OpiniónOpinión Internacional

La buena hora de Gustavo Petro

Beatriz de Majo

Una importante transformación se ha producido en el seno del grupo revolucionario que acompaña a Gustavo Petro en medio de la campaña sin cuartel que este libra por hacerse de la Presidencia colombiana  cuando a Ivan Duque le toque entregar la banda presidencial.

Posibilidades ciertas de convertirse en huésped del Palacio de Nariño  tiene, por variadas razones. La primera es que la votación obtenida por esta ficha de las izquierdas colombianas fue muy significativa en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Apenas 4 puntos menos que Duque y con una cifra porcentual muy elevada que se acercaba peligrosamente a la mitad de los votos.

Con esta capital político dentro de su morral, Petro no ha dejado pasar ocasión para ponerle palitos entre las ruedas al ahora mandatario colombiano y el juego no le está resultando tan complicado. Es muy cuesta arriba tratar de robarle popularidad a cualquier Presidente recién electo con el favor popular y con el ánimo del electorado a favor de los cambios que promete.

Pero la cuesta a escalar por parte de Ivan Duque al inicio de su mandato ha sido harto empinada. Por un lado la avalancha de refugiados venezolanos que se ha acentuado desde su llegada al poder ha requerido de una atención dedicada del gobierno a resolver los problemas de más de millón y medio de refugiados, todo ello en medio de la debilidad económica y social que Colombia traía ya a cuestas. En ese terreno, luego de trescientos días del inicio de periodo presidencial, aun no hay soluciones eficientes para abordar y resolver el drama de la afluencia y la atención a millones y medio de seres hambreados en busca de ocupación y vivienda. Dentro del mismo tema, el gobierno, a pesar de haber estado muy activo en el terreno multilateral, no ha logrado armar un plan coherente de la comunidad internacional para detener las atrocidades que se gestan dentro de la dictadura venezolana y que son las que provocan el éxodo masivo.

El llamado de Duque en la capital de Europa a un “consenso global para una acción multilateral” aun no cobra forma. Por todo ello, nada hace pensar que la solución a estos dramas que impactan al país y al gobierno tenga pronta resolución. De lo que se habla, más bien, es de una desestabilización de Colombia.

A Petro también le están dando alas otras equivocaciones del gobierno de turno. El todo el territorio nacional se están gestando marchas contra las políticas de Duque que aparecen como impopulares y ellas serán impulsadas por las izquierdas hasta obtener algún genero de satisfacción que se materialice en planes que contengan medidas contundentes a favor de las clases más necesitadas.

El caso es que el aumento de los impuestos a los empleados de medianos ingresos , la falta de presupuesto para la educación y las  universidades, la ausencia falta de una política útil a la generación de empleos y el pobre manejo de la economía en términos generales mantienen a Duque con una desaprobación de más del 70 %. Pues bien, Gustavo Petro tiene el ambiente a favor para pescar en medio de este rio revuelto.

Y lo está favoreciendo otro elemento inesperado: sus desaveniencias con personeros de la “ Revolucion Bolivariana” del otro lado de la frontera, un tema que muchos ven con buenos ojos en Colombia y a los que se les ha dado amplia publicidad. No le han faltado los insultos al excandidato presidencial de parte de Diosdado Cabello frente a las cámaras de televisión.

Las molestias por los desatinos tan visibles de parte del gobierno de Nicolás Maduro y sus adláteres que han llevado a un país rico a la ruina, los altos niveles de corrupción  asociados a la gestión de gobierno, el favorecimiento de la implantación del ELN y de bandas criminales en suelo venezolano , la connivencia con el tráfico de drogas, la comandita activa compartida por los militares venezolanos los eyectados de las FARC y las BACRIM , son compartidas por toda Colombia, no solo por los simpatizantes con el gobierno.

De esta manera un poco de sagacidad política es todo lo que le hace falta al representante de Colombia Humana para mantenerse en la cresta de la ola.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba