OpiniónOpinión Nacional

Margarita, una isla ocupada

Este 13 de septiembre se abrirá en la isla de Margarita la cumbre del Movimiento de los Países no Alineados. Esa reunión, como muchas de las anteriores, no conduce a nada que contribuya a una mejor vida para los habitantes del planeta. El movimiento de países no alineados se constituyó en plena guerra fría para juntar a los países que no estaban con los Estados Unidos ni con la Unión Soviética. Muchos de esos países, por razones de “Real Politik”, a veces se alineaban circunstancialmente con una de las dos potencias. Hugo Chávez, cuando quiso constituir a Venezuela en adalid de los “no alineados” en el fondo estaba alineado con la extrema izquierda internacional en contra de los Estados Unidos. Es por ello que logró, con múltiples y onerosos esfuerzos, que los países del grupo acordaran que se reunirían en Margarita en septiembre de 2016.

Nicolás Maduro, que carece del carisma y las habilidades de Hugo Chávez, pretende aprovecharse de la cumbre que se iniciará hoy, para darle un poco de aire al desinflado globo de su popularidad. Lo que digan Hugo y sus delegados en Margarita serán palabras dirigidas a los oídos sordos de las delegaciones internacionales, para quienes Venezuela no significa nada, salvo para países como Cuba, Nicaragua y Bolivia que pretenden seguir chupando de las tetas del chavismo que ya se están secando aceleradamente.

Para desgracia de Venezuela, el  montaje de Maduro en Margarita, significa la erogación de millones de dólares que se necesitarían para paliar la hambruna y la pésima salud que padecen los venezolanos; digo paliar y no acabar ya que no se acaban sino con un cambio de gobierno.

Ante el temor al rechazo de la gran mayoría de los margariteños a la reunión y al gobierno totalitario de Maduro, éste último ya manifestado recientemente en los sucesos de Villa Rosa, el gobierno de Maduro ha decidido ocupar las ciudades de Nueva Esparta, tal como lo hicieron los nazis en las ciudades europeas. Se han enviado miles de soldados supuestamente para proteger a los delgados extranjeros pero, en el fondo para impedir que los margariteños manifiesten su descontento. Por decreto del ministro  perseguido por la justicia americana, general Reverol, se han prohibido los vuelos de aeronaves privadas y la navegación de lanchas. Entrar a Margarita y salir de elle, se hace extremadamente difícil para los venezolanos y los turistas extranjeros. Margarita se ha convertido en una isla cuyas ciudades están ocupadas tal como lo fueron Varsovia, Ámsterdam, París  y otras por los nazis durante la segunda guerra.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba