OpiniónOpinión Internacional

La mayoría de los inmigrantes detenidos en los EE. UU. bajo la administración Trump, no tiene antecedentes criminales

Carlos Colombo

En los años anteriores, el consenso general en la política inmigratoria de los EE. UU. ha sido enfocar los recursos y esfuerzos de deportación sobre los inmigrantes indocumentados con antecedentes criminales, miembros de pandillas y que representan una amenaza a la seguridad nacional. Las cifras más recientes de la administración actual, sin embargo, muestran una tendencia muy diferente. Según los datos de investigación de la Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) en la Universidad de Syracuse, al 30 de junio de 2018, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) detuvo en su custodia a 44.435 personas, de las cuales un gran número de ellos no tenía algún historial delictivo.

Lo que es aún más sorprendente, los datos muestran que cuatro de cada cinco personas detenidas por ICE tenía un expediente limpio o solo había cometido una ofensa menor (por ej.: una infracción de tránsito). Esto significa que solo uno de cada cinco detenidos de ICE había sido condenado por una ofensa que ICE clasifica como un crimen grave (felony). Llama la atención que solo el 16% de tales “crímenes graves” eran lo que ICE define como una ofensa de “Nivel 1” (o de máxima gravedad).

Además, entre las ofensas de Nivel 1, ICE incluye crímenes tales como “vender marihuana”,  lo que en muchos estados de los EE. UU. ha sido legalizado recientemente. Asimismo, entre los detenidos convictos por ICE, el crimen más frecuente fue “ingreso indocumentado”, una primera ofensa de lo que es considerado un delito menor. Además de lo anterior, el patrón más reciente de ICE y las tácticas de arrestos, que incluyen llevar a las personas a custodia de inmigración sin orden judicial o con el pretexto de detenciones de tránsito y usando “barridos” de gran escala de “probables inmigrantes”, confirman que la administración actual está enfocando sus recursos de deportación sobre todos los inmigrantes indocumentados, sin importar su historial criminal.

Además del aumento en la cantidad de detenidos por ICE con un expediente limpio, los datos también muestran que el 18 por ciento de las 44.435 personas detenidas por ICE habían residido continuamente en los EE. UU. por diez años o más, y que uno de cuatro había estado en el país por al menos cinco años. Asimismo, un pequeño porcentaje de estos detenidos son o eran residentes permanentes legítimos (lo que significa que son o han sido titulares de una greencard).

Estas cifras dejan en claro que, bajo la administración actual, el alcance de los inmigrantes sujetos a detención y una posterior deportación ha sido expandido significativamente. Este grupo ahora incluye a los inmigrantes indocumentados, los extranjeros que han permanecido en los Estados Unidos tras el vencimiento o violado los términos de sus visas, así como titulares de greencards con un historial criminal aún si este es menor. Por lo tanto, es muy importante que aquellos que enfrenten problemas potenciales de deportación en los EE .UU., tales como los inmigrantes no autorizados e incluso los residentes permanentes legítimos con un historial criminal (en especial aquellos que planeen viajar), consulten a un abogado experimentado de inmigración para asegurarse de que usted o sus seres queridos no estén en riesgo de detención o deportación en y desde los EE. UU.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar