OpiniónOpinión Nacional

La Verdad y sólo la Verdad nos hará libres

En nuestro anterior artículo “La Hora de la Verdad” nos referimos a la importancia de este valor supremo para orientar a toda causa -por la real liberación de un pueblo y la normativa que este adopte como forma de gobierno. Y recalcamos además de se trata de la Verdad absoluta u universal; la cual se sobrepone a las solas “leyes humanas”. Teniendo la misma como su fuente al Orden Natural o de Dios -reverenciado en todos los grandes credos o espirituales o religiosos del mundo.

..Por eso es que todas las sabias Constituciones del mundo lo han sido en la medida en que se han remitido a lo anterior y no se han quedado en meras leyes humanas –las cuales a veces han sido justas y acertadas y a veces no –según los valores o ambiciones políticas que las hayan impulsado. Por eso es que a ninguna Constitución Nacional por si misma se  le puede poner en un altar, como infalible guía. Pero a la Verdad del Orden Natural o de Dios, si ! Lo anterior también vale para muy manidos conceptos hoy como “la democracia”, ó “la soberanía”: Serán buenos, confiables  o reales, en tanto se basen en la moral del Orden Natural o de Dios.

Hoy en el caso venezolano se ha puesto muy en boga rebelarse contra el actual díscolo y desbocado intento de tiranía; invocando a “la desobediencia cívica” u “objeción de conciencia” –típicas banderas de grandes liberadores como Gandhi, Mandela, Luther King y Romero. Éstos de hecho lo hicieron en contra de sistemas de leyes o“constituciones nacionales”flagrantemente opresores o injustos. En nuestro caso, lo anterior es una motivación menos apremiante, por contar con una Constitución Nacional que –sin ser inmaculada, como dijimos en al anterior artículo- felizmente no sólo consagra en su texto a la legitimidad de invocar “la desobediencia cívica” para cuando haga falta -a través de excepcionales  artículos como el 350 y el 333- sino que también postula en dicho texto la preponderancia -en no otro que su artículo 1- del tema moral como la suprema guía, y fundando a éste de la doctrina de Simón Bolívar –la cual a su vez devotamente se basó en la guía de lo cristiano a tal fin, incluso siempre con el recurso de desobediencia cívica por delante ante todo atropello a la moral pública. El referido artículo 1 reza así: “La República Bolivariana de Venezuela..fundamenta su patrimonio moral,  y sus valores de libertad, igualdad justicia y paz, en la doctrina de Simón Bolívar,  el Libertador” .

Y ¿ qué cosas nos dejó dicha doctrina a los efectos de todas las consideraciones anteriores y de los retos de nuestra actual crítica situación ? ..Pues conceptos tan luminosos y relevantes como los siguientes, que hoy convendría tener muy en cuenta –además de todo lo bueno que se pueda defender del actual texto Constitucional -tan irrespetado y amenazado hoy por las delirantes horcas caudinas  oficialistas:

En cuanto al diagnóstico:

-“..Mientras que seamos viciosos no podremos ser libres, désele al estado la forma que se quiera”

-“La destrucción de la moral pública causa muy pronto la disolución del estado”

-“Sin la conciencia de la religión la moral carece de base”

-“Ya es un principio recibido de la política que tan tirano es el gobierno democrático absoluto como un déspota”

-“Ciertamente el oro y la plata son objetos preciosos; pero la existencia de la república y la vida de los ciudadanos son mas preciosas aún”

En cuanto al qué hacer:

-“El desarrollo moral del hombre es la primera intención del Legislador”

-“Son ciudadanos virtuosos, mas que leyes, los que hacen las repúblicas”

-“La patria, mi amigo, exige cada día nuevos sacrificios, y es necesario darle hasta el último aliento de la Vida”

-“La mas sublime política, la sana moral y la seguridad de Colombia, aconsejan dar a la religión como a sus Ministros la mas grande influencia en los asuntos públicos de la República”  

-Siempre es grande, siempre es noble, siempre es justo conspirar contra una tiranía, contra la usurpación, y contra una guerra desoladora e inicua. El hombre de honor no tiene mas Patria  que aquella en que se protegen los derechos de los ciudadanos, y se respeta el carácter sagrado de la humanidad: La nuestra es la madre de todos los hombres libres y justos, sin distinción de origen y condición”.

….Mas claro no canta un gallo !!

En tiempos en que se ha levantado contra la actual desbocada desolación tiránica todo un pueblo, multi-clase social (como pintado en nuestro glorioso Himno Nacional) -incluso a punta de inmolarse en sacrificios por salvar a la patria –como pidió Bolívar (sin detenerse mas en los humillantes chantajes de ilusos bozales de arepa);  en tiempos en que los representantes de nuevas generaciones -esperanza de futuro- tanto del lado del pueblo como de la Asamblea Nacional, se han entregado heroicamente a la vanguardia de la lucha; en tiempos en que nuevos medios de comunicación o de periodismo ciudadano han tomado gallardamente los puestos desertados por la vil prensa oficialista o la acorralada o vergonzosamente auto-castrada tradicional prensa privada, a fin de que se conozca la verdad;  en tiempos en que se ha hecho notorio que del “canto de sirena” rentismo depredador populista o demagógico, en base a hegemónicos recursos como los hidrocarburos o los mineros, no ha quedado nada muy bueno ni en lo político, ni en lo social, ni en lo  económico ni en lo  ambiental para el país; en tiempos en que ha cundido la conciencia de que la clave de la lucha no es meramente ni legal, ni política ni electoral, sino ética-moral;  en tiempos en que una valiente Fiscal de La República ha roto pasadas filas con el oficialismo –y con ella una creciente legión de disidentes políticos de dichas filas y de las propias fuerza armadas- a fin de reivindicar la atropellada moral republicana y restearse por la salvación de la Patria en grave peligro (curiosamente. al tiempo en que los EUU un proceso similar parece estar en curso ante el propio tremedal que allá tienen)….tal como lo pidió Bolívar, tomando fuerza del Ente Supremo y la Moral Superior; y en tiempos en que los ojos del mundo todo se han  posado expectantes y acompañantes sobre nuestro atribulado y luchador país; decimos entonces que: Hay esperanza para una nueva Patria !…La cual, como en los tiempos de los próceres, pueda volver a ser luz y esperanza no sólo para si, sino para todo el mundo !  Amen. Así sea !

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba