OpiniónOpinión Nacional

La Unión Europea y su política exterior

Uno de los objetivos de la Política Exterior de la Unión Europea, es desarrollar y consolidar la democracia y el Estado de Derecho, así como el respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales en el mundo.

Sin embargo, en su intervención de ayer ante el Parlamento Europeo, el nuevo Alto Representante (AR) de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, parece contradecir tal objetivo, al declarar que la Comisión Europea no puede investigar la denuncia que la ciudadana Vicepresidente chavista estuvo en España, en violación de las sanciones que le impiden pisar el territorio de la Unión.

El AR arguye que, al plantearse un caso de posible violación de sanciones, corresponde al Estado Miembro en cuestión, investigar y determinar si en realidad ha ocurrido.

El Ministro de Relaciones Exteriores de España hasta hace poco, parece olvidar que no hay nada que investigar, pues el propio gobierno español ha despejado cualquier duda al respecto y hasta ha proporcionado varias versiones distintas de la presencia de la funcionaria chavista, que confirman la violación de las sanciones de la UE. Por si fuera poco, el gobierno ha negado reiteradamente que la Vice se haya entrevistado con su Presidente, lo cual es un reconocimiento implícito de la presencia en el Reino de la persona sancionada.  En tales circunstancias, que son un hecho público, notorio y comunicacional, el asunto se cae de maduro y pierde sentido el argumento del AR. 

Este caso constituye piedra de toque, en un momento crucial, para la credibilidad de la política exterior de la UE y para su percepción en el concierto de las naciones, especialmente en América Latina; también para la imagen del gobierno español (y lamentablemente para la de España), que sigue desmoronándose a pasos agigantados.

El caso constituye una clara violación de las sanciones, ha propiciado que se le vean las costuras (dentro y afuera) a la coalición non sancta que gobierna España; también queda otra vez claro que el chavismo es peor que el caballo de Atila, pues por donde pasa solo crecen las malas hierbas. 

Lo que se necesita aclarar, por el bien de todos, es el intento del ex canciller español y ahora Alto Representante de la Unión Europea, para sacarle las castañas del fuego a sus correligionarios de Madrid, tergiversando la propia normativa de la UE y transformándola en instrumento para desvirtuar uno de sus objetivos fundamentales.   

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar