OpiniónOpinión Nacional

Juan Guaidó y los Estados Unidos: Aliados alineados

Iván Rojas

Estados Unidos es el más importante aliado que tienen Juan Guaidó y la AN en la lucha por restaurar la libertad y la democracia en Venezuela. Debido a esto, nombres como John Bolton, Marco Rubio, ElliottAbrams y Steve Mnuchinse han vuelto familiares para venezolanos que tratan de mantenerse informados, pero el discurso y accionar político en Washington puede a veces resultar desconcertante.

Ejemplo es la confusión en la opinión pública sobre una potencial operación militar. Se ha reiterado en sin número de oportunidades que esta es una opción que no agrada y que no está alta en la lista de posibilidades de la Casa Blanca, así ‘todas las opciones estén sobre la mesa’. En una entrevista al American Enterprise Institute, Abrams incluso afirmó que ‘no es algo que nadie debería desear’ al referirse al tema, además de decir que llevar adelante dicha opción destruiría a la coalición internacional que se ha generado alrededor de Juan Guaidó. Y no estaría de más recordar que Donald Trump construyó parte de su marca política criticando duramente la guerra de Irak y prometiendo no involucrar a EEUU en más conflictos; cualquiera con acceso a estudios de opinión, descubrirá que unaguerra sería muy impopular y pondría en riesgo la reelección de Trump en 2020.

En la misma entrevista antes mencionada, Abrams hizo una referencia que se le ha oído antes: El gran entusiasmo que despierta Guaidó durante sus ‘rallies’ en Venezuela. Si hay algo no debería discutirse es que EEUU apuesta al liderazgo del presidente interino, pues en un sin número de oportunidades los distintos funcionarios lo han afirmado, además de que la administración se ha cuidado mucho de no criticar al líder de la oposición, incluso cuando pareciera que los dos aliados no están en la misma página.

Y es que entrado agosto la Casa Blanca parece haber pasado de apoyo tácito pero poco entusiasta respecto al intento de negociación mediado por Noruega, a escepticismo e impaciencia. Pero las acciones deben verse en contexto. El aumento de la presión al régimen ha sido aplaudido, no criticado, por el liderazgo opositor (que obviamente sabía que venía) además de llegar en un momento en que parecía claro que los negociadores del chavismo no estaban dispuestos a quedarse dentro de la línea roja que había trazado Washington, es decir, una transición que no incluyese a Maduro.

Era claro que el nivel de presión existente no era suficiente para hacer al chavismo aceptar un acuerdo tan ambicioso, y viendo que el presidente Guaidó no ha dejado de afirmar la fórmula de cese, transición y elecciones, en ese orden, es claro que los dos aliados ven como necesaria la presión adicional e incluso el fallo temporal de la negociación. Parece que desde Caracas se apuesta más al éxito de una negociación que en Washington, donde el quiebre militar aún se ve posible, pero lo cierto es que ambas partes parecen alineadas en que la solución de la crisis es pacífica, sin Maduro y con elecciones libres como fin último.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar