OpiniónOpinión Nacional

Mensaje de Navidad y Año Nuevo 2018

El Año 2017 lo recordaremos como uno de los peores años de nuestras vidas. Si no hacemos lo que hay que hacer, el 2018 puede inclusive ser peor.

El destino de las naciones siempre está en las manos del pueblo. Venezuela, como nación y como pueblo no es distinto.

El pueblo venezolano ha logrado en su historia alcanzar victorias importantes, muchas de ellas en la segunda mitad del Siglo XX.

En esos años, los venezolanos logramos altos niveles de vida. La educación, la salud, la economía, el manejo de los recursos petroleros, el establecimiento de un sistema democrático, el desarrollo industrial, entre otros logros.

Sin embargo, no supimos resolver los problemas que trae el crecimiento económico. Nos llenamos de problemas que no atendimos, y eso nos trajo a la coyuntura actual con una gran crisis económica, social y política.

Juntos, los venezolanos que vivimos en Venezuela y los venezolanos que vivimos en otros países, lo podremos hacer todo.

Debemos ver el 2018 como el año de las grandes oportunidades. Tenemos la responsabilidad, todos los venezolanos, de restaurar nuestro estilo de vida.

La tarea no es fácil. Muchos se preguntarán cómo vamos a hacer eso.

En primer lugar, cada uno de nosotros debe hacer con mayor empeño lo que sabe hacer, y hacerlo bien. Ser maestro, médico, profesor, empleado del comercio, obrero, y de cualquier otra ocupación, debemos desempeñar nuestras labores con esmero, dedicación, eficiencia y efectividad.

En segundo lugar, cada uno de nosotros debe ser un multiplicador de las ideas del cambio que el país necesita que sean puestas en marcha.

Cada uno de nosotros tiene un lugar en la sociedad donde puede destacarse como líder. Hay que ser líderes, y para ello debemos encontrar ese lugar.

Generalmente pensamos en grande el tema del liderazgo. Pero no es así.

Una ama de casa es una líder de su hogar, donde inspira a su familia. Un trabajador, por más humilde que sea, puede ser un líder en su trabajo o en su comunidad. Así quien asista a su Iglesia, o a su club deportivo. A mayor nivel en su trabajo, mayor es su responsabilidad y llamado a ser un líder.

El otro tema envuelto es conocer cuáles son esas ideas de cambio.

A primera vista, es una tarea que resulta difícil. Pero resulta más fácil de lo que parece. Conocemos, porque lo hemos sufrido en carne propia este año 2017, lo que ahora no funciona. Esas son el germen de las ideas de cambio.

Escuela que funcionen, niños que tengan tres comidas diarias y meriendas, trabajo y oportunidades, alimentos para todos, transporte, etc. Ideas por las cuales hay que luchar y lograrlas.

En el 2018, tenemos ante nosotros un terreno fértil para las ideas de cambio. Conocemos que significa e implica “vivir mejor”. Es nuestra responsabilidad asumir el liderazgo, cada quien desde el lugar en el cual trabaja, convive y habita.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba