OpiniónOpinión Nacional

Las prioridades pendientes de la Asamblea Nacional

Los avances en los medios de transporte y de comunicación alcanzados en el siglo 20 produjeron la inevitable Globalización, dado el abaratamiento de los precios de pasajes para viajar por vía terrestre, marítima y aérea, y para adquirir radios, teléfonos, computadoras, laptops, tabletas, y para enviar y recibir mensajes desde y hacia casi cualquier punto del planeta, sean escritos, orales, fotos o videos, que se transmiten en segundos mediante satélites en órbita geoestacionaria, todo lo cual permite que la mayoría de los habitantes de la Tierra estén conectados entre sí, y tengan acceso a información en vivo y directa, a un televisor, a un computador, a un teléfono inteligente de última generación. Imágenes y sonidos a nuestro alcance para mantenernos informados de cuanto ocurre en cualquier espacio de nuestro hogar planetario, y para ponernos en contacto con nuestros seres queridos, doquiera se encuentren. Las fronteras tradicionales ya no separan a los homo sapiens, la Tecnología las supera y nos permite el privilegio de formar parte de un todo global, en las antípodas del mundo hasta hace poco más de un siglo, cuando las noticias llegaban con días, semanas o meses de demora, aunque hubieran sucedido cataclismos, y la comunicación más rápida dependía de un radiograma o telegrama. La absoluta mayoría de los habitantes del planeta apenas podía conocer en vida un espacio de pocos kilómetros cuadrados, con el caserío, pueblo o ciudad donde nació, como centro del “mundo” real que pudo experimentar en carne propia. Hoy son minoría quienes repiten ese esquema, para la mayoría es asequible la Globalización, el mundo ya no es un misterio, ahora tiene fronteras flexibles.

Pero esas facilidades para difundir las informaciones también pueden ser utilizadas por quienes buscan adulterar las verdades que les son inconvenientes. Individuos, organizaciones, regímenes, con suficiente poder y dinero, intervienen en las opciones que ofrece la Internet  (Facebook, Twiter, Instagram, Medios digitales, Portales, Blogs, etc) con fakenews, noticias falsas que distorsionan la Realidad, para desviar la atención respecto de los primordiales problemas, negar las responsabilidades en graves asuntos (algunos son crímenes de lesa humanidad, que no prescriben), confundir a la Opinión Pública, y hacer quedar mal a quienes reenvían los mensajes cuya adulteración es muy evidente y denunciada de inmediato. A fin de contrarrestar los negativos efectos de esa porción de la información que incumple los requisitos para ser absolutamente veraz, es imprescindible que un ente confiable e importante asuma la tarea de revisar, difundir y actualizar la información esencial, que excluya las fakenews y garantice que la Verdad prevalezca, para fortalecer las posiciones de los genuinos demócratas. En la Venezuela actual, ese ente idóneo es el Poder Legislativo legítimamente electo en diciembre del 2015, asumiendo esta tarea sus 112 diputados opositores  compensarían por los magros resultados de su gestión desde enero del 2016 hasta hoy, tarea en la que pueden colaborar las Universidades de prestigio, para compartir el trabajo y aumentar la precisión y credibilidad de los resultados.

Prioridades; 1. Reiterar al mundo entero la absoluta ilegitimidad de la anc, convocada violando la Constitución (que asigna al Pueblo la potestad de convocar a una Asamblea Constituyente),  derivada de la arbitraria iniciativa del poder Ejecutivo (Maduro, con la complicidad del CNE), mediante un proceso electoral en que participaron exclusivamente militantes del PSUV, que son una obvia minoría respecto de la totalidad de los venezolanos inscritos en el REP, habiendo cometido un vulgar Fraude (única forma de mostrar una cantidad de “votos” que fuese superior al porcentaje del REP que es requisito constitucional, y superior a la votación obtenida por la Consulta Popular realizada por la Oposición el 15 de julio del 2017), todo lo cual permite definir como prostituyente a esa  anc, una simple dependencia del Partido que usurpa el poder en Venezuela, cuyas decisiones no tienen legalidad, son nulas,  írritas, por proceder de un proceso interno partidista. Importante reiterar que esa anc no es un suprapoder, ni sus arbitrarias e ilegítimas decisiones tienen validez. No sirven de respaldo a los compromisos que adquiera el indocumentado, sean de carácter financiero (solicitud de préstamos, dar parte accionaria de empresas del Estado como aval para recibir créditos, hipotecar a la Nación ofreciendo pagos a futuro, con petróleo, oro, cóltan, etc), o de presunta asociación para explotar yacimientos, producir rubros agrícolas o industriales. Ningún compromiso del Ejecutivo con entidades foráneas, tiene validez si no ha sido discutido y aprobado por el único legítimo Poder Legislativo de Venezuela, la AN electa en diciembre del 2015. Similar posición de denuncia debe producir la AN respecto del “carnet de la patria”, un vulgar mecanismo de chantaje en favor del PSUV, iniciado el 29-12-2016, emparentado en su implementación y fines con la carnetización de Mussolini en la Italia fascista, y la carnetización que le impuso Hitler a la población judía en la Alemania Nazi. Denunciar la ilegitimidad de la asamblea prostituyente y del carnet de la patria, tareas ineludibles de la AN.

  1. La AN tiene la facultad y el deber de investigar a fondo todo lo concerniente a la Economía venezolana, para contrarrestar las Fake news, la información incompleta o totalmente falsa, que circula por las redes y los medios -tradicionales y digitales-, a menudo deliberadamente tergiversada por organismos del oficialismo y grupos  de apoyo a la dictadura, para confundir a la Opinión Pública, sembrando ambigüedades, medias verdades, falacias, para ocultar las verdades que conforman la Realidad, dificultando la capacidad de la Oposición para generar respuestas idóneas y proponer soluciones viables, lo cual aumenta el caos y beneficia al régimen. La AN debe recabar las informaciones que indiquen los parámetros que imperaban en cada una de las empresas que ya eran administradas por el Estado cuando comenzó esta pesadilla castrochavista, o han sido incorporadas a la jurisdicción pública mediante arbitrarias expropiaciones, y las diversas formas de ocupación violenta e injustificada que ha utilizado el sucialismodelsiglo21 para poner a su cargo 4 millones de hectáreas de tierras agropecuarias productivas, y  cientos de empresas industriales y de servicios, aumento del patrimonio estadal que no refleja un incremento, ni siquiera el mantenimiento, de las cifras de productividad y producción previas a las violentas y prepotentes intervenciones del régimen desde 1999.

La AN puede investigar en las fuentes; A. Documentación oficial que debe reposar en despachos de Ministerios, Gobernaciones, Alcaldías, responsables por las tomas de empresas y tierras. B. Data particular de esas fincas y empresas, solicitada a sus propietarios, víctimas de las arbitrarias expropiaciones-ocupaciones. C. Toda denuncia formal que permita agregar información válida y útil a los efectos de este DEV -Diagnóstico de la Economía Venezolana- y los drásticos cambios impuestos por el régimen -al margen de la Constitución- que desembocaron en la destrucción de una importante porción del aparato productivo, la creciente escasez, y la preocupante dependencia de importaciones (con sus negociados turbios en paralelo), todo lo cual ha de ser debidamente cuantificado con la información acumulada en la investigación.

Es menester contrastar las cifras del ANTES y DESPUÉS, en Nómina -cuantitativa y cualitativamente- (empleos directos e indirectos, cantidad y niveles de preparación del personal agregado por el régimen), Productividad, Producción, Capacidad instalada/Capacidad utilizada, Control de Calidad, Sueldos y Salarios, Costos de producción, Acceso a materias primas, Infraestructura y equipos, esquema de distribución (escala local, regional, nacional), condiciones previas y actuales de cada finca o empresa administrada por el Estado, etc. Es evidente que utilizaron las falsas expropiaciones como mecanismo patriotero (“Ahora PDVSA es de todos”) y proselitista (para “enchufar” a sus seguidores, multiplicando las Nóminas a la par de reducir la productividad y la producción), pero eso debe ser investigado y cuantificado al detalle, hasta generar una información completa y confiable, que desnude el engaño oficial, y evidencie las responsabilidades en la “guerra económica” con la cual se excusa la dictadura.

Según Transparencia Venezuela “el régimen tiene más de 505 empresas, 353 de ellas -el 70%-,  fueron creadas por Hugo Chávez alegando que no producían suficiente o los trabajadores tenían que ser sus dueños para enfrentar el capitalismo salvaje. Dos cubanos, ex lugartenientes del Ché Guevara, hacen de caporales: Ramiro Valdés y Orlando Borrego” en la ¿gerencia? de nuestra maltrecha economía, junto a ñángaras criollos, lacayos del castrismo.

Resaltan en la lista de empresas productivas intervenidas y perjudicadas desde 1999; Cuatro mil hectáreas de tierras agropecuarias, que incluyen los hatos La Vergareña, La Marqueseña, El Frío. Industrias y empresas de servicio; Sidetur, Ferroven, Cementos Guayana y Cemex, Cerámicas Carabobo, Matesi, Consigua, Orinoco Iron, Venprecar, la cadena de Hoteles Venetur,  Agropatria, Conferrys, Cantv, Edelca, Electricidad de Caracas, Cadafe hoy Corpoelec, Sidor, Banco de Venezuela, Hilton. Café Madrid, Fama de América, El Peñón, Aceite Diana, Lácteos Los Andes, Procesadoras de harina de maíz, Centrales azucareros, Abastos Bicentenario (Éxito) PDVAL, MERCAL, Agropatria (Agroisleña). Deben ser evaluadas a fondo;   PDVSA, CITGO, Líneas aéreas, DIANCA. ALBA, Misión Vivienda, 15 motores, El IVSS y las pensiones asignadas a quienes no llenan los requisitos, compromisos con China, Rusia, Irán, Industrias básicas de Guayana, Arco Minero, CAMIMPEG (daños ecológicos). Monto de las deudas (externa, interna, con cada potencia), cuantificar y ubicar las reservas de la nación en oro y divisas, condición real de la criptodivisa “Petro”, que buscan imponer a todas las transacciones. SAIME: Proporción de cédulas y pasaportes asignados a extranjeros irregulares. Nacionalidad de Maduro (ahora con Duque en la presidencia, ya las FARC y Santos no pueden seguir con el celestinaje en ese tema).

Corresponde a la mayoría calificada de la única y legítima Asamblea Nacional asumir este reto de elaborar un Boletín, que puede ser bimestral, con la data esencial sobre Venezuela, para que sea útil a todos aquellos que luchan por recuperar a Venezuela, su democracia y futuro.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar