OpiniónOpinión Nacional

La derrota del régimen y la tarea de la oposición

Los demócratas debemos estar de júbilo. El régimen recibió tres estocadas, cada una de ellas mortal:   1- La elevada abstención. 2- El bajo número de votos que tuvo que asignarle el CNE a Maduro y 3- El pronunciamiento de Henry Falcón desconociendo el proceso electoral.

La cifra de un 54 % de abstención decretada por el CNE  fue muy alta y, desde luego, la abstención real evidenciada por fotos, videos y testigos en centros electorales fue muchísimo mayor, lo cual descalificó aún más el proceso.   El CNE le asignó a Maduro apenas 5.823.728 de votos, apenas  un 29 % de padrón electoral.  La declaración del candidato Henry Falcón de no reconocer la elección por carecer de legitimidad, debido a las grandes irregularidades derivadas del incumplimiento de lo acordado, fue   tan  dañina al régimen como  la abstención.

Fuimos partidarios de no acudir a las urnas por estar seguros de  que el  régimen totalitario utilizaría  todos los medios ilegales posibles para imponer su voluntad y porque los demócratas contábamos con la posición   de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá  y 14 países latinoamericanos  de no reconocer un  proceso electoral fraudulento.  Falcón debió respetar la decisión del resto de los partidos de  oposición de no presentar candidatos. Por ello, fue objeto de críticas bien fundadas, pero también de acusaciones no sustentadas. Muchos votaron de buena fe pensando que era la única opción, considerando  que el resto de la oposición no había realizado  una buena tarea. Sin embargo, su correcta declaración denunciando los vicios del proceso lo reivindica. Aunque seguramente esas dos decisiones  fueron motivadas para proyectar su imagen, lo importante es que  le hizo un gran daño al régimen. Ahora debe subordinar   sus legítimas aspiraciones al interés colectivo.

Corresponde  a la dirigencia opositora lograr acuerdos para darle la puntilla al narcorégimen que resultó herido de muerte. Muchos errores se han cometido en estos últimos años. Sin duda los demócratas exigimos que de ahora en adelante se logren acuerdos que permitan despertar las esperanzas de ciudadanos que sufren las consecuencias de una dictadura nefasta. Los dirigentes de  oposición, citados en orden alfabético, Borges, Capriles, Falcón, Ledezma,  López, Machado, Ramos y Rosales deben presentarle al país un acuerdo político y unos lineamientos a seguir por un futuro gobierno. Quienes ejerciendo su derecho a opinar disparan dardos venenosos en contra de estos dirigentes deben reconocer que no eran ciertas las acusaciones de colaboracionismo con el régimen, sino diferentes puntos de vista con los cuales se puede o no estar de acuerdo, pero que son respetables.

El candidato Bertucci dejó en suspenso su pronunciamiento, sobre si reconoce o no la validez de la elección, hasta determinar si las irregularidades que existieron afectarían los  resultados. Pareciera que no le interesa entender que el problema no son los números, sino cómo llegó el CNE a los mismos y la ilegitimidad del proceso y del candidato oficial.

El reciente domingo Maduro fue derrotado y debemos celebrar. El CNE y el Alto Mando Militar dieron una demostración de sumisión y de deshonestidad intelectual. El general Padrino López no pasa de ser un pobre centurión al servicio del régimen. Afirmar que se ejerció la libertad de elegir y que se garantizó el derecho de los ciudadanos es una gran mentira ¿Cuándo tendremos una elección como en Costa Rica? ¿Cuándo dejaremos de ver más de una docena de generales en traje de campaña avalando un proceso irregular?  Esto lo podremos lograr el día que los venezolanos tomemos mayor conciencia cívica y unidos exijamos el cumplimiento de la Constitución y las leyes.

Como (había) en botica: A Maduro lo sostienen tres generales: Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa que permite que  Valentín Santana, el conocido delincuente paramilitar del régimen, esté rueda libre y se abrace públicamente con el coronel Lugo quien fue  denunciado por agredir a  periodistas y a diputados. Padrino todavía sostiene que “Marx está más vigente que nunca”. Gustavo González López, que  permite torturas en el Sebin y mantiene detenidos a menores de edad y a ciudadanos que tienen boleta de excarcelación.   Néstor Reverol, ministro del Interior, sancionado por  países democráticos.   Dos buenas noticias sobre éxitos de jóvenes venezolanas  en el exterior: Carmen Virginia Piña Arapé, abogada graduada en el Zulia e hija de compañeros de Gente del Petróleo,  finalizó una maestría en Texas y aprobó su incorporación al gremio de abogados norteamericanos. Marilia Arriaga, estudiante de bachillerato en Halifax, Canadá, recibió Premio de Ciudadanía del Ayuntamiento por su dedicación y compromiso para mejorar la calidad de vida en su comunidad ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!   22/05/18 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

[email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba