OpiniónOpinión Nacional

Golpe de Estado en proceso

El referendo revocatorio del mandato presidencial previsto en el artículo 72 de la Constitución Nacional es un derecho incontrovertible e inviolable del pueblo venezolano. Obstaculizarlo, retardarlo, dejarlo sin efecto, como lo está haciendo el Gobierno Nacional mediante los sucios manejos del sumiso, indigno e insensato Consejo Nacional Electoral, formaliza un vulgar golpe de Estado de la camarilla gobernante que, para mayor escarnio, lo publicita al proclamar que no habrá referendo revocatorio este año, violando la Constitución, ultrajando la democracia e irrespetando al pueblo venezolano que tanto dicen amar.
A partir del próximo once de enero de 2017, si el referendo revocatorio no se realiza como resultado de las maniobras oficialistas, el Gobierno Nacional dejará de ser constitucional y legítimo, se convertirá en un régimen de facto y los artículos 333 y 350 de la Constitución nacional asumirán plena vigencia para amparar toda acción, pública o privada, civil o militar, que denuncie y combata esa situación. Los artículos citados disponen lo siguiente:
333 – Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare se observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad todo ciudadano o ciudadana investido(a) o no de autoridad, tendrá que colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.
350 – El pueblo venezolano, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la  independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticas o menoscabe los derechos humanos.
Invalidar el referendo revocatorio del mandato presidencial será la peor de todas las infamias cometidas por el régimen chavista a lo largo de sus dieciocho años de mandato. Esa acción pondrá definitivamente de manifiesto lo que la oposición venezolana ha denunciado siempre en relación con el “socialismo del siglo XXI” montado por Chávez desde el poder en alianza con el castrismo y con ciertos “asesores” de la izquierda internacional: que el chavismo no ha sido nunca democrático ni liberador de nada y que ha sido igual al “socialismo del siglo XX”: autocrático, opresivo, antidemocrático y totalitario.
Con la muerte de Chávez, la caída de los precios petroleros y la llegada al poder del cogollo militar-civil encabezado por Diosdado y Maduro, los rasgos innatos del chavismo quedaron al descubierto, como crestas peladas desprovistas del grueso manto protector que absorbía la jugosa ganancia de la cesta petrolera nacional valorada por encima de los cien dólares por barril que envolvía los abusos, los errores, las corruptelas, los dispendios y derroches del sistema rentista-clientelar que en definitiva es y ha sido la “revolución bolivariana.”
La influencia cubana, siempre presente y actuante en el régimen chavista, está interviniendo nuevamente en esta manipulación del referendo revocatorio. El peregrinaje constante del Presidente y del alto mando militar a Cuba y la devoción por Fidel Castro así lo demuestra. La dirección suprema de la política venezolana no reside en Caracas sino en la Habana. La afirmación pudiera parecer, aún hoy, incierta o exagerada, pero algún día, cuando ya no existan el castrismo ni el chavismo, la  documentación y los testimonios existentes despejaran todas las dudas y dejaran al descubierto la profundidad y robustez de tan absurda  dependencia, para asombro de las futuras generaciones.
Hay un golpe de Estado en ciernes, proyectado por el Gobierno Nacional mediante  el desconocimiento del artículo 72 de la Constitución Nacional. ¿Qué haremos los venezolanos cuando ese golpe de Estado se consolide definitivamente? ¿Qué harán la OEA, la ONU, la UE y los países integrantes de éstos y otros organismos internacionales? Pronto lo sabremos.
Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba