OpiniónOpinión Nacional

Hyppolyte Taine y la Constituyente

Hippolyte Taine (21 de abril 1829 – 5 de marzo 1893) es conocido como reputado filósofo e historiador. Como historiador escribió, a fines del siglo XIX, “Los Orígenes de la Francia Contemporánea”. En el Tomo Segundo, Libro Segundo de dicha obra, trata extensamente sobre la Asamblea Constituyente francesa de 1789. Narra como la revolución francesa, por las acciones de la asamblea constituyente, se malogró gran parte de lo que había logrado la suerte de parlamento con cabida de todos los sectores de la sociedad francesa, formado por los Estados Generales. Estos habían substituido la monarquía absoluta por una monarquía constitucional y habían logrado mucho en aplicación del principio de igualdad, fraternidad, libertad. Esos logros habrían podido extenderse, a no ser por la intervención de la Asamblea Constituyente que condujo al régimen del Terror. Afirma Taine que la actuación de la Constituyente fue una de las causas que condujeron a la decadencia de la sociedad francesa, la cual no cesó sino más de un siglo después.

Vale la pena citar algunas páginas de Los Orígenes de la Francia Contemporánea para darse cuenta de los efectos que puede tener en Venezuela la existencia de una asamblea constituyente ilegal. Así tenemos:

Origines de la France Contemporaine

(La Révolution)

Hachette, 1885

(Traducción de Carlos Armando Figueredo.

  1. 144

Hace falta que una Asamblea, sobre todo una Constituyente, fuera de la seguridad y de la independencia, dentro del silencio y del orden, en todo caso tenga sangre fría, sentido común, espíritu práctico, disciplina, bajo directores competentes y aceptados. ¿Acaso hay algo de todo ello en la Asamblea Constituyente.

  1. 186

Sin duda el cuerpo no es sino el conjunto de las células; pero la célula no nace, no subsiste, no se desarrolla y no logra sus fines personales sino por la salud del cuerpo entero.

  1. 187.

Hace falta que el Estado no se disuelva. Para comenzar, hace falta que hayan poderes públicos. Hace falta que se les obedezca. Hace falta, si son varios, que estén definidos y ponderados de manera que se entreayuden mediante concertación, en lugar de anularse mediante su oposición. Hace falta que el régimen adoptado ponga los asuntos en las manos más capaces para llevarlos bien a cabo. Hace falta que la ley no tenga por objeto la ventaja de la minoría, ni de la mayoría, sino de toda la comunidad. – A este primer artículo nadie puede derogarlo, ni la minoría, ni la mayoría, ni la asamblea nombrada por la nación, ni la nación, ni siquiera unánime. No tiene derecho de disponer arbitrariamente de la cosa común, no puede arriesgarla a su fantasía, no puede subordinarla a la aplicación de una teoría o al interés de una clase, a pesar de que dicha  clase fuera la más numerosa. Ya que la cosa común no es de ella, sino de toda la comunidad pasada, presente y futura. Cada generación no es sino la garante temporal y la depositarias responsable de un patrimonio precioso y glorioso que recibió de la precedente a cargo de transmitirlo a la siguiente.

Observando lo que dice Taine, se puede decir que claro que la Asamblea Constituyente ilegal de Maduro no ofrece seguridad ni independencia; no actúa dentro del silencio y el orden, carece de sentido común, no tiene espíritu práctico, disciplina y no cuenta con directores competente y aceptados.

Taine dice que hace falta que el Estado no se disuelva. Pero la asamblea de Maduro tiende a disolver el Estado, acaba con la separación de los poderes públicos; no permite que haya separación, autonomía de los poderes existentes; el ejecutivo los controla a todos salvo a la Asamblea Nacional, que la ilegal constituyente pretende eliminar, con el apoyo del Tribunal Supremo de Justicia que la reconoce como poder supra nacional, que todo lo puede hacer. La constituyente de Maduro pretende aprobar inconstitucionalmente leyes que tengan por objeto darle ventaja a un gobierno dictatorial apoyado por une exigua minoría. Esa espuria asamblea no puede subordinar la cosa común a su fantasía, a la aplicación de una teoría desfasada como es la del comunismo ni al interés de grupo de corruptos que pretenden llamarse clase revolucionaria y la más numerosa cuando en realidad es la más insignificante y solo cuenta con el apoyo de la cúpula de la fuerza armada. A nuestras actuales generaciones, como dice Taine, les corresponde ser garantes temporales y depositarias de un patrimonio precioso y glorioso recibido de precedentes generaciones que deben transmitir a las generaciones siguientes. Ello pueden lograrlo con el voto mayoritario de los venezolanos que desean libertad, paz y democracia.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba