OpiniónOpinión Nacional

La Verdad y la Mentira

¿Cuántas noticias falsas nos llegan tantas veces?.  ¿Cuánta información que nos confunde, que alimenta nuestros miedos, que puede hacer que tomemos decisiones equivocadas?.  Estamos rodeados de mentiras.

«Cuenta la leyenda, que un día la verdad y la mentira se cruzaron.
-Buen día. Dijo la mentira.
-Buenos días. Contestó la verdad.
-Hermoso día. Dijo la mentira.
Entonces la verdad se asomó para ver si era cierto. Lo era.
-Hermoso día. Dijo entonces la verdad.
-Aún mas hermoso está el lago. Dijo la mentira.
Entonces la verdad miró hacia el lago y vio que la mentira decía la verdad y asintió.
Corrió la mentira hacia el agua y dijo… -El agua está aun mas hermosa. Nademos.
La verdad tocó el agua con sus dedos y realmente estaba hermosa y confió en la mentira.
Ambas se sacaron las ropas y nadaron tranquilas.
Un rato después salió la mentira, se vistió con las ropas de la verdad y se fue.
La verdad, incapaz de vestirse con las ropas de la mentira comenzó a caminar sin ropas y todos se horrorizaban al verla.
Es así como aun hoy en día la gente prefiere aceptar la mentira disfrazada de verdad y no la verdad al desnudo. «Algún día la verdad saldrá del pozo para fustigar a los mentirosos.”           

Sabiendo que la mentira reina, debemos aprender a distinguirla.  Debemos aprender a analizar las circunstancias para determinar si lo que vemos y oímos es realmente cierto. Debemos aprender a mirar más allá del disfraz, movimientos, voz, actitudes, para determinar cuándo estamos enfrente de una oveja y cuándo tenemos enfrente a un lobo.  La mentira se disfraza de verdad pero sigue siendo mentira.

Acostumbrémonos a confirmar la información que recibimos antes de difundirla o compartirla como cierta.  Acostumbrémonos a analizar las circunstancias y a decidir conforme a nuestro propio criterio, habiendo escuchado a todas las partes interesadas, sin prejuzgar y sin caer en provocaciones.

La mentira ha estado en el mundo desde siempre y sabe engañar, sabe confundir y sabe crear conflictos innecesarios.  Es una experta en tirar la piedra y esconder la mano.  Es una experta en hacer que otros asuman su responsabilidad.

Es el deber de todos nosotros analizar, escudriñar y señalar, como cuando el niño en el cuento del vestido del emperador hizo que todos los adultos reconocieran que el emperador estaba desnudo.

¡Vivamos cada día como si fuera el último!

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Si. Verdad y mentira llevan milenios echándose un pulso, y sin cuartel. Ahora parece que ayudar a la verdad se está poniendo difícil debido a la cantidad de información que nos llega de tantos canales. Solución?. Cuanto más formados estemos, cuanto mayor sea el nivel cultural , humano y profesional de las gentes, tanto mejor podremos ayudar a la verdad. Pero la batalla será dura porque la mentira en es una poderosa arma acoraza, con múltiples y poderosos recursos. Quizá sea la férrea y honesta voluntad de desarmarla lo que consiga inclinar algo la balanza a favor de la verdad, que aceptémoslo, no siempre es bienvenida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar