OpiniónOpinión Nacional

La ruta hacia el consenso

Desde hace algún tiempo los partidos políticos que conforman la oposicion al régimen de Maduro se encuentran inmersos en una situación caótica por los variados puntos de vista que cada uno mantiene sobre la manera de construir un enfoque unido para enfrentarlo. Pero también porque ha faltado un líder de carácter bien templado, capaz de entender las razones del disenso y buscar los puntos de convergencia que conduzcan a la unidad. Del lado del gobierno tampoco existe una situación serena desde que Nicolas Maduro, consciente o inconsciente, decidió salirse del orden constitucional, una situación que agravó aún más con la política de persecución de líderes políticos de oposicion a quienes considera enemigos del gobierno.  Así, el ambiente político es pues, un verdadero laberinto y en ese impase, las dos partes sufren el embate de movimientos, incontrolados dentro de la oposicion y calculados en el campo de Maduro.

En la oposicion el debilitamiento es grande. Algunos de sus miembros le retiraron el apoyo y, convertidos en disidentes, decidieron apoyar al gobierno ilegítimo en su plan de llevar a cabo elecciones parlamentarias el 6 de diciembre, aun cuando Guaidó y el gobierno encargado se declararon en contra de participar en dicho evento por no contar con las condiciones mínimas que requieren unas elecciones libres y transparentes. No obstante, a pesar de la disidencia, Guaidó logró aglutinar las fuerzas de la oposicion en un Pacto Unitario con la participación de 37 partidos políticos y 105 organizaciones de la sociedad civil. La posición de presidente encargado y del Pacto Unitario es que la oposicion no debe participar en esas elecciones ya que desde su punto de vista serian fraudulentas.  En su lugar, propone llamar al pueblo a una consulta nacional, sosteniendo además que Ratificamos el rechazo al fraude convocado para el 6 de diciembre por la dictadura y desplegaremos una campaña nacional e internacional por las elecciones presidenciales y parlamentarias”  A este respecto, el sacerdote José Virtuoso, rector de la Universidad Católica Andrés Bello y representante de la sociedad civil, considera confusos los planteamientos que presentó Juan Guaidó.   Mientras tanto, Enrique Capriles, con una posición ambigua, afirmó que apoya la participación en las elecciones parlamentarías. Se le acusa por ello que con esa acción estaría aceptando la legitimidad del régimen, especialmente después que salió a la luz la noticia de sus contactos con el gobierno.  Capriles, sin embargo, aclaró su posición a la BBC afirmando que “Nosotros estamos peleando para que las elecciones sean libres y democráticas, esa es nuestra pelea, para que el pueblo venezolano pueda expresarse y que su voto sea respetado, contado”  Consultado sobre esas conversaciones, monseñor José Virtuoso afirmó que, efectivamente, Se desarrollaron esas conversaciones y hubo frutos. …..No solamente creo que hay que ver el logro alcanzado en estas conversaciones, sino el significado político de ese mismo hecho en el que, a la vez, el gobierno de Maduro acepta la discusión de las condiciones electorales y entra en un proceso de diálogo con la Unión Europea y con otros actores de la oposición. En este caso encabezado por Capriles. Si uno valora con serenidad este proceso de negociación, de acercamiento de diálogo, se abrieron unas posibilidades para el juego político o se ha abierto el juego político y eso, indudablemente, es positivo dentro de la gran tragedia en este mundo político tan encriptado, tan encerrado, tan sin salida, tan sin posibilidades. Creo que se ha abierto una puerta que es importante.

Del lado del gobierno celebran el gran éxito de las calculadas maniobras que les permitió convencer a algunos diputados opositores a cambiar de bando político para reforzar la acción gubernamental. Y para debilitar aún más a la oposicion, el gobierno procedió enseguida a la inhabilitación de los partidos políticos de los diputados disidentes.  Sin embargo, dentro de esos cálculos, la inhabilitación judicial de esos partidos será, al contrario, un antecedente más para el listado de comportamientos antidemocráticos que han llevado al gobierno al desprestigio nacional y a un verdadero cerco de desconocimiento internacional.

Así, como hemos visto, el mundo político en el país es dinámico, nuevos elementos siguen incorporándose al tablero. Primeramente, Nicolas Maduro ha sorprendido a la oposicion y a sus aliados de la comunidad internacional con su invitación a la Unión europea (UE) para que envíe una misión de observadores para las elecciones del 6 de diciembre, invitación que también envió a las Naciones Unidas. La primera reacción de la EU fue que el tiempo era corto para organizar la misión, por lo que solicitaba una postergación de dicho evento. Al hacerse pública la noticia, el representante especial del presidente Trump, Elliott Abrams así como el secretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Michael Kozak, no tardaron en declarar que el solo aplazamiento no era suficiente y que son las condiciones electorales las que deben de cambiar, ya que de lo contrario se le estaría acordando legitimidad a un acto convocado por un Consejo Nacional Electoral designado irregularmente por el Tribunal Supremo de Justicia. Entre tanto, el alto representante de la UE para la política exterior, Josep Borrell, dejó clara su posición durante la reciente reunión con el Grupo Internacional de Contacto auspiciado por la Unión Europea (UE), considerando que el país no cumple “en este momento” las condiciones para celebrar unas elecciones “transparentes, inclusivas, libres y justas” El Grupo de Contacto Internacional sobre Venezuela reiteró estar dispuesto a monitorear las elecciones parlamentarias. Pero no para diciembre. Sino para cuando se garanticen “unas condiciones mínimas de credibilidad, transparencia e inclusión”. Para ello tienen que cumplirse ocho puntos.

En paralelo, nuevos eventos se están incorporando al escenario político, factores que sin duda, afectaran de una manera u otra, la dirección que tome el plan de ejecución de las elecciones parlamentarias.  Así, entran al escenario, la investigación Chavismo Inc.,   realizada por Transparencia Venezuela y el informe de la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos sobre la República Bolivariana de Venezuela

En resumen, existen sobre la mesa importantes elementos para la negociación.  La respuesta de la UE a la invitación de Maduro para el envío de una misión de observadores ha permitido que esa institución fije las condiciones que garanticen unas elecciones libres y transparentes y que debieran despejar las dudas de fraude, condiciones que cuentan con la aprobación del gobierno de Estados Unidos.  Así, estamos en un momento decisivo y la bola ahora está en el campo de Maduro. Si el gobierno acepta las condiciones de la UE y de Estados Unidos, la lógica indica que se podría esperar una nueva invitación de Maduro, pero esta vez a los representantes de la comunidad internacional y de la sociedad civil y claro, a Juan Guaidó en su calidad de presidente encargado y además, representante del Pacto Unitario, para negociar los términos de las condiciones, garantías y calendario que el gobierno debería poner en práctica para que las partes acepten a participar en las elecciones.

Así, pese a la complejidad de la situación, la ruta hacia el consenso parece ahora posible. Los actores tienen la oportunidad de unir esfuerzos para encontrar la salida del laberinto, que no es otra que la que nos llevará a todos a obrar por el bienestar de los venezolanos y al restablecimiento del orden constitucional que desde 1958 y hasta la llegada de Hugo Chávez al poder, permitió a todos participar en el juego democrático y en la libre empresa en igualdad de condiciones y en particular, sin discriminación ideológica alguna.

[email protected]

@kuikense

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba