OpiniónOpinión Nacional

Europa: más integración

Los retos que enfrenta la Unión Europea parecen insuperables. Algunos piensan que está herida de muerte o irreparablemente debilitada. Otros apuestan a su desintegración. No pocos creen que es una de las crisis que ha sufrido el proceso de integración europeo desde la firma del Tratado de Roma en 1957.

La Unión Europea tiene en su haber singulares logros: 28 Estados-nación han creado instituciones supranacionales para la conformación de un mercado único de 511,8 millones de personas que generan un PIB de más de $16,4 billones. Es el bloque económico más grande del mundo. Y es también un espacio de paz con instituciones democráticas sólidas.

Una zona de libre comercio y unión aduanera abrió paso a la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, y a la Unión Económica y Monetaria en 19 de sus países miembros, con una política monetaria común y un banco central comunitario. Ningún otro órgano de integración ha llegado tan lejos.

La respuesta de los europeos a sus desafíos ha sido integrarse más, no menos, como ocurrió luego de la crisis financiera de 2008-2009, cuando procedieron a crear un órgano supranacional de protección de depósitos y dar los primeros pasos para una superintendencia de bancos comunitaria (aunque falta una política fiscal común en sintonía con la política monetaria de la Zona Euro).

Los logros en materia de integración política no han sido pocos. La Política Exterior y de Seguridad, La Europol, la Agencia Europea del Ambiente, el Banco Europeo de Desarrollo, la Agencia Europea de Cooperación al Desarrollo y, en 2015, el rol crucial que jugó la UE en la firma del Tratado de Paris sobre Cambio Climático son ejemplos de las bondades de su proceso de integración y de su aporte a la paz mundial.

Los retos no son de poca monta: el retiro del Reino Unido (Brexit); la amenaza secesionista de Cataluña; el terrorismo y el narcotráfico; la inmigración masiva; la disparidad de ingresos entre sus miembros, el bajo crecimiento económico, la competitividad de la economía comunitaria y la Revolución Tecnológica; las tensas relaciones con Rusia y Turquía; y Asia, como epicentro de la geoeconomía mundial.

Pero los haberes de Europa son mayores a sus pasivos, y es más probable que superen sus retos.

@lxgrisanti

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba