OpiniónOpinión Nacional

En Venezuela hay sólo tres caminos para llegar a un destino único

Es deprimente y desesperanzador cuando se le trata de encontrar una interpretación racional para analizar y entender la terrible situación que exhibe la problemática mundial. No hay región, país o rincón del mundo que no esté sufriendo situaciones adversas, pero, además, que no esté sujeta a algún tipo de amenaza. 

Comenzando por lo que registran  los cambios climáticos, como consecuencia del obvio calentamiento global, y que se le  atribuye a la depredación ambiental, el siguiente escenario es el de la destrucción, de la contaminación, teniendo como responsable ausente en el enjuiciamiento a la inconsciencia del ser humano. Inconcebible. Tanto como el  agravamiento, aún más y permanentemente en la situación, del desproporcionado posicionamiento  del crimen internacional organizado. Sí, de ese mismo que  contamina y pervierte las sociedades del mundo a todo nivel, sin sonrojarse cuando lo que se aprecia con inocultable evidencia, es la priorización de las ansias por el control del poder como de la abundancia de dinero, por sobre la moral, los principios y el amor al prójimo que debería regir la razón.

Este desquiciamiento  generalizado tiene a los países del mundo al borde de una tercera guerra mundial. Bastaría con comenzar el juicio general a partir de las ansias desenfrenadas y expansionistas de Rusia, y de hacerlo a partir de su decisión de invadir a Ucrania como puerta de Europa. ¿Consecuencia?: una reacción en cadena en el ámbito del mundo democrático occidental, que ahora se ha visto obligado a  prestarle ayuda con pertrechos y armamentos de alta tecnología, logrando hacer posible  que el invasor ruso retroceda en su pretensión de dominio a la brava. ¿Y qué ha hecho Rusia en repuesta a la ayuda a Ucrania?. Desde luego,  cortado el suministro de gas y de petróleo a Europa y  logrando afectar la economía mundial. Además de propiciar una escalada inflacionaria, como una sensible escasez de combustible, como de  encarecimiento del mismo, para concluir con la inevitable generación de grandes daños económicos  a nivel poblacional.

Venezuela fue un productor importante de petróleo y gas. Tiene enormes cantidades de reservas que anuncia con ser una de las más grandes del mundo. Sin embargo, como consecuencia de la desidia, impericia  y corrupción del régimen, sus autoridades han destruido lo que fue una de las más eficientes industrias petroleras del mundo, además de soporte económico del país.  Sin embargo, a pesar de eso, Venezuela aún sigue siendo un país que es  calificado como eslabón importante en el rompecabezas mundial. Y eso es posible  por tener una importante y estratégica posición geográfica, como de  poseer enormes reservas de hidrocarburos, agua y otros tipos de minerales valiosos, todo lo cual, en conjunto, ubica al país en el ojo del huracán o interés de las grandes potencias mundiales.

USA y Europa no pueden darse el lujo de perder al que fue durante muchos años su más seguro proveedor de petróleo y de gas. Para tal fin, hay que lograr rescatar al país de la tiranía predominante  y de regresarlo al club de los países democráticos y respetuosos de la ley. Ya son 23 años que cumplen los venezolanos, luchando infructuosamente contra una dictadura. ¿Y qué hacer?. 

El juicio general con el que hoy se plantean opciones potencialmente vencedoras, indican que hoy se presentan tres posibles caminos para lograr la victoria. 1-Un estallido social causado por hambre, miseria y reprensión, y para  ponerle fin al régimen, 2- Asumir el camino democrático e ir a elecciones, y, en primarias o consenso, escoger al candidato  de la oposición que pueda concurrir a un proceso electoral y 3- Luego de escoger el candidato «UNICO», que cuente con la credibilidad y respaldo de la gran mayoría del pueblo ya harto de sufrir o huir del país, arriesgar la vida en los caminos fronterizos de la muerte, y, con el respaldo de la enorme mayoría, un triunfo electoral seguro, para dedicarse armoniosamente a rescatar y a reconstruir la tristemente destruida nación venezolana.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba