OpiniónOpinión Nacional

¿Hasta cuándo el problema de la basura?

La basura en Venezuela se está transformando en una enfermedad incurable, debido a la falta de planificación, a la limitada inversión, al manejo no profesional del problema, a la inacción de sus ciudadanos y al ajuste de cuentas político-partidistas.

Miles de toneladas son producidas diariamente en el país, en un promedio de 1 a 1,5 kg por habitante. Del total diario, menos de 20% recibe un apropiado tratamiento y disposición final, y solo alrededor de 9% es reciclado.

Las cifras alarman aún más al cuantificar el número y estado de las unidades disponibles para el tratamiento y transporte de los residuos, y de las estaciones de transferencia, y peor aún, a las características de los rellenos sanitarios, muchos de ellos vertederos a cielo abierto sin los debidos controles ambientales y sanitarios.

El problema de la basura es tan grave en Venezuela que hace varios años la Asamblea Nacional declaró su emergencia nacional, lo cual de alguna forma impulsó la promulgación de una ley específica, que pese a ser posteriormente reformulada, no ha sido aún reglamentada y, por ende, no ha contribuido mucho a resolver su situación.

Mientras tanto los municipios concentran sus esfuerzos en barrer las calles y llevar la basura a los sitios de disposición final, cuando no le echan la culpa a los sindicatos de las empresas recolectoras, a la falta de recursos o al saboteo gubernamental, obviando su propia incapacidad para manejar el problema. Algunos inclusive se atreven a lanzar programas tipo “basura cero”, sin la debida planificación y estrategia y con el debido acompañamiento técnico, a fin de evitar su inminente fracaso al día siguiente de sus lanzamientos, como si el manejo del problema fuera una materia sencilla de aficionados.

La basura en Venezuela es y debe ser un problema de Estado. Todos y cada uno de los poderes deben unir sus esfuerzos para garantizar el disfrute de un ambiente sano, seguro y ecológicamente equilibrado.

El desafío está en disminuir la generación de residuos y desechos desde las fuentes, en el impulso de la reutilización y el reciclaje, y en la disposición final segura y ambientalmente responsable, entre otras acciones.

Adicionalmente se requiere mayor coordinación y cooperación entre los gobiernos municipales y las instancias de supervisión en la materia ambiental, así como la compatibilización de las tecnologías para la recolección y el tratamiento de los residuos, la determinación y aplicación de tarifas justas para el servicio, y mayor participación de las comunidades en el seguimiento de los acuerdos y el cumplimiento de las concesiones, con estricto cumplimiento de los principios anti corrupción.

Ya basta de improvisación en esta materia. ¿Hasta cuando el problema de la basura en Venezuela?

Diego Díaz Martín, presidente de VITALIS y jefe de Estudios Ambientales de la Universidad Metropolitana
@DdiazMartin

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar