OpiniónOpinión Nacional

El tapaboca mediático

Carlos Canache Mata

Los totalitarismos fascistas y comunistas tienen muchas características comunes. Se han señalado la pretensión de imponer una ideología oficial, la existencia de un solo partido o neutralización de los partidos no oficiales, control monopólico de las armas, implementación de mecanismos de terror físico o psicológico, control y centralización de la economía, y control de los medios de comunicación (síndrome de Friedrich). El totalitarismo fascista fue derrotado en la Segunda Guerra Mundial; quedó vivo el totalitarismo comunista, prestigiado por su participación en la victoria y con una ampliada esfera de influencia en la Europa del Este.

El 5 de marzo de 1946, en la ciudad estadounidense de Fulton y con la presencia del presidente Harry  Truman, Winston Churchill pronunció un discurso en el que advertía: “Desde Stettin en el Báltico hasta Trieste en el Adriático, un Telón de Acero ha descendido a través del continente” y apuntaba que “tras esa línea se encontraban todas las capitales de los antiguos países de Europa del Este”. Es la conocida, por el uso común y la historia, como la “cortina de hierro”. En efecto, Stalin mantuvo un implacable y tenebroso régimen policíaco, gulag incluido, prolongó las condenas de los presos de los años treinta, y cualquier nueva oposición era impedida con severos controles de la libertad de expresión.

A propósito de la reseña anterior y de que el 27 de junio pasado se celebró el día del periodista, quiero destacar, en el perfil totalitario de la dictadura existente en Venezuela, su decisión de suprimir las formas democráticas y ahogar las libertades de información y de expresión. El conocido y reconocido periodista e investigador Marcelino Bisbal ha declarado: “El gobierno ha ido creando mecanismos para que no se informe lo que sucede, que no se diga hacia dónde nos ha conducido este proceso político. Es un gobierno que busca coartar la crítica y mantenerse en el poder”. Y en una crónica señala y describe seis momentos, que de seguidas paso a glosar, de “las distintas prácticas censoras que ha establecido el poder instaurado desde hace ya casi veinte años”.

En un primer momento, “los medios y los periodistas (son) vistos como enemigos de la revolución y como actores políticos a los que hay que combatir”. En un segundo momento, se altera el régimen comunicativo, aparece la hegemonía comunicacional y “el gobierno inicia el diseño y conformación de una estructura de medios sin precedentes en el país ni en América Latina, gubernamentalizada y puesta al servicio de la revolución bolivariana y del desarrollo e implantación del socialismo del siglo XXI”. En un tercer momento, se aprueba un nuevo marco jurídico (Ley de responsabilidad social en radio y televisión o Ley Resorte, reforma del Código Orgánico Procesal Penal, etc) y “se inician procesos judiciales-administrativos a medios y periodistas, cierre de Radio Caracas Televisión y de otros medios de radio y televisión”. En un cuarto momento, “algunos medios cambian de propiedad” y “se retiran de la parrilla de programación televisiva medios internacionales”. En un quinto momento, “comienza la operación de ahogar a los principales diarios del país a través del control de las divisas requeridas para la obtención del papel y de otros insumos para la impresión”, lo que origina que  “muchos diarios salen de circulación y otros suprimen su edición impresa  para buscar refugio en el espacio digital”. En un sexto y último momento, surgió “la necesidad de regular las redes sociales y de poner filtros de navegación para controlar esa información que circula por la red”. Cada día vemos los bloqueos del acceso a varios portales de Internet en esta “guerra electrónica” desatada por el régimen dictatorial.

No nos ha caído un “telón de acero”, pero sí un fuerte y rígido tapaboca mediático.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba