OpiniónOpinión Nacional

¡General Padrino, sea grande y magnánimo!

General Padrino: decía Bolívar: “Yo creo que lo mejor en política, es ser grande y magnánimo” y tal vez, fue ésta la inspiración de Chávez, su mentor, para incursionar en política, no obstante, ni él ni usted han seguido sus lecciones, creyendo que la grandeza es solo el ostento de títulos y grados como lo hizo el difunto.

A Chávez, sus seguidores y usted lo han llamado «gigante”, “eterno” y muchos otros grandes epítetos; y usted lo sigue con un sol más que Bolívar y la liberación de los ascensos militares para que la mayoría obsten la grandeza de un generalato, pero todos han fallado en la grandeza que promovió El Libertador.

Ser grande no es solo el ostento, sino que implica ser magnánimo, un adorno de la grandeza que no puede revertirse en politiquería absurda y pueril, con solo decidir a serlo. Ud., ha dicho que sigue las pautas de Bolívar, que lucha por la democracia y la liberación del pueblo, pero lo engaña con sus actos prosaicos y temeros. No ve la consigna como un bastión, sino como una triste estratagema para tapar su amedrentamiento por su mala actuación en política. Ud. sabe que engaña al pueblo, que oculta su timidez en una supuesta sapiencia sin seso prevalido del poder de los soles.

General Padrino, el pueblo ha creído en su bondad negando sus mentiras. El pueblo se ha creído ser esclavo de la política y ha implorado a sus fuerzas armadas que “se pronuncien”, creyendo que estas son las tenazas que resguardan la esclavitud, pero usted ha olvidado que para Bolívar, “…la esclavitud es la hija de las tinieblas y un pueblo ignorante es instrumento de su propia destrucción”. Chávez, al igual que muchos otros politiquero, han engañado diciendo que “el pueblo nunca se equivoca”, pero luego de su usufructo viene el engaño, porque cuando se quiere gobernar con ignorancia, testarudez y odio, el resultado es este que vemos, la miseria hecha patria.

General Padrino, el pueblo pide libertad con clemencia, pero no sabe a quién. Sabe que hay un gobernante y un tren de gobierno, pero no entiende tanta testarudez, tanta insidia y tanta agonía. Sabe, si, que hay un presidente que lo aturde con sus promesas que no puede cumplir y todos sabemos que usted se angustia tratando de convencer a sus subordinados de la FAN de que deben tener confianza, pero tanto usted como nosotros sabemos que este camino no tiene salida.

Como le dije antes, general Padrino, existe un conflicto que lo angustia, por no tener, ni la orientación política, ni el necesario eufemismo, de la memoria, de quien usted ha considerado su mentor e ideólogo sublime, quien, al nunca haber tenido nada de ideología racional, creó en usted un grave y peligroso emblema, que nada tiene de sentido, ni de fruición convincente, porque es un ideal vació, soso, y más grave aún, sin sentido actual, que surgió con el fracaso en el pasado remoto, reciente y actual. Pudiéramos llamarlo inocuo y destructivo social.

Es obvio general Padrino, que no le vamos a pedir que asuma el poder ni que lo destruya; solo le pedimos que use la mesura que le da el brillo de los soles que porta y deje de inmiscuirse en la política; aparte a las FAN de esta controversia; desligue la institución militar de la inconstitucional ANC; reconcíliese con todos los venezolanos que en su mayoría quiere cambio de política gubernamental,  tanto política como económica; déjese de seguir engañando a sus subalternos militares, sobre la posibilidad de la recuperación económica del país, siguiendo las directrices que vienen de Cuba; exíjale a los integrantes de los poderes públicos ilegítimos, que se acojan a la verdad constitucional; no ayude y mucho menos avale al CNE en su terquedad de querer imponer una verdad electoral con fraude, y que se acoja a su mandante la AN; deje de seguir utilizando la justicia militar como garrote del gobierno para imponer sus falsedades, es un error político que la vicia de inconstitucional; ayude a declarar el fraude electoral del 20 de mayo pasado, para que se realice un nuevo proceso que legitime al presidente.

En fin general Padrino, recuerde a Bolívar: “Una batalla ganada o perdida, ni afianza ni destruye para siempre el crédito de un militar”, “La vida no tiene precio sino en tanto que es gloriosa”, “El fruto de la injusticia es amargo para todos”, “La dictadura es el escollo de las repúblicas”; “El hombre de honor no tiene más patria que proteger los derechos de los ciudadanos y que se respete el carácter sagrado de la humanidad; la nuestra es la madre de todos los hombres libres y justos, sin distinción de origen y condición”.

General Padrino, ¡Sea grande y magnánimo!

@Enriqueprietos

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba