OpiniónOpinión Nacional

La abstención en el PSUV

Siendo el registro electoral sobre el cual se desarrolló la elección cercana a 7.6 millones de electoral, se había generado la expectativa, entre otras cosas, de saber cuál sería el nivel de participación de dicha jornada.

Debo aclarar que desde hace 3 o 4 años vengo criticando públicamente la cantidad de militantes que se le atribuye al PSUV, ya que nunca se ha podido demostrar tales cifras, por el simple hecho de que si la máxima cantidad de votos que obtuvo el Presidente Chávez fue de 8.3 millones, y en la última elección el Presidente Maduro obtuvo 7.4 millones de votos, sería terrible pensar que lo único que existe en el PSUV son “militantes-votos”. Militante es tradicionalmente un activista cuyo compromiso se mide entre otras cosas, con base en la capacidad de persuasión que tenga para ganar por lo menos otra voluntad de sumarse al proyecto político en el que se milita. Si esa cifra de inscritos es cierta, entonces este sería el único partido con militantes que no mueve a nadie más que así mismos, y en algunos casos incluso no se mueven ni ellos.

Es por lo anterior que esa terquedad de mostrar un número que no corresponde con la realidad en estos momentos políticos no sólo es incorrecto sino inconveniente .En su mejor momento, de las tres jornadas de participación democrática plena que ha vivido el PSUV, la participación máxima ha sido algo más de tres millones de militantes, ese quizá sería un buen inicio o referencia.

Por otra parte, la escasa movilización que pude percibir en los centros electorales que recorrí por Caracas, parecieran corresponder con las cifras que pude obtener gracias al “Equipo de Conteo de Electoral Popular de Caracas”, militantes del partido que decidieron organizarse para realizar un trabajo estadístico sobre los niveles de participación, estudio que arrojó a las 5 PM que en el Municipio Libertador votaron 38.521 militantes, lo que representa el 8% del registro del PSUV. Este mismo equipo me hace llegar la información que un grupo similar en Vargas calculó la participación en el Estado en un 22%. Estos mismos equipos han estimado que la participación nacional ronda el 12%.

Con estas cifras, la mayor sorpresa fue la postura oficial del PSUV sobre los resultados de participación. Al ser interpelado el vocero del partido sobre los niveles de participación, la respuesta fue absolutamente insólita: “es difícil calcularla” ya que, según el vocero, debe esperarse cruzar los votos múltiples con los resultados finales para estimar la cantidad de participantes.

Cuando los eventos electorales son organizados por el CNE, dicho ente da los resultados primero de los porcentajes de participación y abstención así la elección sea de votos múltiples, entonces, si éste evento fue organizado por el CNE y se usaros las captahuellas, libros electorales, etc.: ¿Cuál es la dificultad en esta elección para proporcionar dicha cifra?

La realidad es que lamentablemente este proceso electoral pone en evidencia serios problemas que vienen arrastrándose, tanto en la movilización como en la motivación política para mostrar fuerza desde el PSUV.

Si la participación fue de aproximadamente un millón de militantes, no tengo duda que esto sea positivo, pero cuando pretende basarse en un registro de 7.6 millones de electores, por supuesto que es un fracaso. Pero por otra parte, cuando has logrado movilizar tres millones de militantes en procesos similares, es imposible no evaluar por qué hoy la maquinaria no sólo no funcionó como se esperaba sino, qué elementos sopesan sobre el hecho de que esto esté pasando.

Para mí, aunque para el momento de hacer este escrito estemos sin cifras oficiales, el hecho de que no sean dichas es una muestra de debilidad, y aún más, al permitir reforzar cifras extraoficiales como las que he mencionado, lo que pone en tela de juicio la legitimidad del método como fue convocada la selección de los delegados. Eso de un porcentaje de delegados “natos”, de un porcentaje de postulados por las diversas direcciones, y el resto de candidatos que en su mayoría eran “hijos de”, o “ministros de”, o “apoyados por”, o los que tienen “el cargo de”, que se sabía eran imposible de superar, produjeron desánimo y molestia en las bases, cansadas además de un conjunto de normas y reglamentos que sólo se aplican a “los pendejos” ya que la propaganda y publicidad “prohibida” por el artículo 20 de las normas del proceso de elección, fue violado por la mayoría de los que hoy fueron electos, con entregas y distribución de “Kinos”, con los que no estoy en desacuerdo, pero estaban prohibidos y punto.

Otro nuevo debate se abre, y además se pone en evidencia que el sacudón viene desde las bases. Ojalá la casta política se permita hacer una lectura seria de lo sucedido, ya que para luego es tarde. Cállense un rato y escuchen, por el bien del chavismo.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. No hay duda de que el hoy llamado PSUV – antes MBR 200 , Movimiento V República , o cualesquiera otro nombre habido o por haber – constituyó o pudo haber sido uno de los movimientos revolucionarios y democráticos mas importantes dentro y fuera de nuestro país. Lamentablemente nació »torcido», porque partió de un engaño y de un falso compromiso por parte de su fundador para con un sector del país que quería un cambio y que sin distingos de ideologías unió todas las clases sociales para tratar de hacer realidad un sueño, que hoy ha quedado transformado en una pesadilla, sin destino y mas próximo a un cercano final.

    No se que edad tendrá el señor Evans o si participó en la construcción del partido, pero en mi caso hice una excelente amistad con los señores Cárdenas y Durán Centeno, que realmente me conmovieron por su humildad al admitir que no tenían ni idea de la política y mucho menos el como construir un partido político. Así que me empeñe en enseñarles el ABC de la política en un curso acelerado de pocos meses, así nació el MBR 200 en el Zulia y con el apoyo desinteresado de muchos profesores de LUZ, sindicalistas, obreros, líderes comunales, oportunistas y cuanto bicho viviente quisiese sumar esfuerzos por algo que parecía valer la pena, pero que el tiempo demostró ser una cueva de militares ambiciosos, corruptos y ladrones.Hoy, un cadáver en putrefacción.

    Al momento de transmutarse en un proyecto socialista (comunista), del cual nunca se habló y donde ridiculeces ideológicas como la tesis del » Árbol de las Tres Raíces» y otras parecidas, solo excusables por la formación castrense de sus fundadores y como algo transitorio, comenzó a detectarse una seria desviación de los objetivos primarios de ese partido para de inmediato comenzar a involucionar desde el mismo momento de su nacimiento. Algo insólito pero cierto. Y es que hoy, la militancia civil – o lo que queda de ella -, ha quedado reducida a un »material de relleno», los llevan, los traen y ni siquiera pagandoles se sienten motivados a participar. Aquel »amor» – que si lo hubo – se extinguió. En este sentido, la »abstención» es la consecuencia natural de un fuerte desapego por un proyecto que tuvo vida mientras el ex Caudillo dirigió el »proceso»; ahora lo que hay es una rebatiña por la herencia del muerto tanto en sentido político como económico. Los militares copan todos los espacios del poder civil y dentro de ellos, el señor Cabello, es el que dirige la orquesta ya ni siquiera entre las sombras. El problema, es que ni el ni el señor Maduro son queridos por las bases del PSUV. Sencillamente no los quieren, son vistos como usurpadores que se esconden detrás de la imagen que todavía vigente del líder gracias a la propaganda política del régimen y los ingentes recursos que se emplean para ello. Pero la verdad – verdadera es que esta bien muerto y de hecho, sus espúreos herederos van desmontando sus presuntas realizaciones en función de sus particulares objetivos e intereses.

    Algunos pensamos que el III Congreso del PSUV, amañado y manipulado, dará lugar a la ruptura y división de ese partido. Son las bases populares del partido quienes habrán de asumir el papel de las luchas políticas y el intentar rehacer una organización que muy bien pudiese buscar una aproximación con los sectores populares de la derecha. Una gran alianza que unifique las clases medias con el movimiento obrero sin etiquetas ideológicas y sin la injerencia de grupos económicos ni de partidos políticos ; un entender que es necesario un capitalismo remozado y moderno que haga de la propiedad privada el eje sobre el cual gire la producción y redistribución de la riqueza . Ideas del mexicano Slin sobre la reducción de la jornada de trabajo, tienen su lógica aunque no la haya fundamentado adecuadamente ; o el papel de los Indignados a nivel mundial que son, entre otras variables, elementos que anuncian la creación de un Nuevo Orden Mundial en pleno proceso y del cual nosotros, ni podemos permanecer al margen ni tampoco ignorarlos. Ya ni siquiera se trata de salvar o no el »chavismo», se trata de adecuarnos a los nuevos tiempos y participar de estos grandes cambios que hoy se van imponiendo a nivel universal. Si a eso lo quieren denominar socialismo, pues socialista seré, lo que no podemos es hacer como el avestruz escondiendo la cabeza ante cualquier señal de peligro. Vivimos una de las horas mas apasionantes de la historia, no lo echemos todo a perder por sectarismos o falsos cantos de sirena. Lo peor que nos puede pasar es e caminar de espaldas a la realidad o no saber interpretar adecuadamente los signos de este siglo XXI convulso, contradictorio y pletórico de todo tipo de cambio.

  2. Con un Registro obviamente exageradamente INFLADO, y un 40% de delegados NATOS, ese Congreso del PSUV, que es un partido hecho desde y para el Miraflores dominado por la secta militar que a su vez se deja marionetizar desde La Habana, el «debate» que pueda darse en esa farsa va a semejar la oferta de Henry Ford con sus primeros vehículos «El cliente puede escoger el color del vehículo que adquiera, siempre que sea Negro».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba