OpiniónOpinión Internacional

La desmesura

Cuando hace pocos días un Jefe de Estado que actúa como estadista en defensa de la Republica que gobierna, encontrándose  frente a una situación de conflicto aporta una salida de tipo diplomático para llevar conversaciones tendientes a la regularización de las relaciones y ofrece conversar amistosamente para normalizar la convivencia entre dos repúblicas hermanas y vecinas, todos somos sorprendidos por una inusual respuesta “sin condiciones porque las condiciones las pongo SOLAMENTE YO”

Este comportamiento es igual al reflejo en un espejo de una personalidad que actúa con DESMESURA al poner de manifiesto una evidente perdida de la relación tiempo-espacio que le hace vivir fuera de la realidad. Es la situación del gobernante que borracho de poder cree haber conquistado la gloria y puede ser capaz de cualquier cosa al desarrollar un EGO desmedido con sensación de poseer dones especiales que le permiten enfrentarse hasta a los mimos Dioses.

No resulta inédito este comportamiento y en los textos de psiquiatría relativos a las locuras del poder del eminente profesor David Ewen vemos comportamientos similares en distintas épocas y en variados personajes Atila, Nerón, Hitler, Mussolini, Idi Amín Dada, Bucarán, Hussein, por mencionar solamente algunos conocidos que fueron estudiados durante largo tiempo por un equipo que concluye en que “el poder intoxica tanto que termina afectando el juicio de los gobernantes y conjuntamente con la escuela de los psiquiatras Marañón y Manuel Franco clasifica esta nosología con el nombre de MAL DE HYBRIS que se desarrolla en dos fases.

En la primera fase una persona normal. Por herencia o por suerte llega de manera fortuita a una posición de poder con un principio de duda sobre su capacidad para el desempeño, pero de inmediato aparece una legión de incondicionales que le facilitan el cargo hipertrofiando su valía y poco a poco le hacen creer que está allí por méritos propios y recibe halagos, saludos y felicitaciones de todo tipo que le hacen llegar a la fase de ideación megalomaníaca que lo hace infalible e insustituible y comienza a hablar reiteradamente, haciendo planes para veinte años, con obras faraónicas que lleven su sello personal y hablan de cosas que no conocen pero los que lo siguen deben dar por ciertas, este es el desarrollo paranoide porque todo el que se oponga o contradiga será su enemigo.

Esta fase dura muy poco para entrar en el trastorno delirante que lo lleva a aislarse de la realidad, no necesita rendir cuentas ni consultar porque está destinado a las grandes hazañas, tiene tendencia mesiánica para aumentar los asuntos corrientes, que siempre tendrán un enfoque personal YO,YO,YO, los demás mortales tienen poco valor porque ellos son seres superiores, pueden rodearse de lujos desmedidos y excentricidades, les gusta acompañarse de mediocridades, pero la pérdida del poder o de la popularidad los hace caer en depresión y son peligrosos porque en esta fase desarrollan el rencor que los lleva a instintos de venganza y destrucción.

Muchas veces esa superioridad deriva de un complejo de inferioridad por lo cual usurpan la figura de personajes más sobresalientes a los cuales pretenden emular amenazan, insultan, ofenden a alguien que se encuentre a distancia para que no pueda responder, le organizan manifestaciones y recogen firmas que lleven la imagen de respaldo y popularidad aunque no  signifique más que una pérdida de tiempo para descargar sus culpas e incapacidades Y poder esconder las realidades de sus negocios ilícitos.

La realidad no hace excepciones por lo que es bueno recordar que hace seis años los que eran dueños del poder ya no existen y la desmesura engorda en los libros de texto de la psiquiatría.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba