OpiniónOpinión Internacional

Fase avanzada de subversión

Chile ha entrado ahora en una fase más avanzada de subversión. La disolución de la familia por el divorcio, la píldora, la píldora del día después, el aborto, el feminismo, la ideología de género fueron como un bombardeo preliminar. Ahora entra la infantería en escena. Una infantería que se ha ido formando por al menos dos décadas en las universidades y los colegios: niños y jóvenes con el cerebro lavado, entregados a una «causa» revolucionaria de la que no entienden ni papa, pero que les promete que serán redentores de la humanidad sin necesidad de una ascética moral y sin tener que doblar la rodilla ante Dios.

En Venezuela vivimos jornadas semejantes en febrero y marzo de 1989. El alza del transporte público (después de una serie desafortunada de medidas económicas de shock), provocó la rebelión de los usuarios y, debido a una cuidadosa preparación subversiva dirigida desde Cuba, esta rebelión desembocó en saqueos masivos y la acción de franco tiradores. Recuerdo que Arturo Sosa Abascal, el general de los jesuitas, participó en las actividades de agitación. Si no recuerdo mal resultó incluso arrestado. La participación de los jesuitas explicó en parte la masificación de la rebelión.

Después de una semana de terror que dejó un saldo de 2,500 muertos, la paz volvió a Caracas. Pero ya nada volvió a ser igual. Habíamos entrado en una fase avanzada de subversión. Se usó mucho del terrorismo del rumor. Fue muy efectivo, después de la semana de fin de febrero y comienzos de marzo. La desestabilización llevó a  que Carlos Andrés Pérez no pudiera acabar su período como Presidente, pues en 1992 sufrió dos intentonas de golpe de Estado y su autoridad había quedado muy erosionada en 1999.

No tengo dudas de que nos encontramos ante una actividad subversiva organizada cuidadosamente por gente del Frente Amplio, del Partido Comunista, y de las mismas mafias internacionales que están cometiendo un genocidio en Venezuela. Ojalá Chile sepa reaccionar con acierto. La clave está en destruir las redes subversivas, no en golpear a los tontos útiles que actúan en la calle. Sí a los agitadores que mueven a los tontos a actuar.

Que Dios proteja a Chile. Ojalá nos demos cuenta de que estamos envueltos en una lucha mortal en la que se juega la misma existencia de la Patria. El enemigo es una liga secreta bien organizada y animada por un entusiasmo pseudo-místico, una adoración del ídolo de la Revolución, un odio acendrado a Dios y al mundo que ha salido de las manos de Dios. Asesinos de masas que por «construir» el «hombre nuevo» están dispuestos a exterminar a los hombres reales. La única esperanza de Chile es la Virgen del Carmen, realmente. Sólo una verdadera religión puede dar substancia al movimiento que se oponga a los místicos infernales que han subido del mísmísimo infierno a acabar con todo lo bello que hay en el pueblo chileno. En verdad, para acabar con el pueblo chileno.

¡Que Dios y la Virgen protejan a Chile!

Post-Scriptum: He aquí una nota de prensa en la que se puede ver que Diosdado Cabello se encuentra detrás de lo que ocurre en Chile. ( Ahora es cuando necesitamos a los militares a los que hemos perseguido por salvar a Chile de la tiranía comunista): https://larepublica.pe/mundo/2019/10/19/chile-diosdado-cabello-se-pronuncia-sobre-protestas-en-metro-de-santiago-y-predice-un-huracan-bolivariano-en-toda-la-region-video/?fbclid=IwAR32Zyw83ajAPF6YWaiCD0eTBgMznmJaWhukH2BnRrOWot3e8nc3O3F7er8

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar