OpiniónOpinión Nacional

Los propios tiros en el pie

Platanote contra Bozzone. En su afán de tratar de ponerse en la buena con los militares, no se le ocurrió al usurpador sino desempolvar una caricatura que dibujó Bozzone hace cinco años—un caricaturista a quien uno no sabe qué admirarle más, si su nítido trazo o su pungente mordacidad.  El dibujo, dividido en dos paneles, presenta en el de la izquierda, titulado “Sueldo de médicos”, a uno de estos, con cara de enfado, sosteniendo una bolsita de bolívares; en el del lado derecho, rotulado “Sueldo de militares”, muestra a un obeso general —todos muestran adiposidades; ¡claro, son de los pocos que comen completo aquí!— sentado sobre un inmenso saco de dólares.

Al nortesantandereano, que buscaba alienar más a los uniformados y ganarse un aplauso barato de la galería, nada le pareció mejor que arremeter contra El Carabobeño y su dibujante. Catalogó a los dueños como unos bandidos y al diario como un engendro de“la oligarquía rancia de Valencia”.Y no logró su objetivo sino meterse un plomazo en los metatarsianos.  Ya la caricatura estaba relegada al olvido por el tiempo transcurrido desde su publicación, y hete aquí que el bojotudo usurpador la revive y la hace viral.  Todo el mundo la vio y recordó la inequidad por la cual, un médico con dos especialidades devenga un sueldo parecido al gozado por un sargento. Eso, en un tiempo en el que el personal sanitario está vocalizando mucho sus reclamos —no solo por mejores sueldos, sino por el equipamiento de los hospitales y el abastecimiento de medicinas y otros insumos salutíferos.

Acabar con los restaurantes. A un mente-de-pollo rojo —y para más colmo dizque director de una escuela— no se le ocurrió una mejor idea para acabar con el hambre que castiga a las masas en Venezuela, que eliminar los restaurantes.  Porque, así, no habría las personas que hurgaran en los tachos de desperdiciode esos establecimientos en busca de comida.  Y añadió que la“desigualdá (así pronunció) es la que genera la pobreza”.  Para este cantamañanas, no es que la pobreza origine desigualdades, sino todo lo contrario.  Él cree, seguramente, que el sol sale porque los gallos cantan.  Los dirigentes rojos, ignaros todos —desde el bisonte ocañero hasta las que se benefician negociando conlos CLAP—, tratan de desdibujar la realidad, de hacer ver que estamos en el mejor de los mundos, que no falta nada en las alacenas ni en las neveras.  Ni en las farmacias, ni en las ventas de repuestos, ni en negocio alguno.  Son modernos Pangloss, pero solo de la boca para afuera.  Por dentro, todos se saben incapaces, que fracasaron en la construcción de su utopía socialista.  Pero no dan su brazo a torcer; unos, porque les apena reconocer su ineptitud; otros, porque implicaría dejar la teta de la cual se han más que nutrido en estos largos veinte años; y otros, los menos, porque siguen creyendo en la ideología comunista y porque el partido está por encima de verdades y realidades.  Total que,a todas estas, el ahora “famoso” dirigente que quisiera poder olvidar la entrevista, ya debe tener una semana poniéndose mercurocromo en el hueco que dejo el balazo en el astrágalo…

Bednal, la Fosforito y los presos en el puente.No se le ocurrió al “protector del Táchira, en su muy particular épicade negar el ingreso de los auxilios que venían de Colombia, sino pedirle a su compinche Iris que le prestara unos presos de la cárcel de Santa Ana para colaborar en ese cometido.  Y esta se llevó a una treintena de ellos para secundaran a Bednal en su hazaña. Adiestraditos, estrenando uniforme amarillo, se presentaron en Tienditas y hasta demostraciones de orden cerrado hicieron.  ¿Qué se logró con eso?  Solo conseguir la repulsa de la gente seria y decente que abunda en Venezuela.  Porque no es concebible, en una mente sana, ordenada, que se haga depender la incolumidad del país en unos malandrines que de ciudadanos tienen muy poco.

Todos vaticinábamos que, cuando les dieran los fusiles, iban a salir corriendo con ellos para el lado colombiano, unos para venderlos y otros para engrosar bandas criminales como Los Rastrojos o Los Urabeños; o al ELN, todos son la misma cosa.  Menos mal que no los dotaron de esas armas largas; aunque sí de granadas incendiarias para quemar los camiones.  Y después Bednal se asombra de que haya guardias, soldados y policías huyendo a pedir refugio en Colombia.  ¡Pero, claro!  Es que, en esa decisión comanditaria con la Fosforito, lo que hizo fue equiparar a esos servidores públicos con los delincuentes.  Porque a ambos les habían encomendado la misma misión…  ¡Tremendo pepazo entre las falanges proximales!

Padrino y Rubio.  El MinPoPoDef juraba que le había quedado muy bueno el tuit en que informaba que había ordenado pasar “al Departamento del Tesoro de los EE.UU. la nómina completa de los oficiales generales y almirantes de la FAN…” para facilitarles la tarea de sancionar “a los revolucionarios defensores de la Constitución”.  Antes de seguir narrando, hago una digresión: Reconozco que el mataburros dice que “nómina”, en su primera acepción, es una “lista de nombres de personas”.  Pero Padrino es alguien que lleva demasiado tiempo usando uniforme; por tanto, debiera haber empleado un término más castrense. “Escalafón”, por ejemplo.  Ahora sí, retomo.  Pues él juraba que el tuit le había quedado de perlas, y llega el senador por la Florida y le zampa tremendo derechazo; le recomendó que no olvidara meter en esa lista a la girlfriend a quien le compró una haciendaen Costa Rica con el dinero que, presumiblemente, recibió como pago de “drugtraffickers”; así, en plural, para hundir más el cuchillo.  Cinco años de academia, más treinta y tres de servicio, más dos que le prorrogó Platanote; total: cuarenta años usando armas.  ¡Y se le va un tiro!  Menos mal que los médicos cubanos que lo cuidan por órdenes de Raúl son de los de verdad-verdad; no como los ampolleteros glorificados que están en los CDI.  Porque, si no, se le hubiera infectado la extremidad, y la metatarsalgia no lo dejara dormir.  Claro que las amenazas de Bolton tampoco…

[email protected]

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba