OpiniónOpinión Nacional

Iván Duque tiene razón en negarse a negociar con el ELN

He visto varios programas en la televisión colombiana, donde políticos y analistas opositores hostigan al presidente Iván Duque, por la posición de éste, de no negociar con el hasta que éstos no declaren un alto al fuego unilateral, detengan las hostilidades y liberen a todos los secuestrados. Los argumentos de los opositores que hostigan a Iván Duque declaran que con las FARC, las negociaciones de paz, se iniciaron sin un alto al fuego y sin las condiciones que exige el presidente actual de Colombia.

Ya vimos y los colombianos protestar mayoritariamente por, los resultados finales desastrosos de tales negociaciones con la FARC, donde. A) Les regalaron curules en el congreso, a pesar de que representarían a una organización política afín al  marxismo leninismo con principios radicales de abolir la democracia, B) No entregaron todas las armas en su poder, C) No compensaron a sus víctimas.   D) para juzgar sus crimines se constituyó un jurado especial blandengue, en lugar de ser juzgados, por el Tribunal Supremo de Justicia colombiano. E)  No entregaron los activos correspondientes a los negocios ilícitos que administraron durante décadas con sus actividades. G) Las Farc, tomaron la precaución de dejar varios grupos activos que controlan las actividades del narcotráfico, y el secuestro, con la excusa de que estos se declararon en rebeldía, lavándose las manos cómodamente.

El presidente Juan Manuel Santos, aseguró al país y al mundo que, con estas actividades de negociación con las guerrillas – Farc y el ELN –  se reestablecería la paz en Colombia. No hay que ser un experto en seguridad,  ni político, ni sociólogo, ni vidente, para afirmar, que no existe ni existirá paz en Colombia hasta que las guerrillas no sean totalmente exterminadas por la fuerza de las armas entre otras acciones profilácticas que se deben aplicar.

Si Juan Manuel Santos se lo hubiera propuesto, cuando fue presidente de Colombia, hubiera exterminado físicamente, a las guerrillas, puesto que en esa oportunidad, estas estaban prácticamente derrotadas por las políticas  y acciones que utilizo el ex presidente Uribe, de quien fue su ministro de defensa.

Lamentablemente, pareciera que JMS, tenía conflictos de intereses desconocidos, dicen que personales, para no actuar como se esperaba. Al Menos, con la dictadura venezolana, fue muy tolerante y complaciente, cuando califico su amistad con Hugo Chávez como la de “SU NUEVO MEJOR AMIGO”. Quizás, fue un favor que le pidiera su nuevo mejor amigo, o quizás la dictadura cubana de los Castro.

Cuando nos percatamos de que el Ejército de Liberación Nacional, ELN, está instalado cómodamente en Venezuela, con el apoyo incondicional del narco gobierno venezolano, y se dice que estaría, encargado de la vigilancia y control y seguridad para el gobierno de Nicolás Maduro, en áreas rurales, entre otras probables actividades delictivas, como la extracción del oro, y actividades del narcotráfico; es lógico pensar, que, no está interesado en regresar a la vida común civil de los ciudadanos de Colombia.

Me pregunto: ¿Qué pudieran hacer lícitamente en Colombia, quienes tienen un larguísimo historial de unos 60 años delinquiendo, asesinando, secuestrando, contrabandeando y violando a niños y mujeres?

Quizás, si se le pregunta a un psicólogo o psiquiatra  sobre la posibilidad de recuperación e inserción en la sociedad colombiana de estos guerrilleros, las respuestas podrían llegar a ser pesimistas, quizás, por el largo historial delictivo de estos maleantes, que han tenido en jaque y en zozobra al pueblo colombiana, con el pretexto de realizar una revolución política, social y económica en Colombia, tal como la fracasada que se realizó en Cuba y la que se está intentando en Venezuela.

Aun cuando soy venezolano, amo a Colombia y he lamentado que ésta bella y noble nación haya sido la principal víctima de Suramérica que ha sufrido con mayor rigor los embates y ataques del narcotráfico y del comunismo, al unísono, como ninguna otra nación. Son muchos años de sufrimiento que tiene Colombia en su historia, que deben cesar de una vez por todas, y no precisamente negociando con las guerrillas, ni con el narcotráfico.

Sin duda alguna, que, la situación de mi Venezuela querida y amada, secuestrada por factores de poder del mal, encabezados por Cuba, Rusia,  China e Irán, donde el chavismo ha sido un alcahuete y traidor a la patria, han complicado enormemente a Colombia y a la región en alto grado de seguridad, puesto que ya sabemos los aspectos delincuenciales de este asalto y sus incidencias en Latinoamérica y América en general.

Iván Duque tiene razón, y debe ser apoyado en sus ideas y acciones, por toda la sociedad colombiana, en lugar de tanta critica que observo contra él, quién ni siquiera tiene una año en la presidencia de su país; por los vándalos radicales del comunismo representados en Gustavo Petro, y otros factores opositores, que pareciera no escarmientan, aun viendo y viviendo en carne propia el inmenso desastre de Venezuela; y aun así, pretenden sacarlo del poder porque no es de izquierda y desea poner orden en la nación.

No se debería esperar, ni perder más tiempo por la respuesta del ELN, las cosas están bien claras hoy día. Iván Duque, su ´partido político, sus votantes y su gobierno  tienen bastante argumentos y pruebas como para convencer al Congreso en pleno, de la necesidad de cambiar de plan de paz a plan de exterminio, o como lo quieran llamar, tanto del narcotráfico como de la guerrilla, so pena de convertirse plenamente en un país forajido e inviable para vivir sanamente. Es una enorme decisión que debe tomar cuanto antes.

Los latinoamericanos en general, quienes  apoyamos hoy día  a la democracia y el orden constitucional e institucional, orden y el respeto; debemos primero respetarnos a nosotros mismo y dejar los doble discursos que existen entre gran parte de los políticos, así como asumir la responsabilidad de la suerte de nuestra región, ante la amenaza evidente y cierta del marxismo leninismo, comunismo o totalitarismo que amenaza a América. Tan es así, que el partido demócrata de los EE.UU., pareciera haber sido penetrado por este flagelo, lo cual es bastante preocupante para América en general, como continente del mundo libre y democrático.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba