OpiniónOpinión Nacional

La universidad que siembra: Nuevos escenarios (2)

cuando comiencen a estudiar, tienen que comenzar

a interactuar con la realidad…

Hugo Rafael Chávez Frías

Uno de los términos que domina el mundo académico en Venezuela es el de “Autogestión”, ante la falta de recursos económicos para responder a las demandas universitarias; cuando se aplica la autogestión los deseos y necesidades son parte integrante del ser humano, pero los deseos de poseer un producto se convierten en demanda cuando la persona está en capacidad económica de pagar por el producto, sea está a través de la participación comunitaria.

En la Universidad Nacional Experimental de Los Llanos Occidentales Ezequiel Zamora, UNELLEZ, la autogestión comunitaria se muestra como el canal a través del cual el potencial inherente del ser humano se encauza hacia el logro de una vida digna a través de mejorar la calidad de vida de cada persona, de acuerdo a sus propios objetivos, metas y con el apoyo solidario de sus semejantes. La autogestión se asume como proceso mediante el cual se desarrolla la capacidad individual o de un grupo para identificar los intereses o necesidades básicas que le son propios y que a través de los entes operativos de la Universidad (Unidades de Producción, Laboratorios, FundaUNELLEZ, entre otros), permite dar autonomía y la coordinación con los intereses y acciones que permita por la vía de la planificación, democracia participativa y desarrollo sustentable, dar una respuesta oportuna a las necesidades de las gentes.

La autogestión comunitaria en la UNELLEZ, se ha entendido como una herramienta eficaz probada que exalta la utilización de los valores del individuo y de los grupos, situándolos en mejor posición para enfrentar y resolver sus problemas comunes. Por su parte, la comunidad autogestiva, puede ser vista como un centro de gestión autónomo que no significa que exista como una entidad aislada con pretensiones anárquicas de querer crear una instancia dentro de otra instancia con condiciones de ingobernabilidad, sino que más bien se vincula creativamente con las restantes estructuras y ámbitos del cogobierno universitario, que como una unidad viva los recicla y moviliza hacia ella, cuestionando los aspectos negativos de aquellos y aupando los positivos.

El movimiento estudiantil-social denominado la Nueva Época Universitaria, ha planteado la autogestión como un proceso integral de fortalecimiento organizativo, en secuencia con las acciones que buscan robustecer las capacidades antes, durante y después de la entrega del bien adquirido, descubriendo las capacidades, destrezas, habilidades individuales, directivas y de grupo de la comunidad universitaria.

Es de la convicción de los integrantes de este movimiento, Nueva Época Universitaria, visualizar la autogestión comunitaria como una experiencia válida de autonomía en la coordinación con los intereses y acciones de la Universidad; apreciando la autogestión como proceso que se genera al romper la dependencia y marginación previas para crear un espacio propio de representación, defensa y coordinación comunitaria que conduzca a la conquista gradual de poder económico, social y político.

En este aspecto, la autogestión comunitaria universitaria se concibe como gestión de la comunidad, que ocurre como consecuencia de transformar la espiral descendente de la pobreza en espirales ascendentes de desarrollo. La fuente de la autogestión comunitaria universitaria, en la realidad planetaria de la UNELLEZ, es el cambio de una visión fatalista de la actividad académica, a la visión optimista y esperanzadora de una institución de educación superior que impulsa el desarrollo y transformación del pueblo a través de los saberes técnicos y universales.

De una manera concreta, la autogestión comunitaria estudiantil es para la Nueva Época Universitaria, el desarrollo y transformación de la comunidad hacia sí misma y hacia los demás; la autogestión comunitaria estudiantil no debe entenderse como una acción fugaz en la experiencia Universitaria, si no como la vía para generar cambios que sean permanentes, por ello es imprescindible el proceso de sustentabilidad. Este proceso se plantea en dos escenarios: uno, preservar el ecosistema, garantizando los recursos naturales a las generaciones futuras; y dos, ganar una estabilidad cada vez mayor, a fin de asegurar su continuidad, ya que la comunidad debe tener una imagen de sustentabilidad de los proyectos a ellos entregados, para poder negociar en el futuro con el resto de la sociedad u otras instituciones otro tipo de apoyo.

El equipo multidisciplinario de la Nueva Época Universitaria, integrado por docentes, estudiantes y miembros de la comunidad, ha estado proponiendo una visualización del logro de la coordinación y el poder necesarios para proponer e impulsar la descentralización del cogobierno universitario, a través de contar con una visión y misión que permita a la institucionalidad operar con autonomía en el manejo de los recursos económico-financieros propios.

Esto ha planteado la práctica social, desde el punto de partida de la construcción de nuevas ideas y propuestas, entendida como un segmento de experiencias a través de las cuales se piensa lograr un producto deseable para cambiar una situación social determinada. Desde esta perspectiva, la autogestión cuenta para su implementación en la comunidad con la planificación situacional descrita en el Plan de la Patria 2019-2025, donde se muestran los aspectos prácticos del trabajo comunitario universitario.

En un aspecto puntual, el equipo de la Nueva Época Universitaria, plantea la autogestión comunitaria estudiantil como práctica social en el marco del sistema de planificación situacional bolivariano que opera en la propia comunidad (poder popular), poniendo en práctica actividades conjuntas en torno a intereses compartidos implica conocer la realidad desear un cambio positivo, idear un futuro mejor. Se busca logros de metas comunes, donde se definan las acciones necesarias para alcanzar esas metas trazadas definiendo el camino que facilita lo deseado para construir la organización adecuada que haga realidad esta meta.

La intencionalidad de impulsar la autogestión universitaria y su operatividad por la vía de la descentralización en el manejo de los recursos económico-financieros, es de darle a los Vicerrectorado la posibilidad de crear un músculo propio que dé respuesta a la demanda de los estudiantes y docentes, incluyendo al personal administrativo y obrero, en las condiciones de una participación comunitaria que haga posible comunicar, informar o notificar, desde este punto de vista, la participación solamente posible con el libre acceso a la información de lo que ocurre alrededor, que de una forma u otra afecta nuestra vida.

Se aspira, a grandes rasgos, compartir, entrar, intervenir, contribuir, donde cada integrante de la comunidad es una parte del todo y como tal interviene, comparte y contribuye; es el derecho a tomar parte, es decir tomar la responsabilidad por el grupo si estos están de acuerdo y allí se muestra el trabajo comunitario desde la perspectiva de la psicología laboral que haga posible fortalecer la motivación y el desempeño laboral-académico, que se traduzca en nuevas vivencias, experiencias y conocimientos que enseñen las bondades del trabajo colectivo y reconceptualicen el constructo sociocultural, teniendo como objetivo llevar a cabo transformaciones estructurales que fomenten el compromiso y responsabilidad ciudadana para hacer todos los esfuerzos posibles que solventen las situaciones problemáticas.

El equipo de la Nueva Época Universitaria está orientado a la integración Universidad-Comunidad, por la vía de los procesos de integración que requieren del ejercicio de un liderazgo transformador. Esa integración entre Universidad y comunidad, es un proceso vital y necesario en el devenir del proceso educativo universitario, pero que necesita consolidar para ello el nivel gerencial directivo para promover el proceso de integración desde la base de las estrategias de comunicación que le permita captar el interés y la participación de la comunidad en la Universidad.

De manera concreta, el equipo de la Nueva Época Universitaria entiende la importancia de la comunidad en la resolución de problemas desde los planos de formación de la Universidad, bajo el esquema de fomentar el cuidado y protección del entorno comunitario, así como fortalecer sentimientos de pertenencia hacia el lugar de origen.

El equipo de la Nueva Época Universitaria, como propuesta de estrategia gerencial para la autogestión, busca proponer un trabajo cooperativo que permita conocer que se puede aplicar la planificación estratégica porque existe gran responsabilidad en ejecutar las actividades de autogestión para beneficio de la UNELLEZ, donde la comunidad universitaria unellecista lleve a cabo actividades para motivar la integración comunidad-Universidad, aportando recursos económicos y materiales que aseguren mejorar la calidad de vida y el nivel de formación para impulsar el prestigio de la UNELLEZ como institución de gestión de saberes y como institución que coadyuva al Gobierno regional local en la materialización de las estrategias y objetivos nacionales del Plan de la Patria 2019-2025.

Hoy estamos ante una Universidad que necesita remasterizar sus valores y sus contenidos curriculares en las carreras profesionales ofertadas en pre y postgrado, pero también estamos frente a una Universidad que cultiva cuadros políticos de una generación que dio mucho por la Universidad pero que no se ha querido integrar a los nuevos principios de concepción de la investigación y del trabajo de vinculación socio-comunitario (entiéndase extensión). No han terminado de entender que no queremos una Universidad en cuatro paredes, sino una Universidad como la planteó Paulo Freire, abierta, liberadora, de concepción universal y práctica; invadida del frescor del lenguaje del pueblo y de la creatividad de los que de amanecer a anochecer trabajan la tierra y los frutos de la tierra para su prójimo y semejantes, persiguiendo siempre servir y nunca que le sirvan.

*[email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba