OpiniónOpinión Nacional

Guerra económica: No se puede ocultar el sol con un dedo

Destrozaron la economía del país; empeñaron nuestros recursos naturales; hipotecaron el futuro de la próxima generación; y ahora tratan de ocultar su fracaso con la filosofía Goebbels: «si repites una mentira 100 veces se transforma en verdad«;  la Guerra Económica es ahora el concepto con que se intenta adelantar la popular política del «Yo no fui«; ya no se pueden esconder el resultado de esta  gestión, que es llevarnos al menor salario de América Latina: menos de 100 dólares USA.

El Socialismo del XXI esta  desarrollado un «Modelo Económico de Rebusque», como fiel expresión de la propuesta social de Servidumbre Voluntaria y alimentar el espíritu de conformismo, ahogando las ansias de prosperidad. El bachaqueo existirá momentáneamente  mientras se pueda seguir subsidiando  una cada vez menor canasta de consumo, pero gradualmente cada vez más bienes se irán cotizando a la tasa del dólar libre o de acceso público y el bachaqueo irá disminuyendo mientras se llenan los estantes de productos que muy pocos privilegiados puedan comprar.

El acuerdo de venta de carros FORD es la primera formalización de lo que vendrá. Podemos poner como ejemplo la sociedad cubana, donde los ciudadan0s que quieren comprar artículos importados los tienen que pagar en divisas (Peso Cubano Convertible – CUC), esto sólo lo pueden hacer una pequeña minoría, porque el salario promedio mensual en la isla de la felicidad es de 20 dólares USA.

Se quiso hacer una política que eliminara la pobreza y impulsara la igual social y en los próximos 2 años al menos el 80% de la población va ser pobre y estará igualada en los estratos C y D, desde el punto de vista de los ingresos. Ahora la sociedad, si va a tener una marcada distinción de clase, una minoría que goza de privilegios políticos y son inmensamente ricos y la gran mayoría de pobres. Lo que estamos viendo con los maestros, profesores y médicos es sólo el preludio de la pauperización de la clase profesional, que ahora se abarrota frente a la amplia puerta de la pobreza.

Se están preparando manifestaciones y huelgas para solicitar aumentos de salarios, pero lo que se debe hacer son manifestaciones y huelgas para el cambio del modelo económico y una nueva forma de  gobernar. No se puede decretar la felicidad, como tampoco se puede decretar el aumento del salario real. Todos los aumentos p0r decreto del salario nominal, irán a parar al saco de la inflación como expresión de la caída de nuestra economía y más profundamente de nuestra productividad.

Ya la sociedad debería saber esto ante un rosario de aumentos de salarios, que se han hundido en el océano de la inflación. Mientras en salario real ha venido disminuyendo con los años, que ahora se pueden cuantificar en meses.

Se quiso promover la economía del conuco, sin decir que eso requería salarios de conuco. Ahora se quiere ocultar la irresponsabilidad con la bandera de la Guerra Económica.

Lo primero que tenemos que hacer para revertir el proceso de decadencia, es tratar reencontrarnos como hermanos y construir un Nuevo Contrato Social. Sé que esto será difícil y lento, pero es la única manera de tratarle de dejar una nación a nuestros nietos, porque ya esta empeñada para nuestros hijo. De lo contrario nuestro destino puede ser Siria, con una gran diáspora como se dio en Ecuador cuando estallo la crisis económica y política.

Si no somos ricos, el único país donde no seremos extranjeros y gozaremos plena igualdad, será Venezuela.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar