OpiniónOpinión Nacional

Mentir es de mala educación, peor si miente el Ministro de Educación

Declara con la más absoluta desfachatez el Ministro Héctor Rodríguez, que la Educación hoy es mejor que en la “cuarta república” (errónea definición), y uno realmente no sabe si hace esas afirmaciones por asumir en su totalidad la falacia de que antes de llegar el “socialismo del siglo 21” al poder, en Venezuela no había nada, lo cual lo retrataría como un absoluto ignorante, si sostiene ese absurdo por estar dirigido exclusivamente a los seguidores de esta mojiganga, que ya están habituados a esa dieta de fantasía con autobombo, o porque quiere participar en la obvia competencia interna que ocurre entre los dirigentes y voceros tradicionales del PSUV, a ver quién es capaz de batir récord en Mentir, Adulterar, Ocultar y Adular de modo simultáneo y sin que asome una pizca de vergüenza al declarar a los medios.

Que entre los presuntos “periodistas” de la “Hegemonía Comunicacional” también hay una competencia feroz, por demostrar cuál de ellos es capaz de mantenerse callado ante la barbaridad más intragable que exprese un entrevistado, no hacer la pregunta pertinente que se deriva de la falaz afirmación del declarante, o elaborar la mayor de las necedades disfrazada de pregunta, con la garantía de que el funcionario agradecerá que le hayan solicitado que dijera ante todas esas cámaras y micrófonos, el color del caballo blanco de Bolívar. Las tres categorías compitiendo al unísono, por el MAO, Mecate Acrítico de Oro.

¿Cómo puede ser mejor un esquema meramente instructivo e indoctrinador? Si la demagogia ya invadió las escuelas, los liceos y las universidades que estén bajo el control del régimen, y se pasa de un grado al siguiente sin demostrar que se dominan las destrezas y conocimientos que cada nivel debe imprescindiblemente exigir. La condición de Eximido, que antes era rara y la asignaban solamente a los mejores alumnos, los que alcanzaban la excelencia a lo largo del año escolar, ahora es privilegio de todos sin distinción, y eso permite que lleguen a tercero o cuarto grado de Primaria, alumnos que no saben leer y escribir correctamente.

En Secundaria ahora egresan flamantes bachilleres que no cursaron Matemática, Física ni Química, por no haber los docentes capacitados en esas materias, y hay una producción en masa de médicos que se denominan “comunitarios integrales” cuyos estudios no tienen las esenciales exigencias en el número y duración de los semestres cursados, la variedad y profundidad de las materias del Currículo, y los parámetros de aprendizaje inherentes a las actividades Prácticas, tanto con cadáveres en la familiarización con el cuerpo humano, como con pacientes reales, en los hospitales donde cuenten con la tutoría de galenos experimentados, capaces y actualizados.

En Historia también ocultan y adulteran, bajo la alfombra los crímenes de las tribus poderosas en perjuicio de las más débiles, llaman genocida a Colón, un pionero que anexó el continente americano al globo terráqueo, hasta entonces incompleto y plano. Los 40 años del 58 al 98 los reducen a nombrar y difamar a los presidentes sin reconocer los enormes avances en Política, praxis democrática, Economía, Educación e Infraestructura, tergiversan y maquillan lo que realmente ha ocurrido desde 1999, y le inventan méritos a quien jamás los tuvo.

Por otra parte, al envilecimiento de la Educación también contribuye el intenso sectarismo con el que seleccionan y contratan al personal docente. El requisito de simpatizar con el “proceso” impide que muchos profesionales capacitados presten su concurso y eleven cualitativamente los resultados de la compleja actividad educativa, mientras que oportunistas de toda laya, sin los suficientes méritos pero con sobradas agallas e inescrupulosidad, ocupan cargos de dirección, coordinación y docencia en las aulas, lo que necesariamente se traducirá en una deficiente formación académica (lo que a su vez es garantía de que serán más manejables por el Estado clientelista, que prefiere incondicionales sumisos, aunque reduzcan la calidad de los egresados, y el círculo vicioso se extiende, y magnifica sus perjudiciales consecuencias, para el futuro del país). Sofocar a las Universidades tradicionales con presupuestos deficitarios para nada contribuye a mantener la calidad académica que con mucho esfuerzo lograron.

Es un militante del falso socialismo que ocupa la cartera de Educación sin los méritos mínimos que debe ostentar un Ministro. Ya lo fue de Deportes, y por lo visto no se requiere de buena formación de tercer y cuarto nivel para ser parte del gabinete ministerial, basta mostrar el carnet partidista y la disposición a instalarse en cualquier posición. Algo así como el Ché Guevara de presidente del Banco Central de Cuba, un ignorante circunferencial en asuntos económicos, pero responsable por la ejecución de cientos de seres humanos, la mayoría luego de juicios sumarísimos, cuya sentencia él había redactado el día anterior. Su arbitrariedad y el exceso de odio a todo el que no compartiera sus criminales convicciones, fueron suficiente currículo para respaldar su transformación express en Banquero de Cuba, y ya sabemos cuánta fortaleza llegó a acumular el peso cubano, y la solvencia de la Economía y Finanzas castristas, que nunca han requerido de ayudas exteriores.

H.R. en su condición de Ministro de Educación, se permite incursiones en otros campos, donde también se las arregla para meter la pata sin dar explicaciones de sus intromisiones y errores en lo que no es de su incumbencia. Manifestó que “de la pobreza no se debe sacar a los más necesitados ya que podrían convertirse en escuálidos”, breve y muy torpe declaración que evidencia la mala calidad educativa y los perversos propósitos que persigue toda la gestión del régimen chavista. Y declara como si fuese Ministro de la Salud (Con AD y COPEI quien ocupaba un alto cargo de gobierno, cesaba el compromiso con las tareas partidistas), señala que hay 7.272 casos de Chikungunya en Venezuela, de lo que se deduce que deben ser muchos más, si tomamos en cuenta la propensión a negar o disminuir arbitrariamente los hechos y las cifras que sean inconvenientes a los efectos politiqueros de todos los representantes del régimen, sin excepción.

En cualquier momento pudiera declarar sobre la absoluta imposibilidad de que el Ébola aparezca en nuestro país, las ventajas para el planeta derivadas de algún avance de los camaradas que quieren imponer el Califato Islámico, la participación de Cámeron y Rajoy en la autoría intelectual del crimen de La Pastora, bajo la jefatura de Uribe, casi sicario directo (sería recomendable que acordara con Maduro lo que van a denunciar, porque ya Nicolás ha incurrido en contradicciones, le ha llevado la contraria a los resultados que arrojan las investigaciones policiales, y enredarían más ese pasticho oficial, si ambos declaran lo primero que se le ocurra a cada quien. Mientras más declaran sobre el caso Serra más evidencian la podredumbre endógena que lo conforma). Los recientes enroques ministeriales, continúan rotando a los mismos bates quebraos, ponen el asunto color de hormiga: Colectivos 1 Madurismo Cero.

Le paso un dato valioso al Ministro, para darle credibilidad a esa afirmación de que ahora la Educación es mejor que en los 40 años del puntofijismo: Publique la lista pormenorizada de los hijos de la plana mayor del régimen [civiles y militares, Ministros, Viceministros, Diputados, Gobernadores y Alcaldes, Jefes de Registros y Notarías, presidentes de bancos y empresas controladas por el Estado], que hayan estudiado y/o estudien en Escuelas, Liceos y Universidades públicas, preferiblemente bastante rojas rojitas, donde la esencia del chavismo impregne los programas y las actitudes.

Con esa lista quedaremos convencidos de las inmensas bondades y ventajas de la Educación actual, bajo la inspiración castrochavista, pues nos demostrarían que es tan alta la calidad, que ningún prócer o prócera revolucionario(a) permitiría que un vástago o vástaga suyo(a) estudiase en una Institución privada o, va de retro Satanás-Capitalista, fuera de Venezuela, donde no tendrían garantizadas la excelencia académica y la segura condición de Hombres Nuevos (y Mujeres Nuevas), que adquieren los egresados del sistema educativo que la revolución ha implementado (y que seguramente es objeto de envidias y espionaje, por parte de algunas naciones de Europa y el norte de América). Esperamos con ansias esa significativa Lista, de los hijos e hijas de los prohombres y las promujeres que nos dieron la Independencia y la Patria, que por tantos siglos y siglas habíamos anhelado los venezolanos y las venezolanas.

Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de analitica.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba