OpiniónOpinión Nacional

¿Hasta cuándo traidores?

Qué bueno, profesor, verlo por aquí para que me  explique eso de la deslealtad en lo que usted nombra como las oposiciones. Y  se lo pregunto porque la chilladera armada por el acuerdo que firmaron con el gobierno el 16/09/19 los calificados como “cuatro gatos” lo consideran como una traición al pueblo. Y me digo: ¡Qué loquera es ésta Dios mío!

¿Cómo es eso de que son traidores ahora quienes ayer públicamente habían dicho lo mismo? Falcón fue candidato presidencial el 20 de Mayo del 18 y Claudio Fermín su jefe de campaña, manteniendo que estaban en desacuerdo con la abstención y que se debía participar y darle la pelea a lo que denominaron como gobierno fracasado. Y  no recuerdo que los hayan tildado de traidores. Tampoco a Felipe Mujica ni a Timoteo Zambrano y muchos más que mantuvieron esa posición. Entonces, ¿cómo es el jaleo?

¿El acuerdo del 16/09/19 salvó al régimen de su inminente caída?

Mi compadre Julio  dice que con ese acuerdo se trata de salvar el régimen de su inminente caída al reconocer las elecciones del 20/05/18 como constitucionalmente  válidas. Y  así, dice él, se le echa paja a la lucha por el cese de la usurpación y al gobierno de la transición que encabezaría Juan Guaidó (JG). Él no cae en cuenta   que  no podemos seguir  ignorando  lo que pasa aquí y que hay que ver bien cosas como eso de la campaña para presidente que  adelanta JG. Yo creo que eso es porque   primero se comió la mentira del gobierno en el llamado diálogo de que podía haber elecciones en 90 días.

Guaidó y sus oposiciones están en campaña electoral para las presidenciales del 24

Pero después aparece convencido de que no hay fuerzas para garantizar el tal cese de la usurpación y que es mejor hacer desde ahora su campaña electoral para ganar la presidencia el año 24. En esto tengo entendido lo acompañan su partido Voluntad Popular, Acción Democrática y otros mini-partidos.   

Por tanto, no es verdad  que el  acuerdo con los dialogantes emergentes salva al gobierno porque le pone traje de demócrata a la dictadura y la libra de todo ataque de usurpación. Ese vestido no lo ha perdido porque las oposiciones se lo mantienen planchadito y dispuesto para todo uso. Entonces ¿quién en verdad quería y quiere tumbar este gobierno?

¿Acaso la FANB, el partido militar que hoy detenta el poder? ¿La invasión de lo que llaman TIAR? ¿Los intentos bufos del 23E, 23F y 30Abr con un tal apoyo militar que no existía? Aquí no hay nada serio para derrocar esta tragedia. Dígame usted profesor sí estoy fuera del perol.

Aquí no hay nuevas ideas política sino las mismas viejas ideas para que siga la misma cosa

Mire Don Antero, estoy de acuerdo con su visión de este trágico cuadro.  Apenas agrego que en esta entristecida y torturada Venezuela se siente la ausencia de nuevas ideas políticas que apunten hacia otra historia. Un liberal-positivismo mezclado con el marxismo esquemático se mantiene en nuestro atrasado medio. De allí que no haya  una práctica  que enfrente las miserias que prevalecen. No hay política ni partidos opositores sino “cascarones vacíos” de ambiciosos y negociantes, comenzando, como dijo Carlos Andrés Pérez, por AD.

Y así, los tales diálogos  buscan dejar las cosas de fondo igual como están  para cuidar la obtención de resultados contables. Al decir de Claudio Fermín, el grupo Guaidó no presentó resultados mientras que nosotros lo logramos. Somos buenos y oportunos negociantes. En este plan están las oposiciones. Porque entienden que la política “es el arte de negociar” para obtener beneficios generales y particulares.

Lo importante es el manejo aunque sea de una cuota de poder que otorgue privilegios. Entonces ¿con qué moral un grupo de negociantes puede  acusar a otro de traidor? A esta hora la legión de dialogantes de lado y lado sabe que siguen contribuyendo a alimentar la existencia de una institucionalidad democrática en el seno de una abierta dictadura militar.

Y si todos están con la salida electoral es porque entienden que hay  posibilidades y espacios “democráticos” para lograrlo. Por esto se proclama y aclama hora a hora, machacona y comercialmente que “la salida es democrática, constitucional y electoral”. Los “cascarones vacíos” necesitan elecciones porque de eso y “las otras ayudas” viven, se mantienen. Por ello están dispuestos para revocatorio, presidenciales y cuanta elección se convoque. Es necesario sacarle al Estado la alícuota que les pertenece.

No se conoce planes convincentes para acabar con esta dictadura militar

¿Eso quiere decir que aquí hace falta organizar la violencia para que surja, como usted dice, una cosa nueva?  

En la actualidad, Don Antero, no hay convicción ni planes que se mantengan para acabar con esta tragedia. Los fracasos continuados del 23E, 23F y 30Abr-19 se basaban en una fuerza militar que en ningún momento se puso de manifiesto. Hoy nadie cree, a lo interno y en el marco internacional, que las oposiciones Guaidó estén verdaderamente vinculadas a fuerzas castrenses.

De eso se echa mano en este caso en forma irresponsable para tratar de  saldar el vacío de la ascendencia que impide la organización de la fuerza popular como instancia básica en la lucha contra este llamado socialismo-dictadura del siglo XXI.

El movimiento de movimientos está llamado a enfrentar los monstruos de la corrupción y la destrucción

Desde comienzos de siglo propusimos el Movimiento de Movimientos (MdM) para organizar de manera consciente la fuerza social en una política proyectada hacia la creación de una cosa diferente, algo que tenga la dirección y contenido de una Nueva Venezuela, con base a estructuras  que no estén al servicio de los negociantes de la corrupción.

Esta sería la forma de enfrentar pacífica pero decididamente los monstruos del vacío que hasta ahora han pisoteado al colectivo-pueblo. Y no hay que olvidar que en esta pelea de monstruos predomina el de mayor fuerza, quien detenta el Poder-Estado. Ese acompañante entretanto se convierte en cómplice aprovechador.

Por esto no es verdad, en definitiva, que este gobierno esté en las últimas o que con las sanciones y la presión internacional y mediática caerá de un momento a otro. Hay fuerzas de la corrupción-complicidad para mantenerlo. Lo que si cae a diario es buena parte de la población sometida  a la guillotina de la miseria-pobreza.

Mientras, sigue el ajuste permanente  de las negociaciones entre las élites  que se mantienen como agentes fundamentales de este tiempo que registra la mayor destrucción en la historia de este ex país.

A eso se reduce hoy la política en este medio. De allí nace la inexistencia de una fuerza política contraria, que sea otra cosa, distinta en contenido, sentido y proyección a la socialista-dictatorial del siglo XXI. Por ello no se plantea en la realidad un verdadero y legítimo cambio sino acomodos y reacomodos.

¿Aquí todo se arregla con la salida de maduro?

De allí la prédica de que aquí todo se arregla con la salida de Maduro. Se olvida que un día se cumplió el tantas veces repetido deseo de “¡Chávez vete ya!” ¿Y llegamos a otra cosa o seguimos en la existente y, para colmo  empeorada?

¿Dónde está el plan o programa para crear una cosa nueva, una Venezuela que se aparte de la falsa democracia punto fijista y de la dictadura-revolución socialista del siglo XXI?

A los negociantes no les interesa nada nuevo sino disfrazar lo existente y adecuarlo para que cuente con mayores espacios para el robo-corrupción-ganancia. Una traición contumaz, efectiva y continuada. ¿Y qué será de la suerte de los valores que se atribuían a la trilogía patria-país-pueblo? ¿Cuál es el límite de negociantes, traidores, aprovechadores y cómplices? ¿Quién lucha, fuera de demagogia y control-manipulación, por el bienestar del colectivo-social-pueblo?

Sancho, mientras las mayorías no tengan vocación y organización para el poder, seguirá la hegemonía de los monstruos-minorías del negocio y la traición!

@ABlancoMunoz

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar