OpiniónOpinión Nacional

Las danzas de la crisis

La crisis, en sus diversas vertientes, que vive Venezuela, ha llegado a una situación límite, sin que se avizore, por parte del régimen dictatorial, ningún propósito de rectificación. Sube el telón y sus danzas aparecen en el escenario.

Primera danza. La crisis económica se acentúa con las sanciones financieras de Estados Unidos, que reeditan las que semanas atrás había aplicado, sin “odio imperial”, el  Credit Suisse Group, susceptibles de ser seguidas por la Unión Europea si acoge la solicitud de “medidas contra el régimen antidemocrático de Maduro en Venezuela”, que acaba de hacer el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani. Agréguese que la calificadora de deuda Moody’s ha reportado que el impacto crediticio del riesgo de las sanciones “está conduciendo a una muy alta probabilidad de incumplimiento por parte del (Estado) soberano y de la empresa estatal petrolera PDVSA” al vencerse  sus bonos de deuda. No olvidar que para 1998 la deuda pública total era de 31.548 millones de dólares, y ahora es superior a los 146.000 millones de dólares, a pesar de la gran bonanza petrolera.

Segunda danza. La crisis política se profundizó con la convocatoria inconstitucional de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), integrada por 545 diputados investidos como tales mediante un fraude electoral reconocido hasta por Smartmatic, la empresa que durante años ha dado soporte tecnológico al CNE. El fraude del domingo 30 de julio, con el espectáculo de mesas electorales vacías, fue un ballet con un paso á deux interpretado por dos bailarines: el CNE y el Ejecutivo. Para colmo, esa ANC, auspiciada por quienes con sus resentimientos han dividido al país, está discutiendo, sobre la tumba fresca de los más de 130 muertos en las recientes protestas populares, una “ley contra el odio, la intolerancia y la violencia” que establece penas de 10 a 15 años de prisión y que no se sabe si está legislando para sus propios integrantes. El diablo diciendo misa.

Tercera danza. La danza social se desliza sobre el piso de una educación ideologizada, de una política de salud en la que por falta de vacunaciones avanzan a paso de vencedores enfermedades como la malaria y la difteria, y que ofrece el triste trofeo, según Cáritas Internacionalis,  de un 54% de niños venezolanos con deficiencias nutricionales. El desempleo es un rey de bastos apaleando a la clase media y la clase obrera, mientras la inseguridad embosca a diario a todos los venezolanos.

Otras danzas. No me queda espacio para hablar de otras danzas, algunas de ellas ejecutadas con pies que llevan bota militar.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba