OpiniónOpinión Nacional

La miseria política

La miseria de la política o la política de la miseria tiene la misma data de los poderes establecidos para la defensa y mantenimiento de la propiedad y el control sobre las mayorías. Ya sea en términos de esclavitud, servidumbre o regímenes disfrazados de democracias, prevalece una práctica regida por el poder del capital que sigue la huella de los dioses de la acumulación y la ganancia.

Una realidad que expresan hoy, con “amplitud y solvencia” las potencias levantadas con el trabajo y esfuerzo ajenos. Los países colonialistas, imperialistas, industrializados, ricos, controlan a los carentes de desarrollo, tecnología y políticas independientes y soberanas. Por encima de los intereses nacionales están los que corresponden a las potencias. Y si esto no se atiende el infractor debe atenerse a las consecuencias.

El reconocimiento de la Rusia de Putin a las nuevas autoridades en Bolivia luego del golpe de Estado a Evo Morales, muestra lo que es el desarrollo de la miseria. Se aprueba los hechos cumplidos para garantizar el aprovechamiento de los negocios establecidos que, por supuesto, el gobierno auto juramentado ha estado de acuerdo en proseguir. Entre este proceder y el norteamericano no hay diferencias de fondo.

Para los negociantes rusos poco o nada importa hoy la posición asumida por este ex país que exige el regreso de EM al gobierno, como única manera de cumplir con la legalidad y evitar la confrontación violenta que puede llevar esa sociedad a las más trágicas situaciones. Para ellos sólo importa el mantenimiento de las relaciones miserables.

Por esto, una situación como la que confronta la “revolución socialista del siglo XXI”, que  se decide hoy en las cloacas de las grandes potencias, no contará con ningún apoyo ideológico, político o solidario de “la potencia aliada” que, finalmente deja en claro que lo suyo es la conveniencia. De allí que su actuación en el caso boliviano puede ser la misma para Venezuela o el Foro de Sao Paulo, que algunos señalan como responsable del levantamiento chileno, ecuatoriano, del triunfo electoral argentino o la libertad de Lula en Brasil. Sin embargo, no hay una lógica explicación del nada hacer para defender la revolución boliviana de EM.

Sancho, ¡mientras la política sea miseria se seguirá negociando hasta la llamada vida de quien no se ha podido conformar como humanidad!

@ABlancomunoz

[email protected]

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar