra a los titulares de los diferentes poderes públicos. Cuando la autocracia quiere esconder su verdadera naturaleza utiliza las elecciones y a través de un árbitro designado por el propio autócrata obtiene la mayoría de que carece simulando así que en el país funciona la democracia como sistema político. Colosal engaño. Tenemos 16 años en esto. Ya basta. Sinceremos esta situación.

Este año corresponde celebrar elecciones parlamentarias  para tener una nueva Asamblea Nacional. El derrumbe de este régimen lo revelan las encuestas más serias: el 80% lo rechaza y solamente el 20% le sigue apoyando. La primera cifra tiende a subir y la segunda a bajar. El regreso a una verdadera democracia pasa porque se pueda conocer la voluntad   de la mayoría de los venezolanos y que una vez que sea conocida se respete. Y como lo hacemos?

Dos vías tenemos para conocer lo que quiere la mayoría de nuestro pueblo y ambas están autorizadas por la Constitución. La primera son las elecciones lo que exige un árbitro imparcial dispuesto a reconocer y publicar la voluntad expresada por la mayoría de los ciudadanos y la segunda, si esa voluntad no fuera reconocida por el árbitro, entonces los mismos que la expresaron en las urnas al sentirse burlados se van a las calles a expresarla a través de una millonaria protesta de todos aquellos que se sienten burlados como soberanos que son.

El ejercicio de la democracia durante cuatro décadas seguidas creó en los venezolanos una cultura democrática que exige vivir en libertad y el respeto a sus derechos humanos. Quince años de aristocracia no borran cuarenta de democracia porque el respeto a la dignidad humana prevalecerá siempre sobre la conciencia del colectivo y esto explica la fuerte caída de popularidad que amenaza al régimen y lo tiene paralizado. Esta situación se hace aún más difícil mantenerla cuando se utiliza una propaganda falsa para ocultar la realidad. Las letras PP se manejan para esconder la voluntad secuestrada al Soberano pueblo. Ahora todo es PP cuando lo cierto es que al pueblo le ha sido secuestrada su soberanía y prevalece la voluntad única del autócrata quien se la apropió. No hay poderes públicos autónomos pues han pasado a ser todos SECRETARÍAS del autócrata que les da órdenes violando la Constitución si fuera necesario. Los medios de comunicación están todos al servicio del autócrata para llevarle su mensaje al pueblo. Entre el control de las Instituciones y los medios la voluntad soberana del pueblo no tiene como expresarse. Esto no puede continuar así. La cultura del pueblo venezolano quiere regresar a una verdadera democracia.

——————

Profesor de Instituciones Políticas de la U.C.A.B.
Correo: [email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba