OpiniónOpinión Nacional

Escudriñando al Foro de Sao Paulo

Cito SIC Internet WikiLeaks: “El Foro de São Paulo es un foro de partidos y grupos de izquierda latinoamericanos, desde centroizquierdistas hasta colectividades políticas de izquierda, fundado por el Partido de los Trabajadores de Brasil en São Paulo en 1990.

De acuerdo con sus fundadores, el Foro fue constituido para reunir esfuerzos de los partidos y movimientos de izquierda, para debatir sobre el escenario internacional después de la caída del Muro de Berlín y las consecuencias del neoliberalismo en los países de Latinoamérica y el Caribe. Sin embargo, en los hechos, funciona como think tank y como administrador y conservador de su ideología como organización para casi todos los militantes de los partidos afiliados, llegando a tener posiciones extremistas.

Los miembros latinoamericanos del Foro de Sao Paulo tienen voz y voto, sin embargo a los encuentros del Foro asisten también partidos y movimientos sociales de izquierda de otras regiones del mundo (como Europa y Asia), los cuales sólo tienen voz pero no voto (aunque sí votan en las comisiones especiales).” Fin de la cita.

Aparentemente, los lectores de esta descripción, quedaran convencidos de que esta organización latinoamericana política de izquierda y de centro izquierda es  una organización que se creó para  buscarle respuestas a la caída del muro de Berlín, y las consecuencias del neoliberalismo de Latinoamérica en la región.

No obstante, se eximen de decir abiertamente que tal organización fue creada por iniciativa de Cuba, única nación ganada al comunismo o marxismo leninismo en Latinoamérica, con la anuencia del partido de los trabajadores de Brasil, Por cierto, partido político hoy día fuertemente cuestionado por el pueblo de Brasil, por el desastre, moral y económico como consecuencia de la corrupción y mala administración de las finanzas en los gobiernos sucesivos de Inatio Lula Da Silva y de Vilma Rousseff por la corrupción y malos manejos de la economía de ese país, durante sus respectivos mandatos.

Los reseñadores de esta organización, de ideología  marxista leninista, ocultan los fines específicos de la misma, en su intento de disimular el verdadero propósito real de ésta organización; como lo es el de acabar con la democracia en América y al mismo tiempo, destruir al sistema económico de libre mercado o capitalismo, para imponer al socialismo, precisamente, una de las causas ciertas y verificables que causaron el derrumbe del muro de Berlín y de la URSS.

El Foro de Sao Paulo, actúa en forma semi clandestina, puesto que no desea que los países ingenuos o mal informados, o inconformes con la democracia, y resentidos con los EE.UU., al cual le hacen doble cara, descubran el riesgo al que exponen a sus naciones al  acercarlas al marxismo leninismo y al socialismo o comunismo. Afortunadamente para la democracia latinoamericana, las experiencias habidas en Cuba, Venezuela, Argentina, Brasil, Nicaragua, Bolivia  y Ecuador con este sistema socialista económico de la economía  y político del marxismo leninismo o comunismo; han sido tan traumatizantes y negativas, para estos países, que el mismo pueblo hoy día  las rechaza y las combate y muy difícilmente Argentina y Brasil, lo vuelvan a intentar.

Sin duda alguna que, el gobierno de Cuba, tiene la mayor responsabilidad en América, al continuar ininterrumpidamente, desde los años sesenta del siglo pasado, cuando dese convirtieron al comunismo, en continuar la divulgación, captación  e introducción de este maléfico sistema político y económico de vida, el cual es imposible que sea aceptado por nuestro mundo libre.

Esos intentos fallidos que hicieron, Argentina, Brasil y  Ecuador; de instalar al marxismo leninismo en sus respectivos países le han costado un atraso inmenso social y en las economías de esos naciones, del cual tendrán que reponerse, volviendo a la democracia y al capitalismo.

La lámina de arriba mostrada por el Foro de Sao Paulo, con orgullo y gran satisfacción, indica en rojo, el nivel de penetración, que lograron a principios del siglo XXI, cuando Argentina, Brasil, Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua,  Uruguay, Venezuela y República Dominicana, con gobiernos afectos al marxismo leninismo en latino América. Algo insólito de terror y preocupación para la democracia de Latino América, prácticamente perdida y a punto de conmocionar al mundo entero.

Pasada esa inmensa e insólita, situación vivida en Latinoamérica, afortunadamente estamos a la espera del derrumbe económico, moral y social  inminente que hoy día sufren las naciones de Cuba y Venezuela, y el regreso al raciocinio de Bolivia y Nicaragua y Uruguay  de volver a la democracia total, para cerrar un ciclo de errores y contracciones en nuestra democracia y políticas económicas, por culpa del execrado sistema marxista  leninista el cual sigue demostrando al mundo, que la democracia  y el sistema de libre mercado es la mejor y más adecuada combinación socio – político – comercial, que puede aspirar a realizar una nación para prosperar y crecer social y económicamente.

El Foro de Sao Paulo, ha sido una organización política perjudicial  para el mundo libre, la cual ha intentado y seguirá haciéndolo, pretender  sustituir a la democracia y modos libres de vida de nuestras sociedades, en la mayoría de los países del continente americano.  Los partidos democráticos de izquierda de la región, han sido engatusados, por Cuba y su Foro de Sao Paulo, de lograr algo imposible de cumplir con tal sistema político y económico, ortodoxo del marxismo leninismo, como lo es el acabar con la pobreza, mejorar la calidad de vida de las poblaciones regionales y hacer justicia social. Las experiencias vividas en los países, que han adoptado, tal sistema de vida han fracasado y continuaran fracasando en la medida en que lo re intenten, por razones obvias, tanto en Asia, Europa y ahora en Latinoamérica.

Es insólito, por no decir  demoniaco, el permitir que en ese macabro Foro de Sao Paulo, participen las guerrillas y el narcotráfico, con la bendición de los partidos políticos de izquierda, cuando se supone que los partidos políticos de izquierda, son supuestamente  demócratas en América y defienden la democracia, y no intentan destruirla tal es el caso del foro de Sao Paulo.

Afortunadamente, para América, el mapa anterior que lucía lleno de gobiernos  pro marxista leninistas  en Latinoamérica, hoy día está volviendo a sus estatus normal e histórico de preferencia por la democracia en países latinoamericanos; Salvo Cuba, Venezuela, Bolivia Uruguay y Nicaragua, quienes seguirían defendiendo sus posiciones políticas.

Ecuador es señalada en el mapa, puesto que las elecciones las ganó el partido politico de Rafael Correa, pero para nadie es un misterio que el nuevo presidente Lenin Moreno, se ha apartado de las políticas de tal partido y se ha sumado a la democracia.  Falta solo saber, si el nuevo gobierno de México de Andrés López Obrador, político de extrema izquierda, se inclina por sumarse al grupo de gobiernos pro marxista leninistas aun existentes en Latinoamérica. Por sus primeras decisiones y declaraciones a la prensa antes de tomar el poder, pareciera que se distanciaría prudencialmente del marxismo leninismo, manteniendo las distancias políticas con los EE.UU., con quién tiene intereses económicos comunes muy marcados que le favorecen, lo cual hace pensar que conservará la cordura y la sindéresis. No obstante, mientras Cuba siga en su rol de sembrar la discordia entre la democracia y el totalitarismo marxista leninista, habrá que esperar por los próximos sucesos sobre tan álgido y controversial tema.

Ante una situación que se ha venido repitiendo desde 1963, cuando Cuba se convirtió al comunismo y desde 1990, año de la creación del Foro de Sao Paulo, por iniciativa de Cuba en su rol de anti norteamericano  y anti democrático, vista la debacle que ha dejado el marxismo leninismo y socialismo en la región, el mundo libre de Latinoamérica debería, junto a la OEA, defensora de la democracia en América   explicar a sus pueblos, esa relación anómala con el marxismo leninismo, y al mismo tiempo seguir coqueteando con la democracia para lograr posiciones de poder. Los pueblos de Latinoamérica, los que pagan los platos rotos, deberían exigirles a sus partidos políticos de izquierda y extrema izquierda, que les aclaren su verdadero rol, y les expliquen con mayor claridad, en que les beneficia a estos, seguir apoyando al marxismo leninismo; que no sea el hambre, la corrupción y la pobreza extrema.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba