OpiniónOpinión Nacional

Endemia CASTCHAV99: 21 años destruyendo a Venezuela

El coronavirus originado en Wuhan, China hace al menos 8 meses, se ha propagado por el planeta hasta conformar dimensiones de pandemia, habiendo causado más de medio millón de muertes y obligado a establecer una cuarentena en la mayoría de los países del orbe, con sus negativas consecuencias, sobre todo en la economía de cada nación y de cada familia, pues en simultáneo deben paralizarse las actividades de la mayor parte de las empresas productivas, para mantener a la gente en sus casas, mientras gradualmente aumenta el gasto para atender a los contagiados, incluso improvisando hospitales en estructuras diseñadas para otros usos, con el problema añadido de la insuficiencia; de camas en salas normales y en salas de terapia intensiva, mascarillas, respiradores, personal médico y paramédico, e insuficiencia de espacio en las morgues, de ataúdes y de fosas individuales, debiendo enterrar en los casos extremos a las numerosas víctimas en fosas comunes, sin siquiera ritual de despedida.

El COVID19 ha sido más dañino en España, Italia, Inglaterra, Estados Unidos, Brasil, pero en esos países las situaciones previas estaban dentro de los parámetros regulares y pronto hallaron las respuestas correctas, reorganizaron los recursos para enfrentar la emergencia y ser solidarios con los contagiados y con los sectores más vulnerables, lo que incluyó el reparto gratuito y sin proselitismo de alimentos, en ciertos puntos de las ciudades y a domicilio. Sectores público y privado unidos en ese valioso objetivo, sin protagonismos políticos ni comerciales, en la mayoría de los países.

Pero en Venezuela ya la situación era grave antes de iniciarse la pandemia del COVID19; Su economía destruida por los sistemáticos ataques a la empresa privada, arbitrarias expropiaciones que desembocan en el mal manejo, el desvalijamiento, el aumento de la Nómina para enchufar a conmilitantes, las fallas  consecuentes en la producción y la productividad, la quiebra y cierre de muchas empresas, otras producen poco y a pérdida, dando como resultado una escasez general y un encarecimiento de precios, que se une a la irresponsable y constante devaluación de la moneda, a la cual han quitado ocho ceros y aun así la inflación alcanzó niveles de hiperinflación (que requiere 50% de inflación mensual por un año) y nuestro bolívar perdió su alto poder adquisitivo de antaño. Un dólar hoy cuesta 235.000 “bolívares soberanos” (sobreelano los llamo yo), el salario mínimo está en BsS 800.000, menos de $4, la pensión de retiro en BsS 400.000 menos de $2. Un kilo de carne o pescado vale BsS 900.000, el kilo de harina de maíz, azúcar o arroz supera los BsS 200.000, un litro de aceite de soya BsS 400.000. Para los profesionales universitarios en Nómina de empresa o institución pública, los salarios van de 5 a 25  dólares mensuales. Haga el lector que vive en otros países, el sencillo ejercicio mental de realizar un mercado básico con esos ingresos y esos precios (* ver enlace).

Pero no es sólo en alimentos donde imperan la escasez y la hiperinflación, también en las medicinas, el gas y la gasolina, con el agregado del matraqueo por parte de quienes distribuyen y venden esos rubros, los inescrupulosos empleados o funcionarios que exigen un arbitrario pago extra para saltarse la cola y para recibir el producto. El sistema de generación y distribución de electricidad no fue mantenido con eficiencia ni se hicieron las inversiones para ampliarlo en correspondencia con el aumento de la demanda (tanto de hogares y población, como de empresas), lo que resultó en el gradual incremento de las fallas y apagones a nivel nacional, desde el 2010. Los dineros para mantener y ampliar el sistema se “extraviaron” en las complicadas y muy revolucionarias redes de la corrupción sucialistadelsiglo21, con dolarducto directo a La Habana, el Moscú del neoestalinismo remanente. El clímax de esta insólita e inevitable negligencia llegó el jueves 7 de marzo del 2019, con un colapso de todo el sistema eléctrico a escala nacional, hasta el lunes 11, y desde entonces cortan el servicio por sectores y por varias horas cada día, en todas y cada una de las ciudades y pueblos de Venezuela (aunque ya no montan la parodia explicativa que culpó a Trump del ataque con rayos electromagnéticos a las líneas de alta tensión que desde la Central hidroeléctrica de Guri, en Guayana, envía el grueso de la energía al país).

La intervención de inspiración marxistoide del régimen castrochavista en la economía ha sido tan nociva que llevaron a la quiebra a PDVSA, que figuró entre las 5 primeras empresas petroleras del mundo y producía 3.2 millones de barriles diarios de crudo, buena parte del cual era refinado en Amuay, Cardón y Jose, obteniendo el grueso de los ingresos del país con el crudo que exportaba, mientras satisfacía toda la demanda interna de combustibles y lubricantes. También arruinaron las empresas de Matanzas, donde industrializaban el hierro, el aluminio, dieron puerta franca a la más salvaje y contaminante explotación minera en Guayana, donde destruyen el ambiente extrayendo oro, coltan y  diamantes.  Bandas armadas criollas que compiten con el ELN colombiano y los militares venezolanos por el monopolio del Arco Minero, sin genuina supervisión y con participación de chinos, rusos e iraníes (a quienes también les proveen parte del uranio que requieren para lograr su amenazante poder nuclear).

Similar modus operandi aplicaron en todas las empresas que okuparon con la prepotencia de las armas, que en lugar de utilizarse para defender a la nación de peligros externos, han sido usadas para perpetrar sus insensatas “expropiaciones” y para apoyar la gradual invasión de los parásitos cubanos, que manejan los cuarteles, la emisión de cédulas y pasaportes, Registros y Notarías, el control social mediante la propaganda, la desinformación, la represión y la tortura, además de participar en muchas “triangulaciones” que son negocios turbios de compras en el exterior con sobreprecios y comisiones para los insaciables vampiros castristas. Agroisleña, Éxito, Café Madrid, los ferries que comunicaban con la isla de Margarita, DIANCA (Diques y Astilleros Nacionales C.A.), el CC Sambil de La Candelaria, las  fincas y centrales azucareros que han invadido, empresas de pañales, de juguetes, todo lo que tocan recibe el efecto Sadim, de Midas al revés, y en lugar de convertirlo en oro lo vuelven mierda. El cemento merece mención especial, un producto que se conseguía hasta en las bodegas, y durante décadas costó Bs 5 el saco de 42.5 kgs, ahora es difícil de hallar y su costo va de 7.5 a 14 dólares el saco, dependiendo de las agallas del que lo ofrezca. Por supuesto, en todo este desastre resalta la intervención del partido militar (eufemística y erróneamente llamado “Fuerzas Armadas Bolivarianas”, porque a falta de épica decente propia, secuestraron la épica del Libertador, a quien insultan cada vez que en su nombre cometen un crimen, una barbaridad, un robo, un exceso, una arbitrariedad, una ridiculez o cursilería, a todo lo cual son muy proclives y con preocupante frecuencia). Si añadimos el narcotráfico, el contrabando de alimentos y combustibles como exportación ilegal, el refugio y la patente de corso a las FARC, el ELN, y Hezbolá, en partes del territorio venezolano, el cuadro es desolador.

EEUU, Japón, SurCorea, son cuantitativa y cualitativamente los mayores productores de vehículos del mundo, España, Francia e Italia producen excelentes quesos y vinos, Bolivia estaño, Chile cobre, Colombia café. Sería absurdamente vergonzoso que por malas decisiones de sus gobernantes, cada uno de esos países dejara de sobresalir a escala mundial por haber reducido a un sexto su producción del rubro en el que destaca. Y más inverosímil sería que interpretaran como un glorioso triunfo la llegada a EEUU, Japón o SurCorea de unos pocos vehículos producidos en África, de quesos y vinos argentinos a España, Francia e Italia, de estaño importado a Bolivia, de cobre importado a Chile, de café importado a Colombia. El narcorégimen que mantiene secuestrada a Venezuela, deterioró tanto las instalaciones de PDVSA que de 3.1Mbd bajamos a 500mbd (que no puede refinar porque también dañó nuestras refinerías), y trajo 4 tanqueros con gasolina de Irán (patrocinante de  Hezboláh), celebrado como si hubieran realizado una gloriosa hazaña, vencido en una pavorosa guerra, construido un país en lugar de destruirlo, forzando a 4 millones de venezolanos a la diáspora, huyendo del desastre castrochavista.

El grado de alienación del principal colectivo armado -psuv- que mantiene secuestrada a Venezuela, es de tal magnitud, que incluso con el cerco de sanciones y advertencias del mundo civilizado, EEUU y la Unión Europea, el sátrapa -para colmo cucuteño-, sigue manteniéndole a Cuba las ayudas extremas para que no termine de colapsar (como ha debido ocurrir desde que la URSS, al derrumbarse en 1991, dejó de mantener a ese parásito gigante), y en medio de esta vergüenza mundial, de un país petrolero y refinador importando gasolina desde las antípodas del planeta, reserva buena parte de ese combustible -o de nuestro Gas- para que las niguas cubanas lo aprovechen (parte en su exiguo mercado interno, parte revendiéndolo en el mercado on the spot). Los venezolanos sin gasolina, ni siquiera para trasladar a sus familiares al hospital, o a sus fallecidos al cementerio, y los parásitos cubanos -alérgicos al trabajo y mal habituados a ser mantenidos- reciben gasolina, casas preconstruidas, alimentos, medicinas, y ellos sólo tienen que rascarse las bolas con descaro y fruición !! Con esta vergonzosa compra de gasolina el narcorégimen le hace un doble favor a Irán, pues además de que les pagaron por adelantado con el ORO que antes se llevaron en avión desde Falcón, con las propias sanciones de EEUU a Irán y la reducción de la demanda por la pandemia, ya no tienen donde almacenar lo que producen, de modo que resuelven dos graves problemas los nada democráticos ayatolas. Y ahora, para colmo, con salarios de 8 dólares, las víctimas del sucialismodelsiglo21 tendrán que pagar cada litro de gasolina a medio dólar. Pero para el segundo envío ya se les trancó el serrucho; Un tribunal de EEUU autorizó a Trump a impedir que otros 4 buques con gasolina iraní la puedan entregar en Venezuela, pues ese intercambio beneficia las finanzas del terrorismo persa, representado por la Guardia Revolucionaria, cuyo comandante Soleimani disfrutó de un tour express al cielo chiita, mediante un certero misil a las afueras del aeropuerto de Bagdad.

De manera que el COVID19, que en todas partes se convirtió en la emergencia primordial en cuya solución se invirtieron con prioridad los esfuerzos, en Venezuela, es simplemente un problema más, pues ya teníamos un colosal y creciente desastre, que forzó la salida de 4 millones al exterior, huyendo de la escasez de empleos, comida y medicinas, de gasolina, gas, agua, buenos servicios hospitalarios, educacionales, con cortes diarios de la electricidad, con los salarios más bajos de Latinoamérica y sin dinero en efectivo, la peor internet, los poderes militar y de justicia subalternos del ejecutivo, violando la Constitución un día sí y el otro también, y el fraude prevaleciendo en todos los procesos electorales.

Amable lector, piense en cualquier país moderno y avanzado, en el que el Ministro de la Defensa, un general, declarase: “La oposición no será poder político jamás mientras exista una Fuerza Armada como la que hoy tenemos y apoya al gobierno». Agréguele que ese gobierno surge de un fraude en abril 2013, al cual sumaron otro fraude en julio 2017 (para “elegir” una Azamvlea prostituyente conformada por 500 del psuv), y en mayo 2018 esa misma minoría armada “reeligió” a Maduro, que controla al tribunal supremo, poder que varias veces ha dictado medidas que son exclusivas del Poder Legislativo, electo en diciembre del 2015, que por su LEGITIMIDAD nombró a Juan Guaidó Presidente encargado de Venezuela en enero del 2019, ratificado en enero del 2020. Ahora, Maduro presidente ilegítimo, apoyado en su ilegítima azamvlea prostituyente, convoca a elecciones parlamentarias en diciembre, y el ilegítimo tsj designa un ilegítimo consejo electoral (con falsos opositores e inhabilitando a los principales partidos de la genuina oposición). Usted me dirá si esta vez no harán fraude y serán elecciones legales y honestas.    

Con apagones desde 2010 ¿el negocio de las plantas eléctricas portátiles, y las lámparas recargables, a quienes enriqueció y cuánto han contaminado, con ruido y monóxido? Igual que la venta de avisos prohibiendo fumar, y las armas de fuego, obligatorias en cada establecimiento. ¿En qué otro país incurren en esos ridículos y abusivos excesos? ¿Cuánto han gastado los venezolanos en plantas, gasolina, bombillos y lámparas recargables? ¿Cuánto tiempo han desperdiciado en las largas colas?

Como sus marioneteros cubanos, los lacayos del castrismo también inventan que hay un bloqueo contra Venezuela. En Cuba hubo un justificado embargo, acá sanciones contra concretos funcionarios culpables de crímenes de lesa humanidad (que no prescriben), malversación y blanqueo de dineros públicos, complicidad con terroristas. ¿Bloqueo? Ya trajeron vehículos lujosos, y cavas plásticas con ruedas, con  comestibles y licores caros, ambas importaciones obsequiadas a los oficiales militares, como tapabocas suntuosos. Lacava trajo de Florida varios autobuses escolares usados, para su patética comedia politiquera. Un procedimiento legal frenó un segundo lote de vehículos que enviaría desde Miami el testaferro Gorrín (un nuevo rico que “adquirió” Globovisión y la puso al servicio del narcorégimen. ¿Bloqueo o corrupción monda y lironda?

Afortunadamente, el narcorégimen y sus cómplices van siendo sofocados lenta pero inexorablemente;

Inglaterra reconoce a Guaidó como el legítimo administrador del oro venezolano depositado allá. El testaferro Saab detenido en Cabo Verde, muy probablemente será extraditado a EEUU donde cantará una muy interesante y valiosa ópera. Con escandalosa y patriotera celebración expulsaron a Isabel Brilhante, embajadora de la Unión Europea, tuvieron que recular como gusanos al evidenciarse que fue una megatorpeza. Bachelet, muy a su pesar por ser ella una comunista de manual, tuvo que reconocer los excesos criminales que sigue cometiendo el narcorégimen manejado desde La Habana. Y lo del 7×7, prohibiendo la actividad comercial y el traslado entre municipios una semana, lo contrario la siguiente, es el colosal aporte científico-político de la patética dictadura madurista al planeta. Logran que el virus se paralice, durante 7 días, y los próximos 7 días las secuelas lo desorientan, reducen su acción invasiva, y somos la envidia del mundo entero. Algo similar planifican implementar para paralizar y  desorientar a los pendejos (que todavía abundan en la oposición) en diciembre, llevándolos al matadero de las elecciones parlamentarias, para las cuales ya tienen todas las trampas listas, con su versión del Gerrymandering, que pone a ganar a la minoría, maquinitas chinas (Smartmatic les dejó el pelero), y sus respectivos colaboracionistas, desechables encandilados por estar de nuevo sobre el escenario, aunque sea haciendo ese triste papel de apuntalar otro fraude del neoestalinismodelsiglo21. Más allá de los pocos seguidores que le quedan al mamotreto castrochavista, ignorantes y resentidos que se conforman con limosnas mientras apoyan la destrucción del país, la democracia y las libertades, la mayor parte del mundo civilizado conoce y rechaza todas esas violaciones, y no reconocerán al frankestein que produzcan en diciembre, si logran mantenerse en el poder hasta entonces.   

  (*)    https://www.analitica.com/opinion/venezuela-potencia-o-victima/

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar