OpiniónOpinión Nacional

Horizontes

DIAGNOSTICO CORRECTO SALVA PACIENTE. Cuando un enfermo está grave solo un diagnóstico correcto permite tratar con éxito la enfermedad y curar al paciente. Si el diagnóstico es incorrecto la cura es imposible. Venezuela tiene quince años padeciendo una autocracia comunista que ha venido siendo tratada como “democracia participativa” utilizando la vía electoral sin tener en cuenta que el régimen asumió el control de todos los poderes del Estado y de los medios de comunicación social. Casi nada. Este diagnóstico errado permitió que esta autocracia se mantuviera durante tanto tiempo en el poder en contra de la cultura democrática de cuarenta años de los venezolanos. Pero ya basta de engaño.

La democracia exige que se respete la voluntad del pueblo como el Soberano que es. Si es burlada a través de un árbitro parcializado entonces la soberanía quien la ejerce es el autócrata y no el pueblo por mucho que llamen a esto Poder Popular (PP). Cuando esto sucede el soberano secuestrado tiene dos vías para recuperar el ejercicio de la soberanía, ambas autorizadas en la Constitución. La primera vía es que el pueblo pueda expresar su voluntad a través de una consulta electoral manejada por un árbitro imparcial que es lo que ocurre en los países donde hay una verdadera democracia. Acaba de suceder en Brasil. La segunda es que el pueblo pueda ir a votar pero sin tener la seguridad que el árbitro le va a contar sus votos respetándole su voluntad, entonces la Constitución (Artículo 350) le otorga también al ciudadano el derecho a expresarse a través de la protesta tomando las calles pacíficamente como una forma alterna de expresar también su voluntad. La voluntad de la mayoría se respeta o el pueblo en la calle la hace respetar. Simple y sencillo.

En estos momentos una Asamblea parcializada da los pasos necesarios para designar a tres rectores del C.N.E. que tienen su período vencido. Los antecedentes hacen presumir que se tratará de mantener un árbitro favorable al régimen para poder demostrar que la voluntad de la mayoría lo apoya todavía cuando todas las encuestas expresan lo contrario. Las encuestas no deciden pero el árbitro sí. Todo esto indica que de cara a las Parlamentarias del año próximo, dada la importancia que tiene conservar la mayoría en la asamblea para un régimen que está de caída, se manejará la elección de esos tres Rectores de una manera tal que pueda conservar su control pues es vital para poder seguir exhibiendo el cartel publicitario de “democracia participativa”. Recodemos que en el año 2000 ante el peligro de perder la mayoría cambiaron previamente las Circunscripciones electorales. La alternativa es clara: el pueblo es el único soberano y expresa su voluntad en elecciones pulcras o en las calles. Ambos son medios constitucionales para expresarla.

 

Dr. Valentín Arenas Amigó
Profesor de Instituciones
Políticas de la U.C.A.B.
Correo: [email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba