OpiniónOpinión Nacional

El tareco

Del ár. hisp. taráyik, y este del ár. clás. tarā’ik ‘cosas abandonadas’.

  1. coloq. Can., CubayUr. trebejo (‖ utensilio).

DRAE

Una vez más sostengo que en Salamanca estoy aprendiendo a conocer más a Cuba, repito: no la cacareada Isla de la Felicidad que nuestro Comandante Eterno y Supremo – a troche y moche – nos vendió como ideal hacia el cual tender, y que, para infelicidad de la sufrida y acongojada Venezuela bolivariana, es el modelo político y económico – represivo en esencia – que siguen nuestros hablachentos e ineficientes gobernantes de comiquita.

Lo que para los venezolanos es un perol, un coroto, una vaina, para los cubanos es un tareco; expresión que usan para designar cualquier cosa u objeto de la vida cotidiana. Pero, resulta y ocurre que, en el fracasado Socialismo del siglo XXI, también los venezolanos-  siguiendo una vez más el ejemplo del Padre y del tío de la Patria chavista -, tenemos nuestro TARECO revolucionario.

Se corresponde totalmente con la definición del DRAE, es una cosa abandonada, de la que desertaron las nociones de justicia y libertad, la otrora defensa de los derechos humanos que antes defendía a ultranza y ahora parece que ni le van ni le vienen. Indiferente nuestro tareco bolivariano voltea la cara, se hace el desentendido, el eso no es conmigo, el zapatea pa’ otro lado; la vista la tiene gorda: no hay video que lo conmueva ni foto que lo perturbe. Como el rollizo y mariposon Designado duerme bien y a sus anchas, y es posible que en su tiempo libre también baile, dance como un derviche, dando vueltas y vueltas hasta perder la conciencia que –  a lo mejor le remuerde – de vez en cuando.

Para el tareco poeta, vaya este poema de otro poeta revolucionario, de Mario Benedetti:

(Seré curioso)
En una exacta
foto del diario
señor ministro
del imposible
vi en pleno gozo
y en plena euforia
y en plena risa
su rostro simple
seré curioso
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe
de su ventana
se ve la playa
pero se ignoran
los cantegriles
tienen sus hijos
ojos de mando
pero otros tienen
mirada triste
aquí en la calle
suceden cosas
que ni siquiera
pueden decirse
los estudiantes
y los obreros
ponen los puntos
sobre las íes
por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe
usté conoce
mejor que nadie
la ley amarga
de estos países
ustedes duros
con nuestra gente
por qué con otros
son tan serviles
cómo traicionan
el patrimonio
mientras el gringo
nos cobra el triple
cómo traicionan
usté y los otros
los adulones
y los seniles
por eso digo
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe
aquí en la calle
sus guardias matan
y los que mueren
son gente humilde
y los que quedan
llorando de rabia
seguro piensan
en el desquite
allá en la celda
sus hombres hacen
sufrir al hombre
y eso no sirve
después de todo
usté es el palo
mayor de un barco
que se va a pique
seré curioso
señor ministro
de qué se ríe
de qué se ríe.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba