OpiniónOpinión Nacional

Film JUAN, Premiado en el Festival de Cine Mammoth Lakes

Eduardo Planchart Licea

La Película  “Juan” dirigida por Adrián Geyer, recibió  dos premiaciones en el Mamooth Lake Festival, California, lo cual es una evidencia de la  originalidad  y voluntad creativa de los jóvenes cineastas venezolanos, que escapan al discurso totalitario dominante en la cultura oficial.  Se centra el film en  la vida y obra de Juan Félix Sánchez (1900-199),  a través de  la problemática del olvido.

“Él es el recuerdo más grande en la vida de mis padres, y aun así no lo puedo recordar” (AG)

La memoria, eje temático del film, recupera las vivencias hogareñas del director y guionista,  donde  la obra  y los valores del eremita del páramo son un legado familiar, se crea una micro historia que se expande y universaliza a medida que se desarrolla la película. Este clima  intimismo se debe   al ser los progenitores de Geyer,  integrantes del Grupo Cinco, quienes  dieron  a conocer la obra del Iluminado del Tisure,  en el  libro “Juan Félix Sánchez”, 1981, que al llegar a ser leído por Sofía Imber (1924-2007),  fundadora y  directora del MACCSI; decidió asumir  la  épica exposición y abrir las salas del Museo a “Lo Espiritual en la Obra de Juan Félix Sánchez” 1982”, curada por José María Salvador reto que significó  buscar y trasladar la obra en mulas a través de peligrosos  caminos de piedra, entre páramos  y  tener que ascender y descender por la “Ventana”, hasta llegar al Potrero  para trasladar las piezas (sillas ensambladas, cobijas, y tallas de Madera) que permitió exponer el artista, pues no dejó que las esculturas  del Calvario, fueran expuestas en un museo. Muestra que se convirtió en un  paradigma de la historia del arte venezolano y latinoamericano.

Los rasgos de la voluntad creativa de Juan  se expresan en su paradójica personalidad, antes de ser un ermitaño,  dio a conocer en su pueblo la primera vitrola, al igual que  muchos de  los inventos que vinieron con el nuevo siglo. En su juventud fue titiritero, teatrero,  malabarista, fiestero, galán,…vivió escindido entre esa vorágine y la religiosidad  familiar. Una expresión artística de su cristianismo sincretizado con las creencia populares,   se percibe  en el  mural que hizo en su cuarto  en  1916, dominado  por símbolos religiosos vinculados al cristianismo como la cruz, que estaba ubicada en la ventana de su habitación por donde huía  a las fiestas;  en la pared opuesta había un ángel azul,  donde estaba el copete de su cama, que según decía: -“Lo coronaba por la noches y lo protegía”.  Estos símbolos eran acompañados de montañas   y animales del páramo, vinculados a las creencias que giran alrededor del Díctamo Real. De manera trágica el bello mural  fue destruido al restaurar su casa paterna, algunas de estas escenas  se pudieron fotografiar, y fueron publicadas en el libro “Juan Félix Sánchez: El Gigante del Tisure”, 1992.

Se retiró al páramo que pertenecía a su familia,  tras el  dolor y la crisis existencial  que le provoca la muerte de su madre: Vicenta Sánchez. Su religiosidad modeló el páramo del Tisure y lo convirtieron en una majestuosa obra de arte, creada por alguien que no intentaba, ni deseaba  ser artista.

“A mí me gusta lo feo, porque me viene en gracia, aunque a los demás no les guste.”(J.F.S.).

La existencia del hombre del Tisure,  y  su mundo espiritual se plasmaron en la piedra, la madera, la lana…. Su obra es una proyección de sus búsqueda por convertir el Ser, en  un reflejo del amor y devoción a  Cristo, para  trascender las contradicciones humanas que vivió, y  buscar la redención que se transformó  en una obra   de arte sacro  que  funde la arquitectura, la escultora, lo instalativo, el textil, el cinetismo, el ensamblaje,  donde  los ítems clasificatorios del arte no tiene cabida en su ecléctico lenguaje estético.

En el foro realizado tras la presentación del film en el  festival fue dinámico,  y  las preguntas  no cesaban, a tal punto que  tuvieron que suspenderlo. Las inquietudes del público giraban  sobre la temática de la película, y el discurso visual  dominado por la obsesión esteticista que  logro crear atmosferas hechizantes;  potenciadas por un audio conmovedor. Se evidenció como el público y el jurado quedaron encantados  por la magia del film JUAN, que  posiblemente en Diciembre del 2019, sea estrenado en Venezuela.

 

Link del tráiler del Film Juan:

https://www.youtube.com/watch?v=nD10kWkujHU

Link del Festival

https://www.mammothlakesfilmfestival.com/

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba