OpiniónOpinión Nacional

La politización de la vacunación

Cada día se tiene más la impresión de que el crecimiento de la pandemia del Covid-19 no se está controlando. Crecen los contagios y las muertes en países y regiones donde se veía que estaban decreciendo.

Uno se pregunta ¿a qué se debe esa situación tan preocupante?

No soy ninguna autoridad en el tema la infectología ni en el de las vacunas, pero soy un buen observador y receptor de la opiniones autorizadas y enemigo de los “fake news”.

Me atrevo a opinar sobre las razones que pueda haber para que la gente no se vacune ni cumpla con los protocolos para evitar los contagios. Pienso que esas razones en parte son políticas, culturales o simplemente se deben a carencia de información adecuada.

Dentro de las razones políticas pueden contarse las de algunos jefes de estado y/o de gobiernos que se valen de las restricciones impuestas a la libertad de los ciudadanos, no para atender a la lucha contra la pandemia sino para aprovechase de ellas con miras al aseguramiento en el poder. Tenemos el caso de jefes de gobiernos totalitarios y dictatoriales que con la imposición de cuarentenas rigurosas logran evitar que en las calles proliferen manifestaciones de protesta.  –A este respecto, sin embargo, la dictadura cubana no lo ha evitado–. Otro caso es, por ejemplo, el de Trump, quien al principio no vio peligro para Estados Unidos y no tomó medidas urgentes, sino que quiso decir que se trataba de terrorismo chino. –lo único que hay que reconocerle es que promovió la rápida producción de vacunas en su país. El caso de Maduro es más grave: quiso valerse de la vacunación para fines de provecho político como el de vacunar preferentemente a diputados y funcionarios públicos partidarios del PSUV y llegando al extremo de poner trabas al ingreso de ciertas vacunas que no fueran las que le convenían políticamente y lo que es más, importando grandes lotes del proyecto de vacuna cubana aún no autorizada por la OMS, satisfaciendo al gobierno de la isla para que utilizaran a los venezolanos como conejillos de india para poder lograr la aprobación de la OMS,

El caso de los Estados Unidos es preocupante, a pesar de que el plan de Biden comenzó teniendo efectos muy positivos, ahora vemos que se enfrenta a serios problemas políticos por la oposición de sectores del partido republicano que quieren que Biden fracase y, lo que es más grave, un problema cultural que consiste en el hecho de que ç millones de personas que se niegan a vacunarse, como siempre lo han hecho con otras vacunas y también se oponen a las medidas gubernamentales que busquen forzar a los americanos a vacunarse porque ello va en contra de la garantía de libertad consagrada por la constitución y que para muchos su ejercicio no puede limitarse ni siquiera cuando  produzca daños a la gente.

Con sorpresa vemos que en buena parte de Europa no se autoriza la vacuna rusa conocida como Sputnik, una de las reconocidas por la OMS y de amplia aceptación mundialmente. A mi juicio debe ser por razones políticas.

Otro problema que no es de politización sino comercial, es el que constituyen las noticias que buscan desacreditar algunas vacunas, seguramente por competencia entre laboratorios fabricantes de vacunas. Recuerdo un caso en el que se decía que una vacuna producía coágulos. Esa aseveración quedó desvirtuada cuando se comprobó que entre varios millones de personas a quienes se les inyectó esa vacuna sólo 8 tuvieron coágulos.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba