OpiniónOpinión Nacional

López Obrador y Bolsonaro, Vidas Paralelas

Carlos Armando Figueredo

Manuel López Obrador es el presidente de México y todo parece indicar que Jair Bolsonaro será el próximo presidente de Brasil. Estos dos personajes tienen pensamientos políticos diametralmente opuestos. Algunos dicen que el primero es de izquierda radical y el segundo de extrema derecha. Sin embargo, analizando las opiniones que han expresado hasta ahora, uno puede pensar que al asumir la presidencia ambos actuarían de modo muy distinto al de los radicales de izquierda y de derecha.

Me viene a la mente lo que escribió Plutarco en sus famosas Vidas Paralelas. En sus biografías sobre ilustres griegos y romanos, dentro de las disimilitudes entre sus pensamientos y actuaciones hallaba coincidencias.

Al igual que Plutarco cuando oponía un personaje griego a otro romano, nos atrevemos, con osadía, a oponer a López Obrador y Bolsonaro. El presidente mexicano, cuando se postuló a la presidencia de su país, atemorizó a muchos mexicanos que pensaban que iba hacer de México una nueva Venezuela. Las declaraciones y actuaciones suyas han disipado esos temores: entre otras cosas ha manifestado que quiere fortalecer las relaciones entre México y los Estados Unidos, que no quiere acabar con todo lo del pasado pero sí con la corrupción, tan grave, en los gobiernos anteriores. Por su lado, el capitán Jair Bolsonaro, conocido por sus puntos de vista en cuanto a la dictadura militar, su homofobia, su desprecio a los organismos internacionales –llegó incluso a decir que iba a pedir el retiro e Brasil de las Naciones Unidas–, una vez que, por la ventaja que obtuvo en la primera vuelta de las elecciones, ya se veía como presidente tras la segunda vuelta, hizo marcha atrás: reconoció que no todo había sido malo en los gobiernos de Temer y los anteriores. Se comprometió a eliminar la reelección presidencial, a que seguiría tomando en cuenta las ideas económicas y financieras de Paulo Guedes, el reconocido economista de la Universidad de Chicago, quien sería su Ministro de Hacienda.

Manuel López Obrador no ha manifestado acabar con el apoyo del gobierno mexicano a la restauración de la democracia en Venezuela, ni pedir tal como en España, lo pide Rodríguez Zapatero, el levantamiento de las sanciones a funcionarios venezolanos, corruptos y violadores de derechos humanos. Bolsonaro por su parte, es más radical en cuanto al apoyo al retorno de la democracia en Venezuela, llegando incluso a afirmar que su gobierno se adheriría a la denuncia formulada por Jefes de Estado y de gobierno, en contra de Maduro, por crímenes de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional.

Ambos serán presidentes con legitimidad de origen y es de esperar que lleguen a tenerla de ejercicio si es que cumplen con todo lo positivo que prometieron. Con ellos se distanciarían de Trump, cuya legitimidad de ejercicio se ve comprometida  por el cumplimiento de todo lo malo y negativo que propuso.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba